Anuncios

Inicio / Estudios Biblicos / Como conquistar la amargura a través del perdón – Parte 1

Como conquistar la amargura a través del perdón – Parte 1

Estudios Biblicos

1 Pedro 4:1

Introducción:

Hoy aprenderemos la definición y consecuencias de la amargura, y comenzaremos una serie de siete pasos para cambiar la amargura en perdón. Enfoquémonos en entender el sufrimiento, ya que la falta de ese entendimiento del sufrimiento nos produce amargura en lugar de perdón.

I. La definición y consecuencias de la amargura.

Anuncios

1. La amargura es un resentimiento arraigado, lo cual en realidad es odio hacia otra persona.

  • a. La palabra griega para “amargura” es (pic-ría), que significa “fijar, atar, afianzar, construir mediante amarres”, de allí armar un caso, y sostenerse contra alguien por venganza y para su destrucción.
  • b. La palabra originalmente significó “incisivo, cortante, cruel.”

2. La Escritura también relaciona amargura con hiel, y le da connotación de veneno.

  • Hechos 8:23 – Porque en hiel de amargura y en prisión de maldad veo que estás.

3. La mayoría de las personas amargadas no reconocen la amargura como tal.

  • a. En lugar de reconocer que están amargadas, dicen simplemente que han sido lastimadas, desilusionadas u ofendidas por otra persona.
  • b. Pudieran incluso realizar obra cristiana con la motivación de la amargura.

5. Este fue el caso con Simón, el que fue hechicero.

  • a. Aparentemente el tenia motivaciones ocultas al desear la autoridad para dar o negar a las personas el Poder del Espíritu santo.
  • b. Pedro inmediatamente reconoció esta situación y dijo:
    • Hechos 8:21-23 – No tienes tú parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios. 22 Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quizá te sea perdonado el pensamiento de tu corazón; 23 porque en hiel de amargura y en prisión de maldad veo que estás.

Las consecuencias destructivas son las mismas, sea que la persona reconozca su propia amargura o no.

Enlaces Patrocinados

II. Enfermedad física.

1. Si permites que haya amargura en tu vida, sufrirá daño tu sistema inmunológico, y aumentará tu susceptibilidad ante la multitud de padecimientos físicos.

  • a. Frecuentemente los médicos pueden relacionar el inicio de trastornos físicos serios, con el tiempo en que se inició la amargura.

III. Trastornos emocionales.

1. La amargura ocasiona un agotamiento continuo de tu energía emocional; el resultado es una depresión destructiva.

  • a. Además la persona contra quien estás amargado empieza a controlar tu vida.
  • b. Incluyendo tus pensamientos, tus metas y actitudes.
  • c. El resultado de este control es que te empiezas a parecer a aquel contra el cual sientes amargura.

IV. Engaño y esclavitud espiritual.

Anuncios

1. Es muy común que una persona amargada contra otra piense que él ama a Dios.

2. De allí la necesidad de la reprensión en 1 Juan 4:20.

“…Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto?..”

3. La conclusión del asunto se da en Efesios 4:30-32.

“…Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. 31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. 32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo…”

Siete pasos para cambiar la amargura en perdón.

I. Arrepiéntete de valores temporales.

1. La misma presencia de amargura demuestra que la persona tiene valores temporales.

  • a. Tener valores temporales es preocuparse mas por cosas que duran poco tiempo, que por cosas eternas. (2 Corintios 4:18).
  • b. La presencia de valores temporales incluye otro problema, que Jesús señaló cuando un hombre se abrió paso a través de la multitud para decirle: “maestro, di a mi hermano que parta conmigo la herencia Lucas 12:13.

Este hombre pudiera haber tenido una inconformidad válida; sin embargo, Jesús primeramente le reprendió diciéndole: “…Hombre, ¿quién me ha puesto sobre vosotros como juez o partidor?..” (Lucas 12:14).  Luego Jesús se dirigió a sus discípulos y les dijo que observaran la avaricia en este hombre.

Acerca José Navarro

Revise también

Estudios Bibllicos: Mensaje a la iglesia en Efeso

Estudio Biblico: Mensaje a la iglesia en Sardis

Estudios Biblicos.. Hoy estudiaremos el mensaje de nuestro Señor Jesucristo a la iglesia que estaba ubicada en la ciudad de Sardis. La iglesia de Sardis tenía..

Un comentario

  1. Muy bueno pero me quede con más ganas de ejemplos
    sobre el tema. Gracias y Alleluyah.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *