Inicio / Estudios Biblicos / Los libros llamados Apócrifos – Parte I

Los libros llamados Apócrifos – Parte I

Estudios Biblicos… Predicas Cristianas

En ciertas ocasiones el clero romano acusa a los evangélicos de que las versiones de la Biblia de éstos están “truncadas” y que las Biblias llamadas “evangélicas” son diferentes a las católicas. Para muchos, la verdad sobre el tema, es un enigma.

Es mi propósito en el presente estudio, aclarar, hasta donde me sea posible, esta cuestión. La versión oficial de la iglesia Romana, es la Vulgata. Las versiones evangélicas constan de 66 libros, pero la Vulgata, tiene 73. En el Nuevo Testamento no hay ninguna diferencia, pero no ocurre lo mismo en el Antiguo. La Vulgata contiene los mismos 66 libros que constituyen nuestras versiones; pero además tiene añadidos los siguientes libros y capítulos:

LIBROS:

Anuncios

Tobías, Judith, la Sabiduría, el Eclesiástico, Baruc y los dos libros de Macabeos.

CAPÍTULOS Y VERSÍCULOS

El capítulo 10 del libro de Esther, tiene añadidos 10 versículos y además 6 capítulos completos. Así que el libro de Esther, en la Vulgata tiene 16 capítulos. El capítulo 3 del profeta Daniel, tiene añadidos 66 versículos, desde el 24 al 90, y además dos capítulos completos, el 13 y el 14, que cuentan las leyendas de Susana, y Bel y el Dragón. Estos libros y porciones adicionales que se hallan en la versión “Vulgata”, se les llama los “apócrifos”. La palabra apócrifo significa “algo que es fabuloso, no auténtico, supuesto o fingido”.

I. ¿Cómo llegaron estos libros a formar parte de la Vulgata?.

Anuncios

De las antiguas versiones de la Biblia, la más notable es la llamada “septuaginta”, o versión de los 70. Se le llamó así porque se cree que fue traducida del Hebreo al Griego, por 70 hombres, los que según H.B. Pratt, autor de la Versión Moderna, eran todos judíos Egipcios. Estos 70 realizaron su trabajo con el apoyo del rey Egipcio Tolomeo Filadelfo, que reinó de 285 a 247, antes de Cristo.

¿Qué propósito movió a estos 70 a realizar dicho trabajo?.

Según unos, fue el deseo de los judíos que habían nacido fuera de Palestina, de tener una traducción de los libros considerados como sagrados, en su propia lengua nativa, el griego.

Según otros, los 70 emprendieron por encargo directo del rey Tolomeo, gran admirador de las letras y fundador de la gran biblioteca de Alejandría, con el propósito de tener en ella una versión de los libros hebreos de la época. Esta opinión parece ser la más fuerte.

Sea cual fuere el motivo que movió a los 70; lo cierto es que ellos tradujeron al griego más libros que los que eran considerados como inspirados por los judíos de Palestina; y con el tiempo esta versión griega llegó a tener añadidos 15 libros, llamados apócrifos cuyos nombres damos a continuación.

Anuncios

  • 3 Libros (1,2 y 3) Los Macabeos.
  • 2 Libros 3 y 4 de Esdras
  • 1 Libro Tobías
  • 1 Libro Judith
  • 1 Libro Baruc
  • 1 Libro La Sabiduría
  • 1 Libro El Eclesiástico
  • 1 Libro La oración de Manasés
  • 1 Libro La Epístola de Jeremías
  • 1 Libro Enoc
  • 1 Libro Los Jubileos
  • 1 Libro La ascensión de Isaías

Algunos de estos libros fueron escritos muchos años después de Tolomeo Filadelfo, por ejemplo Los Macabeos y Enoc.

La Septuaginta, aunque en general buena, tenía sin embargo, grandes defectos.

Los 70, parece que tradujeron los libros de la ley con bastante fidelidad, pero en el resto del Antiguo Testamento, se permitieron variar un poco el texto original según su criterio.

Las Cronologías especialmente no concuerdan con el texto original hebreo. Esta versión griega del Antiguo Testamento, compuesta por 53 o 54 libros llegó a tener gran circulación entre los judíos dispersos por todas las colonias fuera de Palestina y en cuyas provincias se hablaba el griego.

En un librito titulado “¿QUE ES LA BIBLIA?, escrito por M. Charles, y publicado con licencias eclesiásticas por la editorial católica Difusión, Avenida de Mayo 1035, Buenos Aires, dice así en la página 26: “En la época de Jesucristo y de los Apóstoles, Jerusalén tenía su Biblia Hebrea (texto original :39 libros, mas 7 igual a 46.” Este lenguaje en un libro católico y con licencias, no debemos pasarlo por alto.

Es un católico romano, quien afirma que en tiempos de Jesús, el texto original de la Biblia de los judíos que permanecían más o menos fieles a la doctrina ortodoxa estaba compuesta oír 39 libros, ni uno más , ni uno menos.

II. ¿Cómo fueron considerados?.

Según las investigaciones de algunos eruditos, entre ellos Ohler y Frankel, los judíos de Alejandría usaban la Septuaginta, porque era la que tenían directamente a su alcance, pero dicen, que ellos no admitían los apócrifos, como parte del Canón de los libros inspirados.

Por otra parte es un hecho que en Alejandría había judíos que habían dejado de ser ortodoxos, para caer en un liberalismo extremado.

Hay fundadas razones para creer que los apóstoles usaron la versión de los 70. De las 280 citas o referencias, que del Antiguo Testamento, se hallan en el Nuevo, 265 concuerdan mejor con el texto griego de la Septuaginta que con el texto original hebreo. Pero es un hecho sintomático notable que si los apóstoles usaron dicha versión no han citado ni una palabra de un libro Apócrifo. El primer escritor que citó un libro apócrifo fue Ireneo, el año de 180 de nuestra Era.

Acerca Central de Sermones

www.CentralDeSermones.Com está dedicado a llevar el evangelio de Jesucristo y la Palabra de Dios al mundo. Índice de predicas cristianas, sermones, predicaciones, mensajes cristianos, estudios biblicos, bosquejos y otros recursos cristianos basados en la biblia que le ayudaran a evangelizar y en su crecimiento espiritual. Los mensajes cristianos, predicaciones, sermones, estudios biblicos, y otros recursos cristianos en nuestro índice fueron publicados por fieles creyentes en Jesucristo, de diferentes denominaciones quienes han deseado compartir sus predicas cristianas, sermones, estudios biblicos, bosquejos, y mensajes cristianos.

Revise también

Nuestra posición en Edén

Nuestra posición en Edén

Estudios Biblicos... Dios creo al hombre en la eternidad para un propósito eterno, lo primero que Dios creo fue el cielo, segundo la tierra y tercero al...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *