Inicio / Estudios Biblicos / ¿Hijo, o hijo discípulo?

¿Hijo, o hijo discípulo?

Estudios Biblicos – Predicas Cristianas

Texto: 2ª Timoteo. 2:8-16

Introducción:

Cuando aceptamos a Cristo, todos somos hijos, ahora hay una gran diferencia entre ser hijo o hijo-discípulo, los hijos-discípulos saben por revelación que en Jesucristo están representadas las tres características de los versos 3-6 de 2ª Timoteo: Soldado, atleta y labrador.

1. Jesucristo mantuvo disciplina como un buen soldado

Recorría los sitios por donde debía predicar, sin detenerse ni entretenerse en todas partes y con todas las personas, Él hacía lo que mandó el Padre y siempre mantuvo su enojo controlado Jesús al momento de ser arrestado enseñó a sus discípulos que El tenía un mandato al cual sujetarse.

Jesucristo guardó las reglas hasta el final como lo haría un buen atleta, Jesús guardó el plan hasta el final y no como hace la gente, que después que toma confianza se comienza a desviar del plan original y a hacerle remiendos y modificaciones de última hora, El vivió sujeto al plan original de Dios, El consumó el propósito.

La batalla final la ganó Jesucristo en el huerto de Getsemaní, porque allí doblegó sus propios deseos humanos de pasar aquella copa, los consejos de sus discípulos de pelear en la fuerza humana y la propia ira contra un tratamiento injusto hacia El, que estaba en una situación de poder infinitamente superior a sus captores, pero allí también supo morir.

Jesús se invirtió él mismo como semilla en sacrificio perfecto para ver una gran cosecha, por eso la voz apostólica es imperativa (Vs. 7-8) Considera lo que digo y acuérdate de Jesucristo del linaje de David, resucitado de los muertos conforme a mi evangelio. Eso significa que: Tú fuiste salvado y sirves a un rey legítimo, hay personas que hoy en día sirven a causas ilegítimas y luego terminan en decepción y frustración.

Pero tú, fuiste salvado y sirves a un rey que venció al diablo y a la muerte, cuando Pablo le dice ¡Considera lo que digo! Lo que le está queriendo decir es: ¡No te tragues todo, piensa y utiliza el discernimiento, porque para participar de los frutos se debe trabajar primero! Fuiste salvado y sirves al evangelio del reino, por eso cuando todo parezca difícil y tengas deseos de abandonarlo todo, acuérdate de Jesucristo.

Hagas el bien o hagas el mal, todo termina en una cosecha, entonces, espera, porque lo legítimo soporta el tiempo y lo falso con el tiempo se cae, el tiempo es el mejor colador, Pablo le dice: Considera, analiza, presta atención, y el Señor te de entendimiento en todas las cosas, porque si todo lo haces legítimamente el tiempo te dará la razón, cuando esto se te revela tú estás dispuesto a todo, porque se te reveló Cristo.

Pablo coloca su adversidad en la justa dimensión, porque si le permite salir de allí se hubiera extraviado, Pablo dice que sufre penalidades y hasta prisiones, pero no para que le tengan lástima, sino para que recibas la revelación de que la palabra en él no está presa; y si lo que está en él no está preso, la libertad física del envase que contiene la palabra, su liberación, ya viene en camino.

La palabra tienes que confesarla y predicarla en todo momento, porque como dice la nueva
versión internacional, la palabra de Dios no está encadenada, cuando todo te parezca en contra tienes que predicar y confesar la palabra, porque ella no está presa y ella es garantía de tu libertad.

El error más grande de Roma fue permitir que Pablo llegara hasta sus límites, porque a cada miembro de la casa de Cesar el evangelio le fue predicado, hasta convertirlos en una congregación, si sacas el sufrimiento fuera del propósito, terminas confundido y en decepción, pero si lo sujetas, sabiendo que es el resultado, y que ha venido como respuesta satánica al propósito que hay en tu vida, la palabra que es viva, terminará buscándote la libertad.

2. Los hijos discípulos siguen el ejemplo correcto

Los hijos discípulos al igual que el ministerio apostólico soportan la presión porque tienen puesta la vista en la cosecha final, Pablo dice todo lo soporto por amor de los escogidos para que ellos también obtengan la salvación que es en Cristo Jesús, debes poner tu mirada en el resultado final, no en lo que te pasa en tu presente.

Los hijos discípulos soportan todo esto, hasta prisión, porque ya tienen la revelación de que la palabra no está presa, debemos aprender el método que practicaban los santos de la antigüedad, que se quedaban observando la palabra y orando sobre ella hasta recibir la revelación del significado, cuenta la historia que Martin Lutero en una ocasión se mantuvo por 72 horas sin moverse observando (Mateo 26:26) hasta que penetró en su corazón.

Soportar por causa de los escogidos, es como el caso de la madre que soporta el dolor en sus pechos para que el bebe se pueda nutrir y conservar la vida, soportan con la fuerza de la paciencia para que los escogidos sean recompensados igual que ellos, esto manifiesta el amor sacrificial, el amor ágape.

Soportan porque el resultado, cosecha final, será con gloria eterna, para que también obtengan, gloria eterna, esta es la causa por la cual el trabajo discipular no es aceptado de buen agrado por todo el mundo, porque requiere de amor sacrificial y visión de la gloria que ello desencadena.

El diablo es cíclico, Dios es dimensional, en términos ministeriales; ¡la casi totalidad de los ministerios de sanidad fueron cíclicos! Comienzan con el desarrollo de un ministerio explosivo y terminan en el mismo lugar, sus protagonistas quedaron abandonados, enfermos y sin dinero ni para las medicinas de sus propias enfermedades.

Igualmente ha sucedido con las organizaciones religiosas, comenzaron siendo poderosas, pero declinaron y envejecieron en la medida que declinan y envejecen sus líderes, viendo estos ejemplos, se espera que tú no seas cíclico sino dimensional, para que termines tus días en gloria, Pablo dice para que obtengan la salvación que es en Cristo Jesús con gloria eterna.

Los hijos-discípulos nunca desechan ni rechazan las palabras fieles. (Vss. 11-13.) Los hijos discípulos no se mueven para establecer contiendas sino por revelación, contiendas de palabras te llevarán a perdición por extravío del propósito asignado, contención lleva a perjuicio y pérdida, contención lleva a la gente a la ruina, contención lleva a destrucción, contención lleva a daño y confusión, pero revelación te lleva a la grandeza en el Señor.

3. Los hijos-discípulos son celosos en trazar bien la palabra

(2° Tim. 2.15) Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado. Ellos no contienden, procuran con diligencia. Procurar: Es tener velocidad, ser rápidos, prontos, fervientes, estar quemados por dentro, tener prisa por terminar, Diligencia significa: Poner todo de mi parte; poner todo de ti en algo que te quema por dentro, los hijos discípulos se presentan delante del Eterno como obreros aprobados, no como rebeldes descalificados.

Los descalificados también se podrían aparecer en las reuniones, pero para chismear y descalificar a los que tu amas, vea usted, Job tuvo amigos así, personas que descalificaban constantemente su Fe, los hijos-discípulos no tienen de que avergonzarse porque en lo que requiere diligencia pusieron todo de su parte, aunque no por ello están exentos de cometer errores.

Los hijos discípulos trazan bien la palabra de verdad; trazar como el surco que abre el labrador en el campo, corta como la costurera, y reparte bien como el padre que da con amor el pan de la cena a sus hijos (versión D.H.H); enseña debidamente (versión B.L.A.); maneja con precisión la palabra de verdad (versión N.V.I.); interpreta correctamente, es decir el hijo-discípulo es un obrero aprobado, no reprobado.

Tienen la revelación correcta y le dan la aplicación más adecuada, tenemos una experiencia con la gente que ha renegado y se fue de la visión apostólica, que por más que tú les digas con alegría todo lo que se está haciendo y cómo va el crecimiento, ellos tienen una incredulidad y una tristeza en el alma que es como una gangrena que se les pegó para no abandonarlos más.

La gente que peca contra la luz de la revelación queda cada vez más atrasada, vieja y arruinada, debemos oír bien, para trazar bien, debe haber armonía en nuestro lenguaje, porque servimos a un reino inconmovible, porque el que se va de la palabra de revelación, quedara en ruina y dolor y te costara mucho encausar tu vida, algo se rompió dentro de ti, y estarás frente a una escalera ascendente.

Nunca usted se salga de la palabra de revelación, viviendo en ella harás prosperar tu camino, mete tu vida en la palabra, en lo que Dios está diciendo para ti en este tiempo, y desde allí el Señor te exaltara con gran poder, y todo lo que tú hagas te saldrá bien, vienen los mejores días para aquellos que supieron esperar su tiempo, como la tierra espera por el agua.

Porque la gente del reino está poniendo sus ojos en la recompensa, ellos han sabido trazar una línea recta entre lo que es su vida y lo que la palabra les asegura, los hijos-discípulos tienen la visión correcta, porque ponen sus ojos en el Señor, lejos de poner su mirada en las situaciones de alrededor, ponen su vista en el tiempo que se les avecina, en Dios Todopoderoso.

Los hijos-discípulos, son aquellos que día y noche hacen, para activar la palabra dada sobre sus vidas, no son aquellos que esperan que ocurran las cosas, (multitud) ellos son discípulos, hacen que las cosas comiencen a ocurrir, porque se han mantenido firmes en lo que Dios ha establecido, para ellos en estos días les está reservada las más grandes bendiciones del Señor.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Predicas Cristianas - Dadme un hombre

Portaos varonilmente

Estudios Biblicos - Tu iglesia te necesita. Ya basta de hombres que no quieran estar al frente de la iglesia. El enemigo nos está ganando. El reto es Portaos varonilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *