Inicio / Estudios Biblicos / Mi próximo gran momento

Mi próximo gran momento

Predicas Cristianas – Estudios Biblicos

Texto: 2° Reyes 18:1- 8

Introducción:

Cuando uno está en crisis, siente que nada tiene sentido, que todo se ha derrumbado, el diablo te empuja a tomar decisiones, por eso nunca tienes que tomar decisiones importantes cuando estas bajo crisis.

Anuncios


Satanás no puede decidir por nosotros, por eso va a tratar de tocar tu voluntad, porque si él toca el área de tus decisiones y estimula a que tomes malas decisiones, entonces vas a estar atrapado por tus malas decisiones, pero el Espíritu Santo trae hoy luz, porque el Señor sabe que si tomamos buenas decisiones, los resultados de las buenas decisiones, serán por mil generaciones.

1. Debo batallar espiritualmente por las cosas que quiero

Antes de tomar una decisión, antes de pedir un consejo, batalla en oración por eso que quieres lograr, enciérrate en una habitación, batalla en Fe, busca al Señor, todo lo que quieres lograr en la vida primero tienes que aprender, y tu primera decisión tiene que ser: Lo voy a batallar en oración, lo voy a decretar en el mundo espiritual porque cuando lo decreto en el mundo espiritual, en el mundo natural se desata y viene a mi vida.

Cuando Jesús vio a una mujer encorvada, dice que el Señor le sacó el espíritu y la enderezó, si cualquier médico la hubiese visto, le hubiese dicho, esa es una artrosis de columna o un pronóstico así; pero dice que Jesús la desató de la atadura del diablo, hay cosas en el mundo físico que están encorvadas y están atadas porque están atadas en el mundo espiritual.

Cuando aprendas a desatar en el mundo espiritual, las cosas del mundo físico que están dobladas y encorvadas, volverán a enderezarse, cuando aprendas a desatar las cosas buenas del mundo espiritual, las cosas buenas del mundo natural vendrán, y cuando aprendas a atar las cosas malas primero en el mundo espiritual, las cosas malas en el mundo natural quedarán atadas en el nombre del Señor.

Anuncios


La Biblia dice: Porque nuestra guerra no es contra carne y sangre, es contra principados y potestades y nuestras armas son espirituales poderosas en Dios para ganar toda batalla, (Josué 11) dice que el ganó todas las batallas, en batalla; o sea conquistó todas las tierras en batalla; porque todas las conquistas se hacen primero en la batalla espiritual, tienes que aprender a orar, a clamar, a decretar, a hablar la palabra de Fe, a atar al diablo, a desatar las cosas buenas para tu vida, a encerrarte en tu cuarto y a decretar en el mundo espiritual.

Por eso cuando logramos algo el diablo viene a la otra semana y nos ataca; usted da testimonio que Dios lo sanó, y la semana que viene estás peor que antes, usted da testimonio que su negocio prosperó, y a la otra semana, parece a propósito todo peor que antes, porque el diablo sabe que si no ataca lo que usted logro vas a ir por más, pero si el diablo logra frenar tu bendición va a encerrarte entre cuatro paredes.

Pero cuando un cristiano dice: El diablo no me va a frenar, yo voy a ir por más y lo voy a vencer en el mundo espiritual, esa persona siempre decidirá con sabiduría de Dios, aprende a batallar en el mundo espiritual, atar, desatar, decretar, ordenarle al diablo que se vaya antes de tomar una decisión la tienes que ganar en el mundo espiritual.

Debes buscar un mentor a quien imitar, Ezequías reinaba, mientras Óseas era rey de Israel, Óseas era un rey perverso, el papá de Ezequías era Acaz, una persona perversa, Ezequías podría haber dicho: Yo decido lo malo porque con el padre que tengo, con un padre que no me dejo buenos ejemplos, que levantó altares a Satanás, que tomó malas decisiones.

Anuncios


Pero Ezequías trajo un avivamiento porque dijo: Yo no voy a imitar al rey de Israel, no voy a imitar a mi papá perverso, yo voy a imitar a David, mi padre en la Fe, usted no eligió dónde nacer, cuándo nacer, y la familia, no elegiste los padres, pero estás libre de decidir a los padres espirituales que vas a imitar, a la gente de Fe que vas a copiar, y a la gente ungida que vas a decir: A esta gente voy a seguir.

Hay gente que dice: Yo no tengo amor porque no me dieron amor, busca un David e imítalo; pregúntate qué haría David en mi lugar; qué haría Pablo en mi lugar; qué haría Jesús en mi lugar; no somos libres de decidir por nuestros padres, pero somos libres para elegir a nuestros padres espirituales, a nuestros mentores, y si elegimos, elijamos los buenos ejemplos a seguir.

Ezequías podría haberse amparado y decir: Bueno con un padre perverso también salí torcido, yo le pego a mis hijos porque mi papá me pegaba, soy una mala madre, porque mi madre era mala, pero estás libre para decidir, buscar gente de Dios a quién imitar, emular los buenos ejemplos, imitar a la gente que construye y no los que destruyen, seguir el ejemplo de los espirituales que miran por el reino.

Un día iban Eliseo con Elías caminando, y aparecieron cincuenta profetas y le dijeron: ¿Sabes que a tu jefe lo lleva hoy el Señor al cielo? Y Eliseo les dijo: Lo sé, callad, porque cuando usted elige a una persona digna de imitar, e imitas las cosas buenas, siempre vas a callar las voces necias que lo único que hacen es señalarte los problemas, porque cuando caminas imitando a gente de Dios que tiene revelación en la palabra, todo lo que hagas te saldrá bien.

2. Buscare lo que traiga más gloria a mi vida

Tienes que preguntarte si lo que decides ¿va a traer más gloria a Dios, y va a traer más gloria de Dios a tu vida? Si la respuesta es sí, esa decisión siempre va a ser sabia, dice que Ezequías levantó un altar, todo el terreno estaba pervertido: Óseas estaba pervertido, su padre estaba pervertido, la gente estaba pervertida.

Ezequías fue contra la corriente y levantó un altar porque entendió que si levantaba un altar a Dios con su vida, Dios vendría a su vida, y si la gloria de Dios venia a su vida, no le importaría que decida la mayoría, lo que podía decir el resto de la gente, Iglesia: Si lo que decides trae más gloria a tu vida, es lo correcto, y no importa lo que digan los demás, porque con Dios nunca se pierde, con Dios siempre se gana.

Voy a decidir lo que trae más gloria a mi vida, porque lo que trae más gloria me dará más permanencia, Dice que Óseas reinó tres años, pero Ezequías veintinueve, porque cuando una persona decide su vida para traer más gloria de Dios, siempre permanecerá más que la maldad; porque cuando Dios está contigo la maldad nace y se muere, y si la gloria de Dios viene a tu vida, siempre permanecerás y todo te saldrá bien.

Seré fiel en lo que poseo hoy, Moisés cuidaba las ovejas de su suegro, y Dios lo llevó al monte Horeb, ahí hay una enseñanza espiritual: Cuando sabes cuidar lo que otros te prestaron, estás listo para que Dios te lleve a su monte y te de de su gloria, cuando aprendes a ser fiel con lo poco que tienes, Dios te llevará al monte Horeb para revelarte bendición.

Anuncios


David tenía ovejas, pero él las cuidaba; una mañana se levantó, cargó piedras en su bolso y fue a pelear contra Goliat, porque cuando eres fiel con lo que tienes, Dios te dice carga tu bolsa de piedras porque hoy derribarás gigantes, y enfrentarás batallas, y vencerás porque el que es fiel en lo poco, Dios siempre lo pone sobre más, algunos quieren cargar piedras y salir a matar a gigantes, pero no quieren cuidar las ovejas.

Leí que la sangre no va en la misma proporción en el cuerpo, por ejemplo el dedo pulgar tiene más sangre que en el meñique, va proporcionalmente a los órganos, así es la unción, si eres un meñique la unción va a ser poca, pero si eres un cristiano corazón, vas a estar latiendo con la sangre del Señor, cuanto más fiel seas en lo poco, más en lo grande el Señor te pondrá.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

¿Por qué nos congregamos en una Iglesia?

¿Porque ya no te congregas?

Estudios Biblicos.. ¿Por qué ha dejado de congregarse? Esto es un problema de años, pero hoy en dia se esta viendo mas a menudo y debemos volver nuevamente a..

Un comentario

  1. Que palabras tan fuertes y con una fortaleza bendito sea Dios padre perdóname por sentirme débil cuando tu me das la fuerza ayudame rey de reyes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *