Inicio / Estudios Biblicos / La tierra prometida, frente a tus pies

La tierra prometida, frente a tus pies

Estudios Biblicos – Predicas Cristianas

Texto: Génesis 2:15 y Génesis 3:17

Introducción:

Desde el principio de la creación Dios ha querido que el hombre trabaje bajo Su bendición, el trabajo en el huerto del edén era una bendición tremenda, pero el hombre pecó, y lo que era una bendición, se convirtió en una maldición, en un dolor.

Anuncios

1. Si tuvieses que pedir algo a Dios ¿qué le pedirías?

Muchas de las bendiciones que Dios tiene para nuestra vida si pecamos se nos convierten en un dolor, esa bendición que se llama matrimonio, si lo llevas mal, se te puede convertir en un dolor espantoso ¿Cuantos solteros hay aquí? ¿Cuántos de ustedes han tenido un noviazgo y les fue mal? ¿Quiero ver? Con confianza, dile al de tu lado que consuelo.

El noviazgo en una bendición de Dios, ¿Por qué se te convirtió en un dolor? Por pecado, ese es el camino que estas escogiendo para hacer pedazos tu futuro, pues de igual manera estaba Adán, estaba bien en huerto, y un pecado matrimonial le echó a perder el trabajo, lo que era una bendición, se convirtió en un dolor, así hay mucha gente hoy día, que van a sus trabajos y lo ven como un dolor, en lugar de ser una bendición.

Aun en el ministerio, toda devoción, toda consagración, todo servicio que empezó en bendición, por permitir pecado en las vidas, la bendición se convirtió en dolor, en angustia, y déjeme decirle que el pecado no es solamente lo físico, lo sexual, pecado es todo lo que ofende a Dios y daña el cuerpo, como por ejemplo, la murmuración, las habladurías, los mates en la carne, el análisis incorrecto de algo o de alguien, la amargura.

Anuncios

Porque aun con todo eso se puede ministrar igual, puedes cantar, puedes enseñar, puedes discipular en CFN, y estar en prisiones de maldad y amargura, porque es algo que te va carcomiendo por dentro, ahora, Dios está más interesado en lo que ocurre dentro de ti, que lo que pasa a través de ti, es decir, Dios te ama tal cual eres, pero te ama tanto para dejarte como eres, la pregunta es: ¿vamos a ver nuestra vida como (Génesis 2:15) que es una bendición o como (Génesis 3:17) que es una maldición.

La biblia dice en (1 Reyes 3:5) Y se le apareció Jehová a Salomón en Gabaón una noche en sueños, y le dijo Dios: Pide lo que quieras que yo te dé. Estamos hablando del Dios Todopoderoso, el dueño de todo, el creador, que se le presentó y le dijo: ¿qué quieres? si Dios se te apareciera y te dijera solo te puedo conceder un deseo, ¿Qué le pedirías? Yo sé que pediría, pero tú, ¿Qué le pedirías?

¿Qué le pedirías tú? No me vayan a decir que pedirían sabiduría, porque como ya saben lo que pidió Salomón, pedirán lo mismo, ese es uno de los problemas en nuestra sociedad que la mayoría pide lo mismo porque otros los pidieron, compran lo mismo porque otros lo compraron, hablan lo mismo porque otros ya lo hablaron, visten lo mismo que otros visten, ya no hay gente original.

Salomón pidió sabiduría, es una petición sencilla, todos podemos pedir sabiduría, en el libro de Santiago dice que el que este falto de sabiduría, se la pida a Dios, Salomón pidió sabiduría porque a él le tocó asumir el reinado de Israel, en Jerusalén, pero su papá David había sufrido demasiados conflictos en el reino, aun sus propios hijos le querían dividir el reino, entonces cuando Salomón asume el reinado y Dios le dice ¿qué quieres? Salomón estaba consciente de su responsabilidad como rey entonces le pidió algo a Dios para cumplir bien su responsabilidad como rey, ¡Sabiduría!

Muchas, por no decir que todas nuestras peticiones a Dios tienen que ver más con nuestros deseos que con nuestras responsabilidades, nosotros debemos ser sabios para pedir a Dios, pide primero todo aquello que ayude a tu vida a cumplir TU responsabilidad, la que tú tienes, como hijo, como padre, como madre, como estudiante, como trabajador, como jefe, fue por eso que en ese momento le pidió a Dios sabiduría, para poder juzgar al pueblo de Israel, para poderlo gobernar, porque de su cargo bien ejecutado iban a depender muchas cosas.

Anuncios

Como padres de familia debemos dejar de orar solo por nuestros hijos y empezar a pedirle a Dios por nosotros mismos, para poder educarlos correctamente y encaminarlos, porque mientras dependan de nuestra economía y techo, les enseñaremos a depender de Dios, así cuando fueren grandes no se apartaran de Sus caminos, como hombres y mujeres de servicio pidamos sabiduría no solo por nuestra gente, sino por nosotros para ser mejores ejemplos a seguir.

No habrá otro sabio como Salomón, ya no puedes pedir ser el más sabio, quizá podrías pedir ser el segundo, ¿cuántos quisieran pedir eso? Entonces pidan ser el tercero, porque ya alguien más pidió ser el segundo, y apúrese porque si no le toca el 729, algunos quieren ser sabios como Salomón pero ni siquiera han leído su libro, cuando uno es agradable a Dios, Dios le da lo que le pide y lo que aun nunca le pidió.

Yo les hablo de una barrera que ustedes como hombres/mujeres, si son persistentes, fieles a Dios y como personas de oración, ojo dije personas de oración profunda con Dios, llega un día que ustedes van a atravesar una barrea en donde el favor de Dios es parte de tu vida diaria, es como parte de ti, como sangre que corre por tu venas, las puertas se abren, y todo lo que estabas esperando por tiempo se te comienza a soltar.

Dios te da favor, Dios te da gracia, no te explicas porque te llega tanta bendición, porque Dios te da tanto, y vas a caminar como un hombre bendito de Dios, pero tienes que ser honesto en buscar a Dios y no las cosas de Dios, al fin es Dios quien las da, cuando tú buscas a Dios como tu único deseo mas grande, ¡El te dará todo lo demás!

2. Cinco claves para poseer la herencia de bendición

De acuerdo a lo que dice (Josué 1:1-7) Sabemos a través de la Palabra de Dios, que Él tiene algo especial para cada uno de nosotros y que la vida del cristiano es una vida que va creciendo, progresando y obteniendo todo aquello que Dios nos preparó y nos dijo que nos pertenece.

El Señor llevó a su pueblo Israel a través del desierto para que pudieran entrar en la tierra prometida, un lugar donde fluía leche y miel, tierra de abundancia y plenitud.

En (Romanos 15:4) dice: Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza. La escritura está diciendo que por medio de la paciencia y la consolación de la palabra de Dios poseamos lo que Él nos prometió.

Anuncios

En el (Salmo 51:10) dice: Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí. No deberíamos quedarnos en una etapa espiritual, Dios quiere llevarnos a otra etapa superior.

En (Isaías 40:29-31) dice que Él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas. Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

Quiero que veamos algunos ejemplos que nos ayudarán a poseer, a ocupar el espacio que nos corresponde como cristianos a través de la vida de Josué quien llevó a los hijos de Israel a poseer y a ocupar la tierra prometida que Dios les había dado, ahora ¿Cómo lograrlo? Josué 1:1-9 (Ver)

1° Oír la voz de Dios. (Vs 1) Este pasaje dice que Josué escuchó la voz de Dios que le dijo que era ese el tiempo para poseer la tierra, ellos se animaron a cruzar el Jordán que los separaba de la tierra prometida, pero lo hicieron porque Josué había oído la voz de Dios, esa voz es la que nos guía, la que nos marca el camino para que podamos alcanzar nuestra herencia de bendición.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Nuestra relación con Dios y nuestras madres y esposas

Valores que fortalecen la Familia

Estudios Biblicos... La familia cristiana.. Somos una sociedad carente de valores morales y espirituales. Y  los  valores  son inculcados primeramente en..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *