Inicio / Estudios Biblicos / El cultivo de la fe

El cultivo de la fe

Estudios Biblicos – Predicas Cristianas

Mensaje Predicado en la Iglesia Nacional Presbiteriana de México “Puerta de Salvación” de Letrán Valle, en su culto dominical el 17 de Abril de 2016.

Objetivo/Propuesta: Concienciar a los creyentes de lo importante que es trabajar, mantener y cuidar su fe.

Lecturas Bíblicas: Job 1:1-15. Énfasis vers.5. La intercesión de Job por sus hijos.

Anuncios

2 Timoteo 1:1-17. Énfasis vers. 5. La fe no fingida que hubo en Timoteo gracias a la enseñanza y el ejemplo de su abuela y de su madre.

INTRODUCCIÓN

Definición de palabras

Cultivar: Trabajar, mantener y cuidar algo para que produzca un resultado beneficioso.

Anuncios

Ej. 1: Al cultivar la tierra, da fruto que produce un beneficio.

Ej. 2: Cuando cultivamos una relación con alguien, ésta producirá una amistad.

Fe: El don de Dios que hace que tengamos una confianza absoluta en lo que esperamos y creemos de Él, por la cual andamos y nos da seguridad de justificación, santificación y vida eterna, y se refleja en nuestras acciones diarias, humanas y espirituales, la que producen el crecimiento perfecto en el creyente y nos hace, ante los ojos de Dios, personas agradables y dignas de alcanzar la salvación a través de Cristo Jesús.

B1) Textos: Efesios 2:8-9; Hebreos 11:1, 6; 2 Corintios 5:7; Santiago 1:2-4; 2:14-16; Génesis 15:6; Romanos 4.

La diferencia entre tener fe y no tenerla:

Anuncios

La fe nos ayuda a tener confianza en Dios y a andar con una actitud positiva, nos da santificación y buenas relaciones, nos ayuda a ser cada vez más perfectos.

A1) Un hombre o una mujer de poca fe son personas apagadas, desconfiadas, con dudas, miedo, con una actitud negativa, que no le cree a Dios, y comienza a realzarse al margen de la voluntad de Dios.

Ej. Jesús llama a sus discípulos: ¡hombre de poca fe! (Mateo 14). El problema no era que no andaban con Jesús, sino que no tenían la suficiente fe en él como para descansar en su figura. La razón de su miedo era la poca fe.

Necesidad de cultivar la fe

Porque la Biblia nos enseña que, aunque es un don de Dios y en esencia es siempre la misma, existen diferentes grados de ella. Puede ser débil o fuerte (Hebreos 5:13-14; Romanos 4:19-20; Mateo 6:30 y 8:10). Puede ser atacada y debilitada, pero al fin vence (Lucas 22:31-32; Efesios 6:16; I Juan 6:4-5). (véase Capítulo XIV de la Confesión de Fe de Westminster.

Porque es el punto de inflexión entre los creyentes que viven con alegría su vida cristiana, andan con una actitud de victoria frente a circunstancias difíciles y dan fruto, y los que no, que están continuamente apagados y entristecidos, desorientados y propensos a caer bajo el falso consejo y la falsa doctrina.

DOS EJEMPLOS BÍBLICOS DE UNA FE CULTIVADA Y MATERIALIZADA

I. LA INTERCESIÓN DE JOB POR SUS HIJOS (Job 1:5)

Job era un hombre digno delante de los ojos de Dios, perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal (1:1).

Un hombre que cultiva su fe es:

1. Temeroso de Dios

2. Apartado del mal

De estas dos cualidades se desprenden su perfección y rectitud. Cuando alguien le cree a Dios (temeroso) se aparta del mal (mundo). Mantiene una relación con Dios íntima, diaria y bajo sus preceptos.

Acerca Central de Sermones

www.CentralDeSermones.Com está dedicado a llevar el evangelio de Jesucristo y la Palabra de Dios al mundo. Índice de predicas cristianas, sermones, predicaciones, mensajes cristianos, estudios biblicos, bosquejos y otros recursos cristianos basados en la biblia que le ayudaran a evangelizar y en su crecimiento espiritual. Los mensajes cristianos, predicaciones, sermones, estudios biblicos, y otros recursos cristianos en nuestro índice fueron publicados por fieles creyentes en Jesucristo, de diferentes denominaciones quienes han deseado compartir sus predicas cristianas, sermones, estudios biblicos, bosquejos, y mensajes cristianos.

Revise también

Nuestra posición en Edén

Nuestra posición en Edén

Estudios Biblicos... Dios creo al hombre en la eternidad para un propósito eterno, lo primero que Dios creo fue el cielo, segundo la tierra y tercero al...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *