Inicio / Estudios Biblicos / El nos lleva de gloria en gloria

El nos lleva de gloria en gloria

Estudios Biblicos – Predicas Cristianas

Texto: 2° Corintios 3:18

Introducción:

Cuando cantamos y adoramos, entramos en Su presencia, hay algo que debe suceder y es que vamos siendo transformados, cambiados, restaurados, edificados, sanados, llenos de Su gloria y de ahí luego de haber estado en intimidad con El, vamos a ser transportados de gloria en gloria.

Anuncios

1. El toque que marca la diferencia

Cuando leemos la Biblia, principalmente en el antiguo testamento, encontramos en varias ocasiones como se relaciona el aceite con la unción, ahora ¿Qué es lo que tiene que ver una cosa con la otra? Después de leer algunos estudios, libros, y buscar al Señor se me revelo el porqué.

Si estudiamos los usos y costumbres de los tiempos bíblicos vamos a encontrar algo muy interesante que te permitirá entender varios aspectos de la unción y el aceite, el aceite tiene algunas cualidades químicas y físicas que lo asimilan muchísimo a la unción, si tu pones aceite en un recipiente aun cuando no haya sol o viento, tarde o temprano, se terminara evaporando.

Yo he visto, como mientras estamos adorando la gente entra a CFN con una mala cara, y cuando se están yendo van con un rostro lindo, algunos llegan feos y cuando se están yendo se van preciosos, veo como algunos matrimonios entran discutiendo, casi ladrándose, pero cuando se van se van amándose y de la mano, es que la unción hace cosas extraordinarias.

Anuncios

Aquel que era viejo y amargado, ahora lo puede ver su esposa lindo, transformado, aquel que vino con la cara larga, se vuelve sonriendo, aquel que era un cascarrabias, ahora viera los modales que tiene para comunicarse con todos, es que la unción nos va cambiando a todos y vamos de gloria en gloria.

(2 Corintios 3:12-13 NVI) Así que, como tenemos tal esperanza, actuamos con plena confianza. No hacemos como Moisés, quien se ponía un velo sobre el rostro para que los israelitas no vieran el fin del resplandor que se iba extinguiendo. Lo que pasaba es que Moisés bajaba después de estar en la presencia de Dios en el monte, y la gente no podía verlo por el resplandor que reflejaba su rostro de la gloria de Dios.

Entonces se ponía un velo en su rostro y de esta manera la gente le podía hablar, pero poco a poco, día a día, me imagino que al rasurarse, lavarse la cara, bañarse, ir al baño, etc, y le sumamos todos los problemas que debía enfrentar y solucionar, la gloria del resplandor en su rostro se iba perdiendo, desvaneciendo y en lugar de decirle a la gente del pueblo, ya me pueden mirar y hablarme sin que les lastime la gloria.

Se dejaba el velo, para simular lo que ya no tenia y la gente pensaba que él estaba ungido, a eso me refiero cuando digo que la unción se evapora como el aceite, porque algún día nos podemos transformar en el eco de lo que fue la voz de Dios, algún día nos podemos transformar en la sombra de lo que algún día fuimos personas ungidas, a lo mejor alguien se haya acostumbrado al maná que caía del cielo.

Esta es precisamente la oración que con mi esposa mantenemos para que nunca nos permitamos acostumbrarnos a lo que Dios nos ha dado, la unción, nunca nos permita que nos acostumbremos a ver gente llorar en la adoración, que nos acostumbremos a los milagros y a las sanidades, a las almas que se entregan al Señor cada semana, etc.

Anuncios

Nosotros los hispanos somos buenos para crear velos, y dejarle creer a la gente que todo está bien, nos acabamos de divorciar, la suegra se vino a vivir a nuestra casa, y perdimos el trabajo y nos preguntan como estas, y decimos, bien, todo bien, ¿Cómo que todo bien? La unción es como el aceite, se puede perder, se puede esfumar, lo mejor que podemos hacer es no negar que necesitamos una nueva unción todos los días.

La unción si no se renueva se evapora, la unción así como el aceite, se desliza, se escapa mas fácilmente que cualquier otro liquido, si hay un pequeño hoyito, orificio, crack, en el recipiente se va, el aceite se desliza y se desaparece, si hay un hueco literalmente se va, se pierde, como en los motores de auto cuando tienen una fuga de aceite, se pierde, y aun se puede perder y no darnos cuenta.

2. Estas ungido para el desierto

Cuando la Biblia dice no des lugar al diablo, esa palabra del original griego significa ventana, abertura, rendija, nada hace que yo pierda la unción, pero lo que acelera el proceso de ir menguando en la unción, son aquellos malos hábitos que van remplazando los buenos hábitos, el aceite tipifica aquello, que nos protege de lo que no hace distraernos, el pecado.

Quiero explicarles cómo funciona el aceite en las ovejas de medio oriente, cuando la Biblia dice en el (Salmo 23) Jehová es mi pastor, unges mi cabeza con aceite, mi copa esta rebosando, en oriente los pastores de ovejas, lo que hacen, literalmente es embadurnar la cabeza de la oveja con aceite.

Porque las moscas, si logran poner un huevo, una larva, en la membrana blanda de la nariz de la oveja, eso se transforma en un gusano que entra en el cerebro de la oveja y las vuelve locas, a punto que se auto golpean contra las rocas, las ovejas, no comen, no beben y terminan muriendo.

El salmista por eso decía unges mi cabeza con aceite, porque lo que estaba pidiendo es que Dios renovara la unción en su cuerpo, en su vida de tal manera que al poner en el aceite, es como si pusiera un centinela, un guardián que protege la mente, de pronto la prohibido está ahí, y aunque tu cuerpo lo quiere ver, la unción que esta ahí, no deja que lo prohibido entre.

La unción te unge la cabeza de tal manera que los gusanos nunca entrarán en tu cerebro, para eso hay que cuidar que el aceite no se nos vaya, la unción tiene que llevarnos de gloria en gloria, la gente se acerca y me dice, Pastor podrías orar por mí y pedir que Dios pueda llenarme de unción, yo no quiero convertirte una piedra en pan, prefiero conducirte al pan de vida.

Prefiero decirte el Lunes yo no voy a estar, el martes tampoco, nos veremos hasta el Miércoles, que pasa si en cualquiera de esos dos días tienes una crisis como la que tienes ahora o peor, tu tendrías que saber que mi Dios es también tu Dios, es tu Dios privado y te está esperando cada día en tu habitación para darte aceite fresco, directo del Padre.

Por otro lado el Salmo dice: Unges mi cabeza, ahora ungir significa: Frotar, de modo que cada vez que Dios unge nuestras vidas, lo que está haciendo en realidad es frotar su naturaleza en nosotros, y cuando eso ocurre estamos ungidos de modo que ningún bicho del infierno y de la vida, osara tocarnos a ninguna de nosotros, porque estamos ungidos hasta los dientes, y listos para reventar todos los poderes del infierno.

Saúl está buscando unas burras perdidas, y entonces la palabra que recibe del profeta Samuel es: Saúl, el espíritu de Jehová vendrá sobre ti con poder, profetizaras y serás mudado o cambiado en otro hombre, eso es precisamente lo que hace la unción, la unción cambia a cualquier persona, transforma las situaciones y nos habilita a funcionar en todo lo que nos venga a la mano.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Estudios Biblicos.. La relación con sus Padres

La relación con sus Padres

Estudios Biblicos.. es de suma importancia tener una buena relación con nuestros padres. A pesar de los errores y equivocaciones que hayan cometido, deben ser..

2 comentarios

  1. Gracias a Dios por ese mensaje que ha abierto mi entendimiento con respecto a la unción a la que se refería David. Dios continúe bendiciendo su vida pastor

  2. Rosa Isela Rivera

    Soy lider de Alabanza en mi Iglesia y este estudio es una gran bendicion hermano que el Señor lo siga usando y dando de su fresca uncion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *