Inicio / Reflexiones Cristianas / La Iglesia y las instituciones Benéficas

La Iglesia y las instituciones Benéficas

Reflexiones Cristianas

Mariano, fue invitado ahora que ya tenia recursos económicos a ser parte de una institución benéfica y que debían dar una buena cantidad de dinero para ser parte y así ” ayudar ” a otros y poder salir en los diarios y revistas al donar diferente tipos de cosas y esta idea le parecía súper fabulosa, seria famoso, todos lo aplaudirian y además seria parte del grupo social más importante de la cuidad.

Mariano también fue invitado a la iglesia cercana de su colonia y donde habían paredes antiguas, piso de madera que estaba podrido y las personas que allí se congregaban irradiaban una felicidad que no lo había en aquellos círculos atractivos a Mariano.

Muchos niños descalzos y sin oportunidad de ir a la escuela por falta de los recursos más elementales y eso limitaba a esta pequeña iglesia.

Anuncios


Mariano se puso a pensar. Pero si voy a esta iglesita nadie me podrá notar lo importante que soy, nadie importante hablara conmigo, con quien podríamos hablar de nuestros proyectos y empresas por hacer, no vendrían los periodistas a sacar las noticias de última hora. Estaría totalmente en el olvido con esta gente.

Nadie sabría de las cosas que haríamos para los pobres y necesitados, pues no vendrían los medios hasta este humilde lugar, en cambio si llegarían a los lujosos hoteles o mansiones donde nos reuniríamos con estas instituciones benéficas donde sus membresía hasta en dólares podría yo dar y me codearía con grandes para que ellos sepan que yo puedo también y cuando ellos requieran mis servicios solo me buscaran a mi ,pues estoy en el grupo de ellos, mientras que allá en esa pobre iglesita no podría tener esos contactos y seria un gasto sin remuneración alguna.

Mariano estaba cruzando por un dilema: sobresalir a toda costa.

Dios le estaba tendiendo la mano para verdaderamente servir al estilo Jesucristo:

Por eso, cuando des limosna, no toques trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres. En verdad os digo que ya han recibido su recompensa“. Mateo 6:2

Anuncios


Muchas organizaciones con fines y sin fines de lucro olvidan este párrafo de la Biblia, las cuales iniciaron bien y desviaron su camino en el trayecto y muchos nos hemos contaminado pensando que estamos haciendo lo correcto aun teniendo conocimiento de esta gran verdad .

La ayuda de una u otra forma llegara a aquellos necesitados finalmente, solo que sin intereses en los cielos pues nunca fue esa la intención de algunos dadores tanto en templos como en instituciones.

Pero como dijo Jesus: los que buscan gloria ya tuvieron su recompensa que fueron los aplausos y urras en la tierra, pero no se escucho nada allá arriba en los cielos solo silencio y tristeza por aquellos vanagloriosos como Mariano

El servicio desde atrás de los bastidores sin figurar en la lista de nombres de donadores intencionales, te eleva más allá de lo que pudiste imaginar hasta en los cielos y desde arriba bajara el nombramiento por aquello que con amor y entrega hiciste superando aquello que humanamente buscamos.

Anuncios


La iglesia fue instituida por Dios, las instituciones por los hombres guiados por Dios, la iglesia no perecerá jamás.

Ayúdanos Dios a no hacer alarde de aquello que tu nos das para simplemente devolver aquello cuando tu lo pidas y sabemos que lo pides constantemente.

© Dr Mauricio Loredo. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Reflexiones Cristianas.

Acerca Dr. Mauricio Loredo

Me convertí a Cristo en mi cuarto año de medicina. Decidí en ese año darle mi carrera al Señor todopoderoso. Soy otorrinolaringologo por la Gracia De Dios, y servimos con mi familia activamente en la actualidad en la iglesia Local Betania.

Revise también

Estudio del Movimiento G-12 (Gobierno de 12)

Es malo estudiar

Reflexiones Cristianas de Central de sermones. La verdadera ignorancia no es la ausencia de conocimiento…sino el hecho de rehusarse a adquirirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *