Inicio / Estudios Biblicos / La oración

La oración

Estudios Biblicos – Predicas Cristianas

En este estudio se habla en detalle casi de todo los tópicos que tienen que ver con la oración. De allí que sea un poco extenso.

¿QUÉ ES ORAR?

  • Orar es hablar con Dios de una manera entendible, sin necesidad de usar palabras rebuscadas de un diccionario, simplemente es entablar una conversación entre Dios y tu. Esa oración no necesariamente tiene que ser repetitiva, sino que lo importante será, la sinceridad de palabras y la disposición de tu corazón. (Enrique Monterroza)
  • La oración es el acto de presentar nuestra impotencia y la de otros, en el nombre del Señor Jesucristo, ante los amorosos ojos de un Padre que sabe, comprende, cuida y contesta. La oración es el anhelo y respiración del espíritu hacia Dios. Es el asirse de la buena voluntad de Dios. (Cameron V. Thompson)
  • Campbell Morgan dijo en cierta ocasión: “Los hombres que oran con poder que prevalece, son solo los que lo hacen en medio de los suspiros y sollozos de la raza humana.”
  • Nadie puede, en esta vida, pasar más allá de la clase de párvulos en la oración. Gracias a Dios que no hay doctores graduados en oración (Cameron V. Thompson)

Dios oye el clamor más débil si es hecho con todo corazón.

R. Rinker afirma haber descubierto que “El verdadero propósito de la oración es poner a Dios en el centro de nuestra atención y olvidarnos de nosotros mismos”.

Yo los llevaré al monte de mi santidad, y los recrearé en mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa, casa de oración será llamada de todos los pueblos.” (Isaías 56:7)

Las oraciones de los santos son preciosas.

  • “Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro animales y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero, teniendo cada uno arpas, y copas de oro llenas de perfumes, que son las oraciones de los santos.” (Apocalipsis 5:8)

LO QUE ALGUNOS HOMBRES PIADOSOS HAN DICHO SOBRE LA ORACIÓN

  • “Los hombres pueden rechazar nuestros llamamientos, desdeñar nuestro mensaje, oponerse a nuestros argumentos, despreciar nuestras personas pero son impotentes contra nuestras oraciones.” (Sidlow Baxter)
  • E. M. Bounds lo expresó más firmemente cuando dijo: “La oración es lealtad a Dios. El no orar es rechazar a Cristo y abandonar el cielo. Una vida de oración es la única vida que cuenta en el cielo.”
  • Dijo C. H. Spurgeon: “La verdadera oración no es tan sólo un ejercicio mental, ni una actuación vocal, pero es mucho más profunda que eso – es la comunión espiritual con el Creador del cielo y de la tierra. Dios es un Espíritu que el ojo mortal no puede ver y que solamente lo percibe el hombre interior; en nuestro espíritu, engendrado por el Espíritu Santo en nuestra regeneración. De principio a fin, la oración es un asunto espiritual, y su objetivo no termina con el hombre, sino alcanzarlo a Dios mismo.”
  • “El verdadero empeño del diablo es evitar que los cristianos oren. El no teme, en absoluto, al estudio sin oración, al trabajo sin oración, a la religión sin oración. Se ríe de nuestras fatigas, se burla de nuestra sabiduría, pero tiembla cuando oramos.” (Samuel Chadwick)
  • “Tengo tanto que hacer (hoy) que pasaré las tres primeras horas en oración.” (Martín Lutero)
  • “Dios tiene un océano sin límites en respuesta al más débil susurro del más abatido santo, si tan solo sale de un corazón contrito y limpio, y si existe una completa dependencia en el irresistible nombre del Señor Jesucristo.” (Anónimo)
  • “Daniel prefirió pasar una noche con los leones que perder un día de oración; Pedro halló más fácil salir de la cárcel que entrar en una reunión de oración.” (Anónimo)
  • “Ante el hecho de la cruz, decidme: ¿no es un escándalo que tú y yo vivamos como vivimos”(Alan Redpath)
  • “¿Podría un marinero estar sentado perezosamente oyendo el grito de angustia de quien se ahoga? ¿Podría un doctor arrellanarse en su confortable sillón y dejar morir a sus pacientes? ¿Podría un bombero ver a la gente quemarse sin prestar ayuda? ¿Puede Sión estar sentada e inmóvil teniendo a su alrededor a un mundo CONDENADO?”(Leonardo Ravenhill)
  • “¡Oh hermano, ora a pesar de Satanás, ora; emplea horas en oración; antes descuida a los amigos que el orar; ayuna y piérdete el desayuno, la comida, el té, la cena, y aun el sueño, antes que descuidar la oración. No basta hablar acerca de la oración; sino que debemos orar con ardorosa vehemencia. El Señor está cerca. El viene quietamente mientras las vírgenes duermen.” (Andrés A. Bonar)
  • “Ni erudición, ni pureza de expresión, ni profundidad mental; ni las flores de la elocuencia, ni la simpatía personal, pueden sustituir la falta de fuego del Espíritu. La oración asciende mediante este fuego. Su llama le da alas, energía y aceptación. No hay incienso sin fuego, ni oración sin llama.” (E. M. Bounds)
  • “El que no ora o, al menos, llama a Dios en su hora de necesidad, seguramente no piensa en El como Dios, ni le da la honra que se merece.” (Lutero)
  • La oración es el acto de presentar nuestra impotencia y la de otros, en el nombre del Señor Jesucristo, ante los amorosos ojos de un Padre que sabe, comprende, cuida y contesta. La oración es el anhelo y respiración del espíritu hacia Dios. Es el asirse de la buena voluntad de Dios. (Cameron V. Thompson)

La razón fundamental por la que oramos es tener comunión con Nuestro padre celestial, y esta comunión significa tener amistad, dialogo y compañerismo. Dios tiene comunión con los que le temen (Salmo 25:14) Tener temor de Dios significa amar todo lo que Dios ama y aborrecer todo lo que Dios aborrece, no solo respetar a Dios.

Cuando una persona tiene comunión con Dios nada es deseable en esta tierra, la presencia de Dios es una delicia que uno quisiera pasarse todo el tiempo con EL. La oración es un deleite (Salmo 16: 11)

¿POR QUÉ LOS CREYENTES NO ORAN?

“…Aun personas que tienen el genuino deseo de orar y han tratado de desarrollar una vida de oración, algunas veces tienen una idea equivocada en cuanto a ella. Piensan que para hacerlo tienen que aislarse por completo, arrodillarse, cerrar los ojos, juntar sus manos, etc. Toman consigo una lista de cosas por las cuales orar y la revisan metódicamente. Nada de eso es malo ni indebido, pero esa clase de vida de oración mecánica puede llegar a ser muy tediosa. Para la mayoría de las personas después de orar durante cinco minutos, no tienen más nada que decir, se frustran y entonces se sienten culpables por no tener una mejor vida de oración. Por eso no nos extraña que haya tantos cristianos remisos a orar. Convirtieron la oración en algo formal, inflexible y muerto, lo que nunca fue la intención de ser. Cada vez que el mecanismo de la oración se interpone en nuestro amor hacia Dios, se convierte en un impedimento y no en una ayuda.” (John Maxwell)

¿POR QUÉ CUESTA ORAR?

La carne es débil (Mateo 26:41), no sabemos esperar, no sabemos orar por un periodo largo de tiempo, por no conocer los principios de oración.

REQUIERE TIEMPO Y ESFUERZO

“Desarrollar una relación profunda con Él requiere tiempo y esfuerzo. No puede desarrollarse en ratos escasos, apresurados y mecánicos, ni tampoco en casos de emergencia. E.M. Bounds una vez escribió: «A Dios no se le puede llegar a conocer precipitadamente. No otorga sus dones a quienes acuden a Él de vez en cuando. El secreto de llegar a conocer a Dios y ejercer influencia reside en estar mucho tiempo a solas con Él».” (John Maxwell)

ESFUÉRCESE PARA ORAR

Dr. O. Hallesby dijo: “Esforzarse en oración significa esforzarse a través de esos estorbos que refrenarían o incluso nos impedirían completamente de continuar en oración perseverante. Significa que debemos estar tan atentos en todo tiempo que nosotros podemos notar cuando nosotros nos tornamos perezosos en la oración y que nosotros podamos ir al Espíritu de oración para tener esto remediado”. (Véase Colosenses 4:14)

Lleve cada problema que usted enfrenta a Dios a través del “Espíritu de oración” (el Espíritu Santo) que le ayudará a remediarlo.

LOS PRINCIPIOS DE LA ORACIÓN

Maxwell aconseja como orar.

SEA ESPONTÁNEO

“Trate de sacarse de la cabeza de una vez y por todas que la oración tiene que ser tediosa o repetitiva. En cambio, debe ser espontánea y emocionante. Eso tampoco significa que va a ser siempre alegre y divertida. Habrá ocasiones en que se lastime y clame a Dios pidiendo consolación y otras en que le grite enojado. Sin embargo, también reirá y la pasará bien. Lo importante es que se muestre tal cual es.

¿Qué significa mantener un espíritu espontáneo? Digamos, por ejemplo, que ora cada mañana al levantarse. Una mañana específica, al mirar su lista de oración, puede ser que se sienta preocupado y distraído.

En vez de tratar de lidiar con esa preocupación inquietud y reprimirla, hable a Dios sobre ella primero. Y si no puede comprender qué le está molestando, pida a Dios que se lo revele. Despejar la mente al comenzar a orar bien quizás sea lo que necesite hacer para comunicarse mejor con Dios. O tal vez sea algo por lo que Dios quiere que ore durante todo su tiempo de oración en esa mañana.

Acerca Danny Totocayo

Revise también

Sermones Cristianos - Nacer de Nuevo

Nacer de nuevo

Estudios Biblicos. Nicodemo, era un fariseo entendido, que podía desempeñarse como dirigente y maestro en círculos religiosos judíos y que vino a Jesus deseando...

Un comentario

  1. Ahora se que he orado con certeza de que mi forma de orar es correcta, gracias mi Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *