Como conquistar la amargura a través del perdón – Parte 2

K. El sufrimiento nos advierte que ¡reevaluemos prioridades!

Prioridades equivocadas pueden producir mucho sufrimiento doloroso, no solo para nosotros, sino para aquellos afectados por nuestras vidas. Cuando no pasamos el tiempo necesario con el Señor memorizando su Palabra, meditando y orando, privamos a otros de la necesaria dirección y aliento espiritual.

Anuncios

También nos hacemos vulnerables a trasgresión (Salmo 107:17-19). El medio que Dios usa para librarnos de nuestras aflicciones es su Palabra (Salmo 107:20). El sufrimiento ocasionado por nuestras prioridades equivocadas pudiera ser resultado de tratar de hacer mas de lo que Dios quiso que hiciéramos (Salmo 127:2).  Si tenemos mas proyectos que los podemos hacer en seis días, hemos asumido mas trabajo del que Dios quiere (Éxodo 20:9).

L. Con el sufrimiento Dios ¡prueba nuestra obra!

Cada casa espiritual construida debe ponerse a prueba para confirmar que está cimentada sobre la verdad (Mateo 7:24-27; 1 Corintios 3:13-15).

M. Con el sufrimiento Dios ¡escoge nuestras amistades!

Anuncios

El sufrimiento siempre pone a prueba las amistades. Revelará cuales amigos piensan en recibir y cuales en dar. Un amigo verdadero ama e todo tiempo especialmente durante un tiempo de sufrimiento (Proverbios 17:17).  Jesús explicó esta clase de amistad en su parábola del buen samaritano.

El compromiso del samaritano con su prójimo continuó hasta que todas las necesidades del prójimo habían sido suplidas (Lucas 10:30-37). La historia de David y Jonatan ilustra una verdadera amistad.

Sus corazones estaban unidos por amor luego vino el sufrimiento a David. Jonatan podría haber dado muchas buenas razones para rechazar a David, pero fue fiel a David toda su vida.  Aconsejó y protegió a David; le ofreció aliento y amistad; arriesgó su vida por el; y aceptó a David como el que había de ser rey e su lugar. La profundidad del amor entre David Y Jonatan se expresa en la angustia de David a la muerte de Jonatan (2 Samuel 1:26).

N. El sufrimiento es el llamado de Dios a ¡identificarte con Cristo!

Uno de los propósitos finales de sufrimiento es que deseemos mas el poder de Cristo en nuestras vidas.  Pablo sufrió la perdida de todo, para poder tener mas de Cristo, y experimentar el poder de su resurrección (Filipenses 3:10). Este poder está al alcance de todo cristiano a través del espíritu de sabiduría (Efesios 1.17). El «conocimiento» al que se refiere aquí se explica en Romanos 6, 7 y 8.

Anuncios

Al principio este conocimiento parece irreal, porque no corresponde a nuestra experiencia. Sin embargo, al aceptarlo por fe, y empezar a vivir en la verdad de ello, se iluminan los ojos de nuestro entendimiento espiritual, y empezamos a experimentar… (Efesios 1:19-20).

El poder de Dios se vuelve realidad en nuestras vidas cuando participamos de las verdades de Romanos 6, 7 y 8.

En Romanos 6 aprendemos como saber que somos crucificados con cristo, como considerarnos muertos al pecado y vivos para Dios, y como presentarnos a nosotros mismos y nuestros miembros a Dios como instrumentos de Justicia (Romanos 6:6.11, 13).

En Romanos 7, descubrimos un problema nuevo; seguimos siendo vencidos por las exigencias de la ley. Intentamos vivir conforme a los principios de Dios, pero descubrimos que no podemos.

Aprendemos que nuestra muerte en Cristo también nos hizo morir para la ley, de modo que somos libres para ser controlados por el Espíritu de Dios, y producir fruto espiritual.

En Romanos 8, aprendemos cual es nuestra fuente de poder sobre el pecado el espíritu de Dios morando en nosotros, en base a nuestra posición en Cristo.  Vemos que cuando andamos en el Espíritu de Dios y no en nuestra carne Dios cumple la ley de justicia en nosotros (Romanos 8:2-4).

Ñ. El sufrimiento nos motiva a una ¡responsabilidad transparente!

La clave de Dios para una vida de paz, sabiduría y valor perdurable, es una consciencia continua de nuestra responsabilidad por cada palabra, pensamiento, acción, actitud y motivación. Esta consciencia continua es realmente el temor del Señor. Es el principio de la sabiduría y la fuente de la vida. (Proverbios 9:10 y 14:27).

Cuando perdemos nuestra consciencia de Dios, empezamos a pensar y actuar como si Dios no existiera. Luego Dios nos trae recordatorios dolorosos. Él ilustra esto en la nación de Israel (Jueces 2:20-22).

O. El sufrimiento nos capacita para ¡consolar a otros!  (2 Corintios 1:3-5; 4:8-10,12,16).

En nuestra próxima lección aprenderemos:

COMPARA LO QUE TU LE DEBES A DIOS, CON LO QUE TU OFENSOR TE DEBE A TI.

© José Navarro. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Estudios Biblicos

Acerca José Navarro

También Revise

Bosquejos Biblicos.. Los veinticuatro ancianos

Estudio bíblico del libro de Apocalipsis (Parte 6)

Estudios Biblicos Cortos. En esta parte del estudio, daremos inicio a las siete cartas, que contienen una censura y un estímulo profético para cada una de...

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.