Inicio / Estudios Biblicos / ¿Podemos entender la Biblia?

¿Podemos entender la Biblia?

Estudios Biblicos – Predicas Cristianas

Muchas veces se nos dice que la Biblia no puede ser entendida de la misma manera. Muchos excusan la división religiosa sobre las premisas de que la Biblia no puede ser entendida. Yo soy un firme creyente de que sí, si ella es entendible del todo, será entendible de la misma manera.

Los Cristianos del primer siglo entendieron la palabra de Dios. Estaban unidos en nombre, organización, adoración, doctrina, fe, y práctica (Hechos 2:42). El apóstol Pablo mandó: “Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y un mismo parecer” (1 Cor. 1:10). De nuevo Pablo dijo: “Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor” (Efe. 5:17). La historia Bíblica atestigua que el hombre nunca ha tenido problema con el entendimiento de la palabra de Dios. Adán y Eva entendieron lo que Dios les había dicho (Gén. 3:1-3). Naamán entendió el mandamiento de “zambullirse siete veces en el río Jordán” (2 Rey. 5:10-12). El mandamiento de Dios es exactamente tan fácil y simple de entender hoy día como lo fue entonces.

Anuncios

La gente está dividida Sobre lo que la Biblia NO dice:

Todos están de acuerdo en que el cántico está autorizado y de que es correcto cantar en nuestro servicio de adoración (Efe. 5:29; Heb. 2:12; Col. 3:16). Pero existe la división hoy día sobre el uso de la música instrumental en la adoración. La Biblia no dice nada acerca del uso de la música instrumental en la adoración en el Nuevo Testamento. No hay un sólo mandamiento o ejemplo que autorice la práctica. Los apóstoles establecieron el orden de las iglesias del primer siglo y ellas nunca usaron instrumentos musicales. Si Dios les hubiera mandado usarlos, le hubieran obedecido. Puesto que no usaron música instrumental, es evidente que Dios no la autorizó. ¡Estamos divididos sobre algo acerca de lo cual la Biblia no dice nada! La controversia terminaría inmediatamente si cada uno aceptara únicamente lo que la Biblia enseña.

Cuando venimos al tema del bautismo, todos estamos de acuerdo en que es escritural bautizar a los creyentes arrepentidos. Pero estamos en desacuerdo sobre el bautismo de bebés y de la aspersión. ¿Por qué?

No hay un caso de bautismo de bebés en la palabra de Dios, ni hay el caso de alguno siendo asperjado y que a esto se le llame bautismo. Jesús dijo: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” (Mat. 28:19). Usted no puede bautizar a una persona hasta que primero le enseñe a esa persona y a los bebés no se les puede enseñar la palabra de Dios. Lo que se cocina es esa división que existe sobre algo acerca de lo cual la Biblia no dice nada. Si todos aceptaran únicamente lo que Biblia dice concerniente al bautismo, la unidad prevalecería.

Anuncios

Todos estamos de acuerdo en que la iglesia del Señor puede escrituralmente ocuparse o comprometerse en las siguientes obras: la predicación del evangelio, proveer para los santos pobres, la edificación (1 Tesal. 1:8; Hch. 4:34-35; 6:1-7; 1 Tim. 5:16; Efe. 4:11-16).

La división existe en la iglesia del Señor hoy día, no sobre lo que la Biblia enseña, sino sobre las cosas que no están mencionadas en la palabra de Dios — a saber, la iglesia patrocinadora de recreación y entretenimiento, iglesias comprometiéndose en negocios seculares, y el tipo de iglesia patrocinadora de la cooperación. No hay Escrituras que autoricen a la iglesia para comprometerse en tales cosas.

Estamos de acuerdo en lo que la Biblia enseña, pero estamos en desacuerdo y, consecuentemente, estamos divididos sobre cosas que no están enseñadas en la palabra de Dios. ¿Dónde en la Biblia puede uno leer acerca de la iglesia del Señor patrocinadora de entretenimiento, recreación, comprometiéndose en negocios seculares, etc.?

Podemos entender lo que la Biblia dice si la estudiamos cuidadosamente con una mente abierta y prestos a obedecer. Debemos aprender a respetar el silencio de Dios. Debemos también desear ser guiados por lo que la Biblia dice y no por lo que ella no dice (Deut. 29:29). La Biblia nos juzgará en el último día (Juan 12:48).

Acerca Edgardo Róman

Revise también

Estudios Biblicos.. Las llaves del Reino

Las llaves del Reino – La Autoridad – Parte III

Estudios Biblicos.. La actividad más importante en la tierra es el liderazgo; porque el liderazgo determina en que se convertirán los seguidores...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *