Inicio / Reflexiones Cristianas / ¿Por qué no se maravillaban y alababan a Dios?

¿Por qué no se maravillaban y alababan a Dios?

Mensajes Cristianos

Reflexiones Cristianas.. Lectura Biblica: Lucas‬ ‭13:10-16

«Y enseñaba en una sinagoga en sábado. Y he aquí una mujer que tenía espíritu de enfermedad dieciocho años, y andaba agobiada, que en ninguna manera se podía enhestar. Y como Jesús la vió, llamóla, y díjole: Mujer, libre eres de tu enfermedad. Y puso las manos sobre ella; y luego se enderezó, y glorificaba á Dios. Y respondiendo el príncipe de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese curado en sábado, dijo á la compañía: Seis días hay en que es necesario obrar: en estos, pues, venid y sed curados, y no en días de sábado. Entonces el Señor le respondió, y dijo: Hipócrita, cada uno de vosotros ¿no desata en sábado su buey ó su asno del pesebre, y lo lleva á beber? Y a esta hija de Abraham, que he aquí Satanás la había ligado dieciocho años, ¿no convino desatar la de esta ligadura en día de sábado?”‬

En esta porción bíblica podemos ver el cuadro completo.

Anuncios

Una mujer en el templo, enferma, encorvada hace 18 años, es conocida por todos los líderes allí, esa mujer a pesar de su mal siempre buscaba de Dios, pero Jesús ese día de reposo, decide sanarle porque sabía exactamente lo que ella vivía, su encorvamiento le hacía padecer dolores terribles de su espalda, su caminar era infructuoso, nadie ponía importancia en un enfermo crónico porque ya era prácticamente una costumbre. Los gastos médicos que tuvo nadie los tomó en cuenta posible.

Ese día histórico para esa mujer Jesús le da el toque de sanidad o de salud y al sentirse y verse sin dolores y sin la curvatura de su espalda; ella comienza a dar saltos de alegría y comienza a dar júbilo a Dios y ese actuar en ella es cuestionado por los líderes que estaban ya acostumbrados a rituales y no pasaba nada extraordinario y ese día que pasó lo extraordinario, simplemente se enojaron y pusieron la balanza: Es dia sábado, vengan a ser sanados en otro día menos los sábados.

Esa respuesta suena como que es una tienda de comestibles o de ropa.

¿Dónde estaba la compasión? ¿Dónde el amor? ¿Dónde el verdadero liderazgo?

Ahora pasa lo mismo.

Anuncios

Nadie glorifica a Dios por la bendición del otro, de su prójimo, más bien lo critico y comienzo a decir cosas contra Dios sin saberlo por tanta palabrería y falta de fe en mi vida y ver la misericordia en otros por su posible fe fuerte o por la Gracia y misericordia de Dios.

¿Qué tipo de liderazgo es ese que no se maravilla? ¿Qué tipo de tiempos estamos volviendo a vivir y estamos dormidos?

¿Has visto la bendición en tu hermano o hermana y no te has maravillado?

Me temo que puede estarte pasando lo mismo,y no te has dado cuenta. Líderes tiemblen si esto está pasando en sus ministerios, y vuélvase a Jehová.

Glorifiquemos a Dios por la salud, prosperidad, fortaleza, trabajo en cada uno de sus miembros de sus localidades. ¿Están viendo el milagro en la casa de Dios y aún así no estamos creyendo? ¿Qué tipo
De Fe es esa?

Dios haznos ser líderes siervos conforme a tu corazón, que sintamos el dolor ajeno y que intercedamos por ellos, y al tener ellos la respuesta solicitada posible en años o días, podamos gozarnos y alabarte donde quiera que sea por la bendición de mi hermano hermana.

Anuncios

Si eres partícipe de tu hermano te alegrarás con él. Cuando no eres partícipe de tu hermano más bien criticaras la benevolencia de Jehová.

© Dr Mauricio Loredo. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Dr. Mauricio Loredo

Me convertí a Cristo en mi cuarto año de medicina. Decidí en ese año darle mi carrera al Señor todopoderoso. Soy otorrinolaringologo por la Gracia De Dios, y servimos con mi familia activamente en la actualidad en la iglesia Local Betania.

También Revise

Mensaje Cristiano Discipulado Nº 11 Vida Espiritual Expandida

Crecer en espíritu

Reflexiones Cristianas... Hay que cuidar y atender nuestro espíritu mejor de lo que hacemos con nuestro cuerpo: alimentarnos, ejercitarnos y recuperar nuestras fuerzas espirituales nos harán crecer en espíritu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *