Inicio / Estudios Biblicos / ¿Derechos o expectativas?

¿Derechos o expectativas?

Estudios Biblicos – Predicas Cristianas

Salmo 61:1-2

Introducción:

En esta ocasión aprenderemos sobre esos derechos que según nosotros en ocasiones reclamamos y no son más que falsas expectativas. Empecemos a analizar de una en una.

I. El reposo del padre después del trabajo.

1. Descansar después de trabajar es una expectativa inapropiada.

  • a. Dios diseñó, para la noche, el derecho de dormir, y, para el día de El, (de Dios) el derecho al descanso.
  • b. Después de su trabajo, la responsabilidad del padre es suplir las necesidades de su familia.
  • c. Ver la televisión no logra este objetivo, ni tampoco propicia el descanso.
  • d. La investigación médica confirma que ver la televisión ocasiona tensión.
  • e. Tomar bebidas alcohólicas también viola la escritura, y lesiona la capacidad del padre para suplir las necesidades de su familia.

II. El aprecio para la madre.

1. Este es un verdadero derecho. La escritura ordena que los hijos sean agradecidos con los padres, y que hagan todo sin murmuraciones. Fil. 2.14.

III. Expresar su opinión, el hijo mayor.

1. Este no es un derecho. Más bien la escritura advierte que todos deben ser “prontos para oír,” y “tardos para  hablar,” Santiago 1:19.

  • a. También tiene el deber de respetar a su padre, y no reprenderlo.

IV. La privacidad que exige el hijo(a)

1. El término “derecho a la privacidad” se está usando en la actualidad para permitir que los adolescentes tomen decisiones inmorales, sin el conocimiento ni consentimiento de sus padres.

  • a. La escritura no concede tal inmunidad. De hecho, dios advierte que todo lo que se haga en secreto será expuesto abiertamente. Lc. 8:17.
  • b. Al reclamar tal privacidad, el adolescente no solo deja de cumplir su responsabilidad para con sus padres, sino que les estorba a ellos para el cumplimiento de su responsabilidad para con el.
  • c. Lo que si debe de haber es modestia, decoro y respeto a la propiedad personal. Estas son responsabilidades Bíblicas dentro de la familia.

V. El Hijo(a) quiere vestir como le plazca.

1. El vestir es un derecho y una responsabilidad Escritural. ¡Vestir como nos plazca no lo es!

  • a. Los hijos deben obedecer a sus padres en todo, incluyendo el vestir apropiadamente.
  • b. El vestido inmodesto nunca es apropiado.
  • c. Cuando difieren los gustos, el que está bajo autoridad debe sujetarse.

VI. El hijo quiere escuchar música.

1. Es un derecho y una responsabilidad cantar y alabar al Señor en nuestros corazones.

  • a. Sin embargo la música que usamos no debe ser la que nos agrade a nosotros, sino la que agrada al Señor.
  • b. Cuando uno se convierte a Cristo, Dios pone en su corazón y en su boca “un cántico nuevo” Sal. 40:3; 86:12.

VII. Recibir comidas con variedad.

1. Los hijos tienen derecho a ser alimentados, y los padres tienen la responsabilidad de proveerles alimento nutritivo.

  • a. Sin embargo, los hijos no tienen derecho a exigir variedad en el menú.
  • b. Tienen la responsabilidad de mostrar gratitud por lo que se les dé.
  • c. Nosotros tenemos la responsabilidad de sostener el hogar.
  • d. Pero no el derecho de exigir que se nos atienda como a reyes.
  • e. Tenemos que mostrar actitud de agradecimiento que haya alguien quien nos prepare la comida, nos lave y planche etc.

VIII. ¿Qué relación hay entre la mansedumbre y la ira?

1. La mansedumbre es precisamente lo contrario de la ira.

  • a. Cuando una persona es mansa, no puede estar airada; cuando está airada no puede ser mansa.
  • b. La mansedumbre es ceder todos mis derechos personales y posesiones a Dios, a fin de darle a el la libertad para hacer su voluntad en mi, y a través de mi.

2. La palabra mansedumbre significa “amabilidad, benignidad, suavidad.”

  • a. Sin embargo, también a asumido el significado de pasivo o dejado, esto está muy lejos de la verdad.
  • b. La palabra mansedumbre en griego es (pra-ús) significa “fuerza controlada.”
  • c. Una persona mansa en el sentido griego es una persona de carácter fuerte, una persona fuerte, con su fuerza bajo control.

3. Moisés es el principal ejemplo de mansedumbre en el Antiguo Testamento. Núm. 12:3.

  • a. La fuerza del carácter de Moisés es indiscutible.
  • b. Cualquiera que pudiera conducir a aproximadamente 1 millón de personas desde Egipto a la Tierra Prometida debía tener mucha fortaleza física y muchas energías.
  • c. Moisés no era, en ningún sentido, un hombre pasivo.

4. El Señor Jesucristo nos dio solamente una descripción de su propio carácter. Mateo 11:28-30.

  • a. Entre más aprendemos acerca de Cristo, mas aprendemos acerca de la mansedumbre después de que hemos tomado su yugo.
  • b. Cada palabra, pensamiento, acción, actitud y motivación de Cristo, lo recibió de su Padre Celestial.
  • c. Cristo claramente afirmó este punto en Juan 5:30
  • d. En base a este testimonio podemos ver que Jesús llevó a cabo cada acción como una expresión de mansedumbre— desde abandonar la gloria del cielo y nacer en la pobreza, hasta la expulsión de los cambistas avaros; desde lavar los pies de sus discípulos, hasta reprender a los fariseos; desde sanar al ciego, hasta morir en la cruz.

Conclusión:

Cuando cada uno de nosotros comprendemos cuales son los derechos que necesitamos ceder a Dios, estamos listos entonces para venir al altar y entregarlos a Dios.

Acerca José Navarro

Revise también

Predicas Cristianas - Dadme un hombre

Portaos varonilmente

Estudios Biblicos - Tu iglesia te necesita. Ya basta de hombres que no quieran estar al frente de la iglesia. El enemigo nos está ganando. El reto es Portaos varonilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *