Inicio / Estudios Biblicos / Cómo quebrar los momentos difíciles de la vida

Cómo quebrar los momentos difíciles de la vida

Estudios Biblicos – Predicas Cristianas

Texto: Hechos 16:16 -24

Introducción:

Todos pasamos por momentos difíciles, la Biblia no nos promete un camino de rosas sino que habrá momentos duros en los que entraremos en días malos, momentos difíciles, pero junto con ello, el Señor nos ha de dar la salida y la victoria.

Anuncios


1. El día malo es un período de tiempo inesperado

Donde parece que todo el infierno se desata, por ejemplo, Pablo y sus discípulos llegaron a Europa, predicaron, ganaron gente y una adivina comenzó a perseguirlos dando gritos, Pablo se cansó y echó a los demonios que habían en ella, como consecuencia, toda la atmósfera demoníaca se desató sobre ellos, les arrancaron las ropas, les pegaron y encarcelaron en un lugar de máxima seguridad.

De un minuto a otro todo cambió y sin aviso, Satanás suelta rápidamente todos sus misiles y lo que no ocurrió en un año sucede en una semana, entonces decimos: No puede ser, todo junto, cuando Jesús estaba en el desierto, Satanás también le tiró con todo y luego lo dejó, porque sabía que su tiempo era breve, si el infierno cae sobre tu vida, es para que no captures la bendición que está viniendo, porque Satanás lo intuye y quiere robártelo.

No le importa tanto lo que hemos logrado sino lo que lograremos y nos ataca para que renunciemos a lo venidero, todos conocemos gente inconstante, que posterga, que renuncia a seguir con lo que Dios le prometió, porque en el día malo vendrán consejeros satánicos que dirán: Viste, nadie te llamó, nadie te cuidó, nadie estuvo contigo.

Al final todo es mentira, Dios te prometió tanto y no pasa nada, se acercarán, como se acercaron sus amigos a Job, para que te quedes estancado y renegado, así les pasó a Pablo y Silas que, después de tener un éxito rotundo como el haber ganado a Lidia y predicado a muchas personas, de un minuto para el otro los pusieron en la cárcel.

Anuncios


Lo que más le duele a Satanás es que le saquemos la gente, según la Biblia, lo que está en juego es la gente que Dios quiere salvar y Satanás destruir, Pablo y Silas estaban presos y comenzaron a cantar, la cárcel tembló, se cayeron las cadenas, se abrieron las puertas y cuando el carcelero vio todo eso intentó quitarse la vida para salvar a su familia (porque según la ley romana, si un soldado perdía a un prisionero de máxima seguridad moría él o su familia.)

Pablo, en medio de la oscuridad, le gritó: No te mates porque estamos acá. El soldado sorprendido preguntó: ¿Cómo es? ¿Cuando las puertas de la cárcel se abren los presos escapan y ustedes siguen acá? Pablo respondió: Seguimos acá porque tenemos un propósito. El carcelero preguntó: ¿Qué tengo que hacer para ser salvo?

Pablo le dijo: Cree en Jesucristo y serás salvo tú y toda tu casa. El carcelero los llevó a su casa (en la antigüedad vivían arriba de la cárcel) y vino toda su familia que eran como sesenta personas y cenaron, en el día malo Pablo ganó sesenta personas para Jesucristo ¿Sabe cuál es la enseñanza? En días de mayor conflicto ganaré gente para Jesucristo, y de esto hablaremos en todo este tiempo, ahora hay muchos errores que cometemos.

1° No debemos ser fanáticos cuando el otro no lo es, antes pensábamos que la gente se ganaba por convencimiento, por reiteración, por insistir y eso hace que la persona se cierre, no es por presión, muchos familiares no se convierten porque se sienten presionados por los Cd, Dvd, los mensajes de juicio, y como ellos no son fanáticos, se alejan cada vez más, podemos ser fanáticos con quienes son como nosotros.

Anuncios


2° No debemos criticar, a nadie le gusta que lo critiquen y no estamos llamados a criticar, ni pretender cambiar las conductas de otros sino a salvar, la gente no necesita cambiar sus conductas porque la Fe no es moralista, necesitan creer en Jesucristo, la vida cristiana es sobrenatural y nuestro llamado es decir: Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo, y el Espíritu Santo hará la obra.

3° No debemos discutir, no es por presión sino por revelación, Pablo le dijo al carcelero solamente: Cree en Jesús y el Espíritu se lo reveló, ahora para ganar a la gente, debemos: 1° Captar su necesidad y levantar motivos de oración, orar y confiar que Dios va a hacer la obra, y usted y yo oiremos muchos testimonios de gente salvada para el Señor.

2° Confrontarla, habrá gente a la que tendrás que decirle: ¿Qué impide que aceptes a Jesús? ¡Prepárate! Los carceleros harán que toda tu familia llegue al Señor.

3° Sembrar una revelación, siembra una palabra y espera que la semilla crezca, entonces la persona conocerá al Señor.

4° Invitar a alguien, es una manera de ganar gente, iglesia debes provocar el avivamiento con tu predicación constante, pero hazlo con sabiduría.

2. Los errores se cambiarán en éxito

Dios cambiará las equivocaciones en bendición, Pablo y Silas caminaban y la adivina iba detrás de ellos gritando, Pablo sabía que la chica estaba endemoniada y que no era el momento de sacarle los demonios, pero en un momento se enojó, se los expulsó originando un conflicto tremendo, lo que hizo estaba bien, pero no fue en el mejor momento.

Cuando Pablo escribió Filipenses no dijo: El César es un desgraciado, porque habrían matado a todo el pueblo cristiano, hay tiempos determinados para ejercer cambios, porque cada vez que me equivoque lo reconoceré, aprenderé y seguiré adelante, no echar culpas, reconocer que nos equivocamos, que somos ciento por ciento responsables del error, no derivar responsabilidades en otros, sino asumir las propias.

Vea usted una cosa ¿Quién pecó más Saúl o David? David, porque cometió pecados más terribles pero Dios lo perdonó porque los reconoció diciendo: Enfermedad mía es esta; en cambio Saúl le echó la culpa a los demás ¿Quién pecó más Judas o Pedro? Pedro, porque Judas robó y entregó al Señor, pero Pedro pecó sin parar por tres años y medio, y Dios lo perdonó porque él lo reconoció.

Anuncios


La Biblia dice: El que confiesa sus pecados y los reconoce alcanzará misericordia. El error es un escalón, el éxito es la cima, equivocación significa que aun no llegué a la cima, que caminaré sobre mis errores hasta alcanzar la bendición, vea usted una cosa, el éxito es la posición, el error la situación.

Que tu situación no sea tu posición, hay gente que dice: Soy un fracasado ¡No! Fracaso es la situación, éxito es tu posición, o sea la cima, para los que creemos todas las cosas nos ayudan a bien, ataré la victoria con mi boca, declara victoria en el momento difícil, orar es declarar y debemos aprender.

Satanás nos robó el poder de la declaración. ¡Tengo que hablar mi victoria! Todo lo puedo en Cristo, Soy más que vencedor, Vienen días de victoria, Saldré de mi cárcel, mis cadenas caerán y el poder de la unción estará sobre mí, El que está en mí es mayor que él está en contra de mi, diablo retrocederás. Sin declaración de Fe la adoración no tendrá poder, por eso me pondré de acuerdo con alguien y desatare la victoria.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Sermones Cristianos - Nacer de Nuevo

Nacer de nuevo

Estudios Biblicos. Nicodemo, era un fariseo entendido, que podía desempeñarse como dirigente y maestro en círculos religiosos judíos y que vino a Jesus deseando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *