Inicio / Reflexiones Cristianas / La más terrible enfermedad, la famosa incredulidad

La más terrible enfermedad, la famosa incredulidad

Luego dice a Tomás: Mete tu dedo aquí, y ve mis manos: y alarga acá tu mano, y métela en mi costado: y no seas incrédulo, sino fiel. 28 Entonces Tomás respondió, y díjole: Señor mío, y Dios mío! 29 Dícele Jesús: Porque me has visto, Tomás, creiste: bienaventurados los que no vieron y creyeron“.

Ahora veamos este otro pasaje:

Anuncios


Marcos 8:34Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame

Este pasaje es muy claro, y apela al sentir de cada persona y es una puerta abierta a todo aquel que quiere, o sea que el no está peliando contra la razón de las personas, es opcional, si desean seguirle a Él o quedarse en sus afanes en el mundo, pero también nos advierte en el verso 35 y 36 algo que deja los pelos de punta: “Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará. 36 Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?

Bueno estos versos son muy claros, pero para un incrédulo no son nada importantes, sin embargo su diseñador y Creador se lo ha dicho de antemano, no habrá excusas, pero permítanme decirles que estos incrédulos a estos pasajes o a la verdad del Creador, Señor y Salvador un día se van a arrodillar del otro lado de este mundo y pedirán clemencia y de eso estoy más que seguro porque así se declara en la palabra escrita, ahora si estos incrédulos se arrepienten de su incredulidad entonces tendrán oportunidad de poder creer.

Cuando un ser humano reconoce su mal se arrepiente de corazón, se le da la oportunidad de creer en diferentes niveles diría yo pero ya es creyente, solo que como creerle a Dios es algo que va más allá de lo humano entonces el creer es una práctica diaria, una comunión, una confianza, un estilo de vida y por eso algunas personas viven más creyentes en la palabra de Dios y eso hace que todos los que están a su alrededor sean en verdad bendecidos.

Imagínate una persona que diga que es creyente en Jesús y tiene un mal testimonio ante otros, eso dice algo muy malo de esa persona, nadie se está beneficiando de sus buenas obras para que un día crean en un Dios verdadero del cual se nos ha mandado a testificar.

Anuncios


Ahora regresamos a la incredulidad de Tomas, Jesús intencionalmente hizo que Tomas no estuviera allí en su aparecimiento a los demás discípulos, y la bíblia enfoca ese hecho de Tomas y él se negó rotundamente a creer algo como ser la resurrección de quien había sido su maestro, su Señor durante 3 años, caminando juntos y nada le había faltado, él nunca les había mentido y les había dicho que resucitaría, pero como él no estaba en el momento de la aparición entonces viene la incredulidad, la cual es parte del orgullo del hombre en su ensimismamiento, pero que quiere autojustificar su propios deseos .eso es producto de la carne, de ese aguijón que nos ha dejado el pecado, eso que la serpiente no quería que tuviéramos, una comunión perfecta con Dios.

En el principio Adan y Eva violaron ese creer en su Señor y Creador, abriendo una gran puerta al mal, por eso la serpiente fue clara al decirles las medias verdades: empezó primero lo que ellos temían ,por lo que habían oído de Dios, que morirían, y eso de morir aún no tenían ni idea que sería eso.

Ella les dijo: ciertamente No moriréis, e inmediatamente les dijo algo que los cautivó en Génesis 3:5Pues Dios sabe que el día que de él comáis, serán abiertos vuestros ojos y seréis como Dios, conociendo el bien y el mal“.

Ahora veamos jóvenes incrédulos y crédulos que están leyendo esto: aquí dijo algo muy importante: “serán abierto vuestros ojos“. Pero cuando Jesús anda en su ministerio les dice a ellos los incrédulos: ¡tienen ojos y no ven! (Marcos 8:18).

Anuncios


Vemos una vez más que la serpiente les dijo una gran falsedad torciendo todo todo lo dicho por Dios y eso se los hizo creer; actualmente las personas tienen sus ojos sanos y no ven el daño que ellos mismo se están causando, personas que se ven que tienen su sexo masculino y en su mente no aceptan ese hecho, todo eso es producto de aquello allá en el Génesis, esa desobediencia, no hubo tal apertura de ojos, fue una ceguera que vino y por eso en la actualidad hay nacimientos de personas no videntes que nos hacen poder reflexionar a los que vemos.

Las limitantes que ellos tienen en el mundo y deben dejarse guiar para poder aprender a hacer cosas, pues los que tienen los ojos en buen estado hacen las cosas en automático y no valoran el hecho de poder ver y contemplar la Gloria de Dios.

Un ciego está en tinieblas completas, Ud. puede poner luz para alumbrar en sus ojos y ni siquiera podrán ver esos destellos, Ud. puede decirle a un ciego que lo pondrá en dirección a la luz solar y ellos no pueden ver nada nada.

Eso es algo muy importante de poder tomar en cuenta, las tinieblas espirituales son las mismas, el mayor deseo de un ciego durante su vida es poder llegar a ver, pero mientras si sucediera ese milagro ellos pueden tener acceso en algunos lugares a capacitarse en lugares especiales.

Un no vidente entrenado puede llegar a realizar labores que hace un vidente, y si pones a caminar a un no vidente y un vidente frente a un lugar rocoso, y con un despeñadero y les dicen que caminen hacia adelante que todo estará bien, el que tiene ojos podrá advertir el peligro, el no vidente o ciego sin su bastón no podrá advertir el grave daño que le llevaría a la muerte.

Ahora veamos: un incrédulo y un creyente

Y ahora vemos un no vidente y un vidente, es exactamente lo mismo. Ahora ¿cuál es la diferencia?: ambos tienen la luz frente a ellos pero solo uno de ellos cree eso y puede hasta verla, el otro por no verla puede decir abiertamente que no hay tal luz frente a ellos.

Ahora veamos en el lugar donde se nos permitió ser fecundados en un lugar oscuro que se puede ver ahora por medios electrónicos pero con luz, pero de en medio de la oscuridad venía la vida, Dios hizo resplandecer luz de las Tinieblas qué hay dentro del cuerpo porque no se ve nada, si introducimos un endoscopio sin luz no veremos nada nada.

Por eso la palabra cuando nace alguien es dar a luz y ¿de donde? Pues nada más ni nada menos que de las tinieblas. Nadie podría creer eso, ahora que tenemos tecnología es más fácil comprobar el dar a luz una mujer en su parto. Sale la luz de las tinieblas, eso solo Dios.

Anuncios


Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz, es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo (2 Corintios 4:6).
Por eso es necesario nacer de nuevo salir de las tinieblas a la luz.

© Dr Mauricio Loredo. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Mensajes Cristianos

Acerca Dr. Mauricio Loredo

Me convertí a Cristo en mi cuarto año de medicina. Decidí en ese año darle mi carrera al Señor todopoderoso. Soy otorrinolaringologo por la Gracia De Dios, y servimos con mi familia activamente en la actualidad en la iglesia Local Betania.

Revise también

Estudios Biblicos - Encontrar el verdadero camino

Yo soy el camino

Reflexiones Cristianas.. Nunca antes había una conexión directa con Dios padre, sino hasta que vino el Mesías amado y esperado Jesucristo, quien era quien...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *