Inicio / Estudios Biblicos / La orfandad de Ester

La orfandad de Ester

Estudios Biblicos – Predicaciones Cristianas

Ester 2:5-7

ESTER ERA HUÉRFANA.

1. CONCEPTO DE HUÉRFANO:

Anuncios


• La palabra huérfano se aplica a la persona menor de edad que no tiene padre, madre o ninguno de los dos, porque han muerto.

• Por extensión, abandonado o cedido para su adopción a un orfanato.

• Que no tiene una cualidad o característica necesaria; especialmente, que carece de alguna cosa; que carece de protección, cuidado o de ayuda. Fig. Falto de amparo.

Una definición legal usada en los E.E.U.U. es alguien privada con “muerte o desaparición, abandono o deserción de cerca, o separación o pérdida de, ambos padres”.

Su etimología es orphanus, derivado a su vez del orfanós griego, connotan la indefensión de un niño desprovisto de padres que le custodien, alimenten y eduquen. La madre viuda o la familia en el mejor de los casos (con la precariedad que esto conllevaba) debían asumir esas funciones en la medida de lo posible. Pero otras veces debía hacerse cargo la sociedad a través de los mecanismos legalmente establecidos o la Iglesia, que era quien mayoritariamente salvaba la situación. La intención era evitar posibles focos de delincuencia, de inadaptados sociales, marginales y desarraigados, que no encontraran otra vía de supervivencia.

Anuncios


Debe tenerse en cuenta que a lo largo de la historia se han sucedido los períodos de alta mortandad debido a hambrunas, enfermedades endémicas y epidemias, por no hablar de las guerras, que diezmaban terriblemente la población. Esta últimas afectaban precisamente al sector de población laboralmente útil y en edad fértil, por lo cual la orfandad y la viudez de las mujeres se disparaba durante esos períodos.

2. ¿QUÉ DICE LA BIBLIA SOBRE LOS HUÉRFANOS?

(Éxodo 22,21) No vejarás a viuda ni a huérfano.

(Deuteronomio 10,18) que hace justicia al huérfano y a la viuda, y ama al forastero, a quien da pan y vestido.

Anuncios


(Deuteronomio 14,29) Vendrá así el levita – ya que él no tiene parte ni heredad contigo – el forastero, el huérfano y la viuda que viven en tus ciudades, y comerán hasta hartarse. Y Jehová tu Dios te bendecirá en todas las obras que emprendas.

(Deuteronomio 24,19) Cuando siegues la mies en tu campo, si dejas en él olvidada una gavilla, no volverás a buscarla. Será para el forastero, el huérfano y la viuda, a fin de que Jehová tu Dios te bendiga en todas tus obras.

(Deuteronomio 24,20) Cuando varees tus olivos, no harás rebusco. Lo que quede será para el forastero, el huérfano y la viuda.

(Deuteronomio 26,12) El tercer año, el año del diezmo, cuando hayas acabado de apartar el diezmo de toda tu cosecha y se lo hayas dado al levita, al forastero, a la viuda y al huérfano, para que coman de ello en tus ciudades hasta saciarse,

(Zacarías 7:10) No oprimáis a la viuda, al huérfano, al extranjero ni al pobre, ni traméis el mal en vuestros corazones unos contra otros.

(Salmos 68:5) Padre de los huérfanos y defensor de las viudas es Dios en su santa morada.

3. CONSECUENCIAS DE LA ORFANDAD EN EL MUNDO.

Se cree que hacia el año 2010 “habrá más de 100 millones de huérfanos en el mundo” (worldschildrencenter.org). “UNICEF calcula que el número de huérfanos en aproximadamente 210 millones” (answers.google.com).

¡Imagínese! A través del mundo existen MILLONES de niños que no gozan del amor de una madre ni de la protección y consejo que ofrece un padre.

Anuncios


Las guerras tienen una habilidad espantosa de convertir a niños felices en huérfanos. Por ejemplo, se calcula que después de la Primera Guerra Mundial 9.000.000 de niños perdieron a sus padres. También se cree que el mismo número de niños tuvieron la misma suerte después de la Segunda Guerra Mundial.

En la actualidad, esta terrible tragedia sigue afectando a niños a través del mundo, gracias a las guerras, el SIDA y otras causas.

¿Cómo se sentiría un niño o una niña al saber que sus padres se han muerto o que le han abandonado? Sólo pensar en un niño que tiene que vivir en la calle y buscar su comida en la basura nos da escalofríos.

Estas estadísticas nos muestran una realidad terrible que estamos viviendo hoy en día, pero ha sido una vivencia en todas las edades. En la Biblia encontramos a una mujer que también pasó por la cruda vivencia de quedarse desde muy niña, sin sus padres, porque éstos murieron. Me estoy refiriendo a Ester. Ella supo lo que era quedarse sola sin la protección de las personas que le trajeron al mundo. Esta experiencia nos enseña varias cosas:

4. ESTER TAMBIÉN FUE HUÉRFANA. NECESITO DE UN PADRE.

PATERNIDAD ESPIRITUAL

El tema de la paternidad espiritual es tan crucial en este tiempo de avivamiento y de crecimiento de la Iglesia.. El tema es central porque el Cuerpo de Cristo necesita verdaderos padres y verdaderas madres que ayuden a desarrollar hijos saludables y maduros Aunque hablamos, entonces, de paternidad espiritual, estamos incluyendo también el ministerio de las mujeres como madres espirituales dentro del cuerpo de Cristo. Concebimos, pues, a la paternidad espiritual como paternidad y maternidad, pero por razones de conveniencia lo llamaremos paternidad espiritual.

I. ¿QUÉ ES PATERNIDAD ESPIRITUAL?

A. Somos hijos de Dios Al hablar de paternidad espiritual es necesario recordar que por sobre todas las cosas, todos los que hemos recibido a Cristo como Señor de nuestra vida, somos hijos de Dios. Esta relación esta por encima de cualquier otra relación de paternidad, incluyendo la relación de paternidad natural. Dios es Padre de todos. (Romanos 8:15-17)

Como resultado de esta relación de hijos de Dios, todos somos hermanos, pues somos hijos del mismo Padre Celestial. Sin embargo, aunque esta es una verdad eterna, también es cierto que en virtud del desarrollo espiritual y del llamado de Dios para algunos de sus hijos, en la Iglesia hay algunos que han sido constituidos para ser padres o madres espirituales, han sido establecidos como ancianos o ancianas con llamado al gobierno dentro del cuerpo de Cristo. Por lo tanto lo que veremos adelante tiene que ver con las características que estos padres y madres espirituales desarrollan como parte de su llamado.

B. El corazón de los padres hacia los hijos. En el libro de Malaquías hay una profecía en la cual el Señor expresa que El enviaría el espíritu de Elías y que el espíritu de Elías vendría para hacer volver el corazón de los padres hacia los hijos y el de los hijos hacia los padres. El espíritu de Elías tiene que ver con el Espíritu Santo trayendo un mover en medio del pueblo de Dios, para desarrollar a los hijos del Reino como ministros competentes. También el Espíritu de Elías tiene que ver con el espíritu apostólico-profético que le da paternidad al pueblo de Dios, la iglesia, habilitándola para alcanzar su madurez y pleno desarrollo. (Malaquías 4:5-6)

Ese es el mismo espíritu que vino en doble porción sobre Eliseo, para desarrollar un ministerio poderoso y que tuvo un alcance mayor que el del “padre Elías”. Haciendo las mismas tareas, pero con un mayor alcance.

Cuando habían pasado, Elías dijo a Eliseo Pide lo que quieras que haga por ti, antes que yo sea quitado de ti. Y dijo Eliseo: Te ruego que una doble porción de tu espíritu sea sobre mí. El le dijo: Cosa difícil has pedido. Si me vieres cuando fuere quitado de ti, te será hecho así; más si no, no. Y aconteció que yendo ellos y hablando, he aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en un torbellino. Viéndolo Eliseo, clamaba: ¡Padre mío, padre mío, carro de Israel y su gente de a caballo! Y nunca más le vio; y tomando sus vestidos, los rompió en dos partes. (2 Reyes 2:9-11)

C. ¿Quién es un padre espiritual? Podríamos utilizar muchos conceptos para definir a un padre, sin embargo lo definiremos diciendo que un padre es:

1. Fuente

a. De amor. Ser amado es una de las necesidades mas grandes que los seres humanos experimentamos. Los padres espirituales son fuente de amor, del amor del Padre Celestial, ya que el amor de cualquier padre espiritual solamente es un pálido reflejo del amor de Dios. (Filipenses 1:8)

b. De seguridad Un padre es fuente de seguridad de su hijo, pues representa una figura de autoridad y de superioridad frente a los enemigos. Una tarea fundamental de un padre es proporcionar esta seguridad a sus hijos, al tratarlos con ternura, con amor, y enfrentar con valentía todo adversario que se levanta en contra de sus hijos. (1ª Tesalonicenses 2:7-9)

c. De las cosas de Dios. Se refiere a “engendrar espiritualmente” la naturaleza divina y los proyectos que Dios ha puesto en algunos seres humanos, de tal manera que la multiplicación de familias espirituales se realice. (Gálatas 4:19)

2. Alimentador.

Nutrir para el crecimiento. El padre tiene alimento preparado, es “la mesa de la casa”. Por eso el hijo, aunque tenga muchas opciones de alimento, busca comer de la mesa del padre. El padre, debido a que conoce las necesidades de su hijo, sabe cual es el alimento necesario para el saludable crecimiento, qué dosis es la apropiada y cuando darle el alimento. Esto es parte del cuidado paternal. Solamente los verdaderos padres alimentan adecuadamente a sus hijos espirituales. (1ª Pedro 2:2)

3. Sostén

Otra tarea de los padres es la de servir de sostén o soporte emocional, espiritual y aún en otras áreas a sus hijos. Una necesidad esencial de todo hijo es saber que tiene un padre al que puede acudir en momentos de necesidad o angustia. El padre se vuelve un apoyo importante para sus hijos, solamente saberlo cerca en los momentos de necesidad es mucho de lo que los hijos buscan.

4. Proveedor

Aunque los hijos hayan crecido, en términos generales, los padres siempre son buscados por los hijos en búsqueda de apoyo en momentos de necesidad, porque saben que los padres son fuente de recursos. Un padre es un proveedor de recursos materiales, pero también de recursos espirituales. Los padres pueden proveer visión, unción, dirección, consejo, etc. Hay momentos en los que incluso los padres pueden ser fuente de provisión de dinero para sus hijos espirituales.

Los atributos mencionados arriba describen varias características centrales de un padre espiritual. Sin embargo, podemos agregar otras características que describen ciertas funciones que ellos desarrollan:

5. Buscan multiplicarse en otros

Un deseo “natural” en los padres es reproducirse en los hijos, es decir transmitir lo que ha recibido del Señor, impulsando a sus hijos para que lleguen mas allá de donde ellos han llegado. Por eso los padres quieren que sus hijos sean una extensión de su ministerio y que tengan todavía más de lo que ellos tienen. Una forma de multiplicarse es tener muchos hijos que reproduzcan su unción y llamado. “…Y dijo Eliseo: Te ruego que una doble porción de tu espíritu sea sobre mí.” (2º Reyes 2:9)

6. Transmiten vida

Los padres espirituales, al igual que los padres naturales, transmiten vida a sus hijos, la vida de Dios. Lo hacen al cubrirlos espiritualmente, al interceder por ellos, al imponerles manos, al entrenarlos en el ministerio, etc. La vida espiritual se transmite al engendrar los hijos, al dar a luz ministros, siervos de Dios.

7. Tienen un corazón tierno

“Antes fuimos tiernos entre vosotros, como la nodriza que cuida con ternura a sus propios hijos. Tan grande es nuestro afecto por vosotros, que hubiéramos querido entregaros no sólo el evangelio de Dios, sino también nuestras propias vidas; porque habéis llegado a sernos muy queridos”. (1ª Tesalonicenses 2:7-8)

En la iglesia del siglo XXI hay muchos maestros, pero pocos dispuestos a establecer relaciones de padres a hijos espirituales. Hay miles de tutores (tienen seguidores, creyentes), pero… ¿Quién es padre?

D. Funciones de un padre espiritual

Los padres espirituales proveen a sus hijos, por lo menos cuatro aspectos muy importantes para su desarrollo. Estos aspectos son claves pues ayudan al crecimiento de los hijos:

1. Protección.

Es responsabilidad de los Padres servir como una cobertura, como una protección para aquellos que son sus hijos espirituales. Esta protección se da tanto en el ámbito espiritual como en el natural. En el espiritual es funcionar como protección contra los ataques de espíritus de maldad. Es hacer la función de escudo, pararrayos, nube, paraguas o como dice el salmo 91 como alas de protección “Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad” (Salmos 91:4).

Pero la protección no solo es espiritual, también a veces es natural, es decir, protección de las críticas, murmuraciones e incluso de ataques legales o físicos lanzados en contra de los hijos, dando la cara por ellos, usando la autoridad espiritual a favor de ellos. De la misma manera que un padre natural sale a defender la integridad física, emocional o moral de sus hijos, así lo hacen los padres espirituales.

2. Compartir una visión.

Un padre espiritual tiene una visión más amplia, general y de largo plazo que aquellos que son sus hijos y es una de sus funciones compartir esa visión con ellos. Es posible que algunos hijos tengan visiones muy especiales reveladas por Dios; sin embargo, Dios anda buscando personas con un corazón paternal para revelarles Su visión. Los padres transmiten esa visión a sus hijos.

3. Ejemplo.

También los padres espirituales sirven de ejemplo a sus hijos. Ejemplos en carácter, conducta, ministerio y en como ser padres de otros.

“Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis”. (Juan 13:15)

Los padres espirituales se constituyen en ejemplo de matrimonios santos y consagrados a Dios, ejemplos en el manejo del dinero, ejemplos en la crianza de los hijos, etc. Deben
ser hombres íntegros, con un carácter probado, que caminan en rectitud delante del Señor y delante de los hombres. Es decir que tienen un carácter de siervos. (1ª Timoteo 3:3-7)

4. Corrección.

La corrección tiene varios sentidos. Uno de ellos tiene que ver con corregir lo deficiente, es decir, corregir lo que esta mal en la vida de los hijos, esto tiene el sentido de punitivo. Es decir, confrontar el pecado para que sea sacado de la vida de los hijos. Es el concepto de cortar lo malo. “Por esta causa te dejé en Creta, para que corrigieses lo deficiente, y establecieses ancianos en cada ciudad, así como yo te mandé” (Tito 1:5)

También la corrección tiene el concepto de ayudar a mejorar la vida y el carácter. Es decir, llevar a los hijos a mejores niveles en sus vidas. Para esto los padres espirituales deben usar la Palabra de Dios, pues esta es útil para corregir.

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” (2ª Timoteo 3:16-17)

Entonces una tarea central de los padres es desarrollar un proceso de perfeccionamiento del carácter de los hijos espirituales. Esto también implica disciplinarlos. La palabra corrección en griego es la palabra paideuo que significa corregir o instrucción. Otros conceptos relacionados con este son, la disciplina y el de ejercicio en la piedad, estos aluden al entrenamiento de los dones y del carácter. Por lo tanto corrección no solo tiene que ver con enfrentar lo negativo en los hijos, sino también con fortalecer lo positivo en ellos.

5. Empoderamiento.

Empoderamiento es proveer a los hijos las condiciones para que tomen decisiones y ayudarles a desarrollar sus capacidades espirituales, físicas y emocionales. También implica delegarles fe, equiparlos espiritualmente, activarlos en los dones, etc.

Además el empoderamiento significa generar oportunidades ministeriales para que los hijos espirituales se desarrollen, vincularlos con aquellos que les provean el equipamiento o entrenamiento que como padres no están en la capacidad de proveer.

Por otro lado, el empoderamiento también implica el presentarlos delante del Señor, intercediendo a favor de los hijos para que el Espíritu Santo los llene de Su poder, y para que el Señor los lleve a nuevas dimensiones en su vida.

Acerca Moreiba Cabrera

Soy Moreiba Cabrera, pastora principal de la iglesia Nueva Vida de Madrid.

Revise también

Sermones Cristianos - Nacer de Nuevo

Nacer de nuevo

Estudios Biblicos. Nicodemo, era un fariseo entendido, que podía desempeñarse como dirigente y maestro en círculos religiosos judíos y que vino a Jesus deseando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *