Inicio / Devocionales Cristianos / Empezar otra vez

Empezar otra vez

Devocionales Cristianos

Objetivo: Que la iglesia reflexione donde están, hacia donde están yendo respecto a la meta que Dios tiene para ella, y se resuelvan a retomar y confirmar el rumbo conforme al plan de Dios.

Título: Empezar otra vez

Lectura bíblica: Jeremías 18:1-11

Texto clave:  Cada vez que una vasija se le dañaba, volvía a hacer otra, hasta que la nueva vasija quedaba como él quería (Jeremías 18:4).

Todo proyecto cuando inicia, inicia con mucho entusiasmo y fresco y alegre compromiso, pero con el paso del tiempo, las emociones y las voluntades tiene la tendencia natural de envejecer, corromperse y extraviarse del objetivo planteado originalmente. Frente esa situación hay varias opciones que reflexionar y decisiones que tomar.

  • 1) Se puede optar por abandonar totalmente el proyecto y dar inicio con algo completamente nuevo
  • 2) Se puede iniciar desde cero el proyecto
  • 3) Se puede empezar desde donde se quedó estancado el proyecto.

Dios, por medio de su profeta Jeremías nos muestra el plan y ocupación del artesano. El alfarero tenía planeado el objetivo de confeccionar vasija,  sin embargo se descompuso en su mano. Entonces teniendo todo el poder de desbaratarlo e iniciar de nuevo con el proceso de la obra planeada, así Dios lo tiene.

Al mostrar al artesano, Dios se propone   mostrarnos la realidad de su pueblo y nos dice que:

1) Es un pueblo que se descompone, se extravía de su propósito, pierde su rumbo y su compromiso de avanzar bien en el programa del reino de los cielos.

Ante esta pérdida de visión, de rumbo, y falta de compromiso. Dios, dice: Así como el alfarero hace, ósea inicia y reinicia, ya que no está yendo con base al objetivo original. (vers. 6-7)

Ahora bien, ¿Qué cambios necesitamos hacer para apropiarnos de este nuevo inicio? ¿Qué respuesta espera Dios de su pueblo para que se  beneficie  de esta nueva oportunidad?

1) Cambio de actitud, sentimiento y decisión (verss. 8-9)

La desobediencia tiene muchas causas, y esa causas puede ser desde la mala compresión de los principios y valores del reino, hasta problemas de relaciones humanas en el quehacer de la tarea. Entonces cuando esto sucede, el creyente se desanima, se retira enojado, se queja, viene a la iglesia frustrado…

Por otro lado puede que sucumba a tentaciones y debilidades que lo debilitan e impiden a comprometerse más allá de su ejerció religioso litúrgico, entonces se enrola en un habito de venir y regresarse a su casa, sin atreverse a obedecer íntegramente a Dios. En vez de atacar el problema de fondo, tan sólo se da un calmante espiritual para aquietar a su conciencia.

2) Un análisis individual de lo que hace y como lo hace en el andar del proyecto de Dios, y resolverse a mejorar (vers. 11)

Oración:

Padre misericordioso, danos el valor para renunciar a nuestra falta de amor y gratitud para contigo, ayúdanos a asumir una obediencia mayor, una responsabilidad con mayor amor y sentido de compromiso con tu obra.

Ayúdanos a hacer las cosas con el sentido de dirección que tú te has propuesto. Gracias por darnos la oportunidad retomar el rumbo y compromiso olvidado. En Jesús, amen.

© Saúl Reyes B. Poot. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Devocionales Cristianos

Acerca Saúl Reyes B. Poot

Ministro de culto en la INPM Ebe-Ezer de la isla de Cozumel Q. Roo

Revise también

Predicas Cristianas.. La pregunta sin respuesta

Las preguntas de Pedro

Reflexiones Cristianas.. Los mismos discípulos que habían estado con Jesucristo esos tres años tenían preguntas elementales aún después de contemplar todo...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *