Inicio / Estudios Biblicos / Los libros llamados Apócrifos – Parte III

Los libros llamados Apócrifos – Parte III

Estudios Biblicos – Predicas Cristianas

El Eclesiástico: Dice Du-Clot, en “Vindicias”, página 508: “Algunos antiguos han dudado de su autenticidad, por no hallarse en el canon de los judíos”. El libro tiene un prólogo que se atribuye a un tal Jesús, nieto del autor de dicha obra. Del prólogo son las siguientes palabras: “Mi abuelo Jesús, después de haberse aplicado con el mayor empeño a la lectura de la ley y los profetas, y de otros libros… quiso él también escribir algo sobre estas cosas”.

De este párrafo aprendemos que el tal Jesús escribió porque él quiso. Que los Judíos tenían los libros inspirados, denominados “la Ley y los Profetas” (Mateo 5:17), y además otros que no lo eran.

El mismo autor del prólogo dice, más abajo, hablando de que los libros pierden al ser traducidos y añade: “No solo este libro, sino la ley y los profetas”.

Anuncios


El autor de este libro jamás pretendió escribir bajo la inspiración del Espíritu Santo.

El libro en general es el mejor de los Apócrifos. No obstante su lectura es un buen argumento contra la propia inspiración.

Da consejos como estos:

“Si te has visto forzado a comer mucho retírate de la concurrencia y vomita; y te hallarás aliviado”. Capítulo 31 versículo 25. En el versículo 37, hablando del vino, dice: “El beberlo con templanza es salud para el alma”.

En el capítulo 33, verso 16, dice así: “Yo ciertamente, me he levantado a escribir el último y soy como el que recoge rebuscas tras los vendimiadores”. Este testimonio del autor demuestra que él no creía que estaba escribiendo un libro que era la Palabra de Dios.

Anuncios


El mismo confiesa que era el resultado de sus estudios y conocimientos. El que escribe por inspiración no habla así. Además los judíos creían que para escribir bajo inspiración de Dios había que ser profeta, y el canon auténtico del Antiguo Testamento, parece estar de acuerdo con este criterio.

La profecía de Baruc: Dice el Abate Du-Clot, en su libro “Vindicias de la Biblia”, página 548; “Los judíos no admiten este libro por no hallarse en el hebreo”.

El libro se atribuye a Baruc, contemporáneo de Jeremías.

En el capítulo primero, versículo uno al tres dice: “Estas son las palabras del libro que escribió Baruc, el año quinto, a siete del mes, después que los Caldeos se apoderaron de Jerusalén y la incendiaron. Y leyó Baruc (en Babilonia, junto al río Sodi), las palabras de este libro en presencia del hijo del rey Joakín y de todo el pueblo que acudió a oírlo”. El lector tendrá bondad de fijarse bien en lo que acabamos de copiar.

Anuncios


Ahora bien; Jerusalén fue destruida en 588 a.de C., según el “diccionario Bíblico”. En esta fecha, los Babilonios, dejaron en Judea a los más pobres y pusieron por gobernador a Gedalías; con este “residuo” quedaron Jeremías y Baruc. Pero algún tiempo después ciertos judíos mataron a Gedalías y se llevaron el residuo a Egipto. Véanse II Reyes, Capítulo 25, versículos 22 a 26, y Jeremías, capítulo 43, versículos 1 al 7. Baruc fue para Egipto con Jeremías y no para Babilonia.

El libro de Baruc afirma que fue escrito en Babilonia, cinco años después de destruida Jerusalén, esto colocaría al libro como escrito en 583, antes de Cristo. Pero resulta que el verso 8 del capítulo primero dice: “Después que Baruc hubo recibido los vasos del templo del Señor, que habían sido robados del templo, para volverlos otra vez a tierra de Judá”.

Estos vasos que fueron llevados de Jerusalén a Babilonia, no regresaron hasta el año primero del reinado de Ciro, rey de Persia. Véase Esdras, capítulo uno. Los vasos regresaron el año 536, antes de Cristo.

¿Cómo pudo haber sido escrito el libro de Baruc, por éste, en Babilonia, siendo que Baruc, no fue llevado a dicha ciudad, sino que se marchó con Jeremías a Egipto?.

¿Cómo se puede armonizar el hecho de que fue escrito en 583, y el libro fue leído en Babilonia y sin embargo, los vasos no fueron devueltos a los judíos sino 47 años mas tarde?. Además según Esdras, los vasos no fueron entregados a Baruc, sino a Sesbassar, gobernador de Judea y a Esdras. Sacerdote. Véase Esdras 5:14 y 7:19.

En la lista que tenemos en Esdras, capítulo dos, donde se mencionan todos los hombres notables que regresaron a Jerusalén con Esdras, ni siquiera se menciona a Baruc.

En el Capítulo 3, verso 4 dice: “Dios de Israel, escucha ahora la oración de los muertos de Israel”. ¿Qué quiere decir esto?.

Las partes añadidas a Daniel.

Dice la versión Torres Amat, en la introducción de Daniel: “Algunos escritores manifestaron dudar de la autenticidad de tres partes de este libro… porque no se hallan en el hebreo”.

Anuncios


“Los rabinos no reconocen por canónicas dichas tres partes”.

En el capítulo 3 verso 38 (Este capítulo tiene 66 versículos añadidos), dice: “No tenemos en este tiempo ni caudillo ni profeta”.

Daniel profetizó desde 597 a 538, mientras que los profetas Haggeo, Zacarías y Malaquías, son posteriores. Malaquías es colocado por los entendidos en la materia, a partir del año 450, antes de Cristo.

¿Cómo es posible que estas partes añadidas al libro del profeta Daniel fuesen escritas por el propio Daniel y afirmara que en aquel tiempo no había profeta?.El pueblo de Israel estuvo sin profetas 400 años, desde Malaquías hasta Cristo. Seguramente esta parte añadida a Daniel, sería escrita durante estos años.

Con esto concuerda otro pasaje del libro Apócrifo, I de Macabeos, capítulo 9, verso 27, que dice: “Fue pues grande la tribulación de Israel desde el tiempo que dejó de haber profeta”. Macabeos relata la historia del pueblo hebreo, de unos 140 años antes de Cristo.

Acerca Central de Sermones

www.CentralDeSermones.Com está dedicado a llevar el evangelio de Jesucristo y la Palabra de Dios al mundo. Índice de predicas cristianas, sermones, predicaciones, mensajes cristianos, estudios biblicos, bosquejos y otros recursos cristianos basados en la biblia que le ayudaran a evangelizar y en su crecimiento espiritual. Los mensajes cristianos, predicaciones, sermones, estudios biblicos, y otros recursos cristianos en nuestro índice fueron publicados por fieles creyentes en Jesucristo, de diferentes denominaciones quienes han deseado compartir sus predicas cristianas, sermones, estudios biblicos, bosquejos, y mensajes cristianos.

Revise también

Sermones Cristianos - Nacer de Nuevo

Nacer de nuevo

Estudios Biblicos. Nicodemo, era un fariseo entendido, que podía desempeñarse como dirigente y maestro en círculos religiosos judíos y que vino a Jesus deseando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *