Inicio / Reflexiones Cristianas / La más terrible enfermedad, la famosa incredulidad

La más terrible enfermedad, la famosa incredulidad

Reflexiones Cristianas

La incredulidad:

Definición – Imposibilidad o reserva que tiene una persona para creer algo que no ve o que no está demostrado, aunque esté aceptado o consensuado por la mayoría.

¿Sabías que hasta lo increíble se puede hacer creíble? Vamos a ver; si te dijera alguien que su hija se sanó de una terrible enfermedad que ningún médico daba esperanzas, ¿qué es lo primero que viene a tu mente cuando eres incrédulo? Dirás dentro de ti: jajajajaja a otro perro con ese hueso. ¿Ves esa parte?  O posible digas: eso es puro emocionalismo, posible sea algo que nunca existió y dicen que es un milagro.

Anuncios


Bueno de eso se trata esto, ahora veamos algo. ¿Te has puesto a pensar por qué el inicio de la formación del Génesis? ¿Sabes por qué comienza así como comienza?

¿Sabes por qué comienza con un relato que solo está diciendo la manera de obrar de Dios? No se está describiendo para ver si tú lo crees o no, solo nos está explicando cómo fue todo el origen de las cosas.

¿Sabias por ejemplo que los médicos tienen grandes capacidades de poder generar empleo a partir de la gran industria del conocimiento científico y no lo usa? ¿Sabes por qué? Porque sencillamente no lo creen, saben tanto y desgraciadamente no pueden ver tanto más allá de sus narices, en muchas ocasiones por su ego, egoísmo, vanidad, y su famosa incredulidad.

Si a un médico le dicen: fíjate que tú y tus colegas son los que deben ser los dueños de los seguros de un país, capaz y le da un infarto porque no lo sabía, a pesar de tanta ciencia que tiene para poder ayudar a las personas y se mata trabajando en varios lugares, con tan pocos ingresos, que tienen un gran riesgo de perder la vida en sus múltiples desplazamientos y su bajo salario y al final ¿qué pasa? Solo hay frustración, pero se refugia en sus “yo tengo conocimiento”, lo cual en todo caso, ¿de qué serviría si es un incrédulo de cosas que están a su alrededor? Y después de eso ¿qué?

Si un médico no cree las cosas posibles junto a su grupo de colegas en las diferentes especialidades, por no sentarse a discutir su futuro, por eso el futuro debe tratar con ellos. Bueno eso a manera de ejemplo, pero sigamos.

Anuncios


Ahora, ¿de dónde nace la incredulidad?

Bueno, si recuerdan en el Génesis, aunque se que muchos no creen está parte, pero al menos léanla para verdaderamente comparar y saber eso. Todo era color de rosas, solo había algo que No debían hacer, de entre toda esa variedad de árboles había solo uno que no debían comer, ese árbol estaba allí, y nunca se esperó que ellos llegaran allí.

Pero al acercarse Eva a ese árbol, el cual era un árbol que se veía era frondoso y se les cautivó por primera vez con una palabra de mentira cosa que antes nunca habían oído, pues toda la información o mandato estaban acostumbrados que era una verdad perfecta.

Pero, ¿dónde fue el problema?

Anuncios


Bueno era una palabra contra otra a lo que ellos se enfrentaron. La palabra de la serpiente, contra la palabra de Dios. Ahora hay algo que debemos pensar. Si Dios el Creador llevó todo, e hizo todo para que ellos habitaren allí aparte que los hizo, a su imagen y semejanza, ¿por qué ellos tuvieron que creer a quien no había hecho nada por ellos?  Le creyeron a una serpiente que hablaba.

¿No creen que esto si es algo muy difícil de creer? ¿Creerle a una serpiente? Pero ella dijo que no morirían en el acto y así fue, pero no les dijo que si sería cierto que morirían eternamente, así como había dicho el diseñador de ellos.

Entonces ahora estamos en un mundo que nuestro diseñador y Creador nos dice vuelvan a mi, pero nosotros después de tanto ver lo visible, de sentirnos como somos, y poseer lo que tenemos hemos dado la espalda a Él y hemos seguido creyendo a la serpiente antigua. Se nos pide creer y este creer demanda que sea con fe ya que la incredulidad quedó impregnada en el humano después de la salida del jardín del Edén, la incredulidad es parte de esa palabra morir, moriría todo aquello maravilloso en nosotros.

Imaginen un auto de lujo que una compañía creará y lo ponen en medio de una selva, y las personas que viven en la selva y que nunca han visto una carretera para paso de un auto, y solo haya camino de herradura no podrían comprender para que fuera ese auto, ni imaginación lo que pudiera hacer.

Pero se le pide a dichas personas que si creen de todo su corazón podría haber una forma de poder usar mejor ese auto. Pero todos se negarían a creer lo que no han visto nunca: una autopista, ya que ese auto no Sabrían con exactitud qué es el propósito realmente.

Pero lo que ellos no sabrían que al creer eso que está en ese manual escrito que puede ir a 200 km por hora y que tiene un torque o adherencia a la carretera de 250 caballos de fuerza y que puede andar sobre terrenos lodosos y rocosos también ya que tampoco saben leer lo que dice en ese manual.

Ahora pongamos que alguien que sabe leer les dice: oigan !Aquí tenemos algo muy especial y no lo sabíamos y aquí dice: esto y esto y esto otro sobre ese Vehículo! Ahora los más sensatos dirán: pues habría que probar, solo debo. Creer lo que dice en ese manual. Luego de estar escuchando el Manual comienzan a hacer lo que está allí escrito por la compañía fabricante del auto, empezando primero con encender el auto con la llave y ven que es cierto que algo está pasando, pero ¿y ahora qué?

Es necesario que alguien que sepa de conducir un auto, pero de nada serviría ya que están entre arboles y de qué serviría se podría preguntar alguien. Bueno aquí está la parte importante, el hecho que no sepan ellos cómo funciona o dónde funciona mejor no significa que no funcione, pero lo más fácil sería cerrar la mente y decir que eso no sirve para nada.

Luego llega alguien al lugar y que sabe también aparte de leer, puede conducir autos y les dirá que podrían crear una calle para ese auto y poder ayudarles y poder cruzar la zona más complicada de la selva con animales muy peligrosos, pero el auto podría ayudarles y así comenzó aquel hombre que era no solo conductor sino mecánico y comenzó a capacitar a las personas y aquí se fue dando un fenómeno, que las personas comenzaron a creer en lo que se decía del vehículo y luego les enseñó a manejar a un grupo de ellos y a otros también les enseñó a reparar esos autos.

Anuncios


¿Qué vemos aquí? Vemos que la falta de información produce ceguera, pues teniendo lo que tenían enfrente solo se reían de ese auto, luego la falta de saber leer producía ignorancia sobre ese auto y esa ignorancia les llevó a incredulidad.

El leer producía en la persona una capacidad de poder asociar lo que antes no podía pasar. La incredulidad es una capacidad qué hay dentro del cerebro a nivel del lóbulo frontal que no está totalmente llena de cierta información que hace falta en dichas personas y eso solo se puede llenar con el Amor de Dios y la fe en ese Dios que salva a Jesús de Nazareth que es el amor puro y verdadero y una características de este amor es que el amor todo lo cree, es como un niño, de hecho los niños sin saber antes de tener conciencia creen todo al igual que el amor el cual es el mejor transporte para salir de esta dimensión que conocemos.

La incredulidad no es parte de lo que tiene un menor de 5 años, pues todo lo cree cuando le saben decir algo y por eso se nos pide que nos volvamos como niños, tipo una comparación y la única forma que un adulto puede llegar a entender esto es naciendo de nuevo, pero redundamos aquí también se necesita creer eso, que no solo hay algo físico de la materia que vemos, también hay algo espiritual y que no podemos ver pero que nos hacer hablar, reír cantar, eso solo proviene del ser interior.

Hablamos y hablamos en contra del Creador y él nos da hasta ese tiempo de reírnos de él, reírnos de quien nos creó, eso si es humildad de parte del creador, permitir que se burlen en su cara los incrédulos y eso es altanería de parte de los incrédulos. Hay un relato sobre esta incredulidad, esto está basado en un pasaje en Juan 20:27-29 lo siguiente:

Acerca Dr. Mauricio Loredo

Me convertí a Cristo en mi cuarto año de medicina. Decidí en ese año darle mi carrera al Señor todopoderoso. Soy otorrinolaringologo por la Gracia De Dios, y servimos con mi familia activamente en la actualidad en la iglesia Local Betania.

Revise también

Estudios Biblicos - Encontrar el verdadero camino

Yo soy el camino

Reflexiones Cristianas.. Nunca antes había una conexión directa con Dios padre, sino hasta que vino el Mesías amado y esperado Jesucristo, quien era quien...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *