Inicio / Estudios Biblicos / El poder del compromiso – Parte II

El poder del compromiso – Parte II

Estudios Biblicos… Predicas Cristianas

Las bases del compromiso

Texto: Apocalipsis 3:15

Introducción:

Anuncios

Solo el 5% de los creyentes llevan a una persona a Cristo ¿Porque si sabemos que hay un cielo y un infierno porque no compartimos el Evangelio? ¿Por qué tantas parejas viven en pecado sin casarse? ¿Por qué el pastor tiene que estar siempre detrás de los líderes para que sirvan? ¿Por qué será que los pastores tienen que rogarle a la gente que diezmen y ofrenden?

¿Por qué será que la gente se va de la iglesia y deja todo tirado? Todo se contesta con una misma cosa…la falta de compromiso, los hogares, mayormente se destruyen por la falta de compromiso, ¿Que es el compromiso? El compromiso es una decisión, una determinación que se hace con todo el corazón y fuerzas, de rendirse, de entregarse, de dedicarse, de estar disponible, de consagrarse, de darse en sacrificio, de rendirse con todas las fuerzas sin reservas a alguien o algo.

1. Hay un precio que deberás pagar

El compromiso implica sacrificio, significa estar dispuesto aun hasta la muerte, otra palabra en términos y tiempos de Jesús, como la palabra compromiso no existía, era la palabra pacto, hoy en día se traduce más moderno: Compromiso. ¿Qué dice el hombre que se compromete con la mujer o viceversa? Cuando vienen al altar, dicen: Yo te prometo, me comprometo contigo, está haciendo un pacto, un compromiso.

Anuncios

(Hechos 19:13) habla de unos exorcistas ambulantes, ambulante: Vagabundo; es uno sin hogar, uno que no se compromete, la gente evita a toda costa comprometerse, porque si yo le defino la palabra compromiso se define en una sola palabra: ¡Pagar un precio! El compromiso es costoso, muchos quieren muchas cosas al venir a la iglesia, necesito que me liberen, necesito que me sanen, que me ministren, necesito que me ayuden…pero quieren todo gratis.

¿Has dicho tú: Yo me comprometo en esta casa? ¿Has dicho tú: Yo quiero dar en esta casa? Una vez más, si defino compromiso lo pondría en una sola palabra y es: Pagar un precio, el compromiso es caro, si quieres las bendiciones de Dios tenemos que pagar un precio, muchos de nosotros no estamos dispuestos a pagar un precio por lo que nosotros queremos y le pedimos a Dios, porque lo que quiero implica muerte.

Un vagabundo es uno que no tiene casa, va de casa en casa, ¿usted sabia que un vagabundo no tiene casa, no se compromete, y quiere todo por nada? Hay muchos vagabundos en la iglesia, hay muchos vagabundos que quieren todo por nada, y le digo esto para resumirle este asunto del compromiso ¿Usted sabe que muchos cristianos en la iglesia no comprometidos terminan heridos?

Les voy a contar algo iglesia, en esta nación queremos todo por nada, sin pagar un precio y vivimos un cristianismo casual, vivimos en un tiempo en donde tenemos que gritar y comprometerte, el comprometerse si le tengo que dar otra palabra, seria un individuo que hace las cosas con todas sus fuerzas, David se caracterizaba por eso, David hacia las cosas con todas sus fuerzas, que feo se siente cuando uno hace las cosas a medias.

La palabra compromiso significa darse sin reservas, no existe mitad comprometido o parcialmente comprometido.

Si alguien está parcialmente comprometido está destinado a no tener éxito, si haces algo, haz lo mejor que puedas, yo soy pastor y siempre busco ser el mejor, sé que hay mejores que yo, pero digo mi competencia es conmigo, si hago algo, lo hago con todo mi corazón, con todas mis fuerzas, con todo.

Anuncios

¿Por qué? Porque entiendo que lo que haga si estoy comprometido voy a tener éxito, ¿sabes porque muchos de ustedes no han tenido éxito en sus casas de paz? Porque no te has comprometido, ¿sabes porque tu familia no ha venido a Cristo? Porque cuando usted se comprometa la gracia de Dios viene sobre usted y sobre ellos, vea usted una cosa, mis hijos sirven a Jesús porque vieron a sus padres comprometidos con Jesús.

Con gente media comprometida, ¿quien dice quiere una casa de paz? No estoy muy ocupado pero déjame ver si la abro, déjame yo voy a orar, con esa gente no vas ni a la esquina, son gente errante, hoy en nuestra sociedad no hay compromiso, por eso los pastores tienen que estar detrás de la gente siguiéndola y siguiéndola y siguiéndola ¿Por qué? Porque no quieren comprometerse, son nómadas del reino.

No tienen una casa, van de iglesia en iglesia y nunca toman una como su casa, a esos el enemigo los conoce. A Jesús conozco que es comprometido y a Pablo también pero ustedes no los conozco. Y le cayeron encima los demonios, yo vengo acá y yo le doy todo porque estoy comprometido con Dios y con ustedes, así que ustedes no tienen una excusa para no abrirme una casa de paz, no tienen una excusa para no cubrir sus discipulados. Pastor es que estoy ocupado.

2. Las excusas que todos ponemos

Les voy a hablar de las excusas al compromiso que le dieron a Jesús y esas excusas siguen igual en el día de hoy, todo el mundo tiene una excusa válida. ¿Por qué? No comprometerse con Dios, le voy a decir una de las excusas: Yo no quiero quedar mal por eso no me comprometo. ¿Cuáles son las bases para consagrarnos, estar disponibles, comprometernos, entregarnos a Dios? Hay una base ¿Cuál es la base?

Hasta que ustedes no entiendan eso siempre van a estar en el valle de la indecisión ¿Cuál es la base?

Porque la expresión Jesús es el Señor es una expresión de territorio, es decir, cuando Cristo se confiesa como Señor es entonces cuando Cristo viene a tomar posesión de nosotros, El viene a ser el dueño cuando nosotros hacemos esa confesión como Señor ¿Cuál es la base del compromiso? La base para que todo cristiano se consagre, y esté disponible, se entregue a Cristo es que Jesús sea su Señor.

El individuo que nunca ha hecho a Jesús Señor nunca se va a consagrar ni a estar disponible para Dios, es decir si una persona nunca ha hecho a Jesús su Señor puede decir que es cristiano pero de nada sirve ¿Cuál es el significado de la palabra Jesús es el Señor? En el momento en que usted lo confesó en ese momento tomo alguien dueño suyo, antes de eso el diablo era el dueño suyo, no existe nada intermedio.

Para entender el significado de la palabra Jesús es el Señor tenemos que primero entender la palabra siervo. (Mateo 18:23-25) Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos. Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos. A éste, como no pudo pagar, ordenó su señor venderle, y a su mujer e hijos, y todo lo que tenía, para que se le pagase la deuda.

La Escritura nos muestra el significado bíblico de la palabra Señor y su contraste con la palabra siervo, nos dice que el señor tenía un siervo que le debía mucho dinero al que no podía pagarle la deuda al señor y dice que el señor ordenó que el siervo fuera vendido junto con su familia y todas sus posesiones ¿Como es esto posible? ¿Qué tipo de relación existía entre estos dos como para que el señor pudiera venderlo?

¿Es acaso el siervo propiedad de su señor? Ese es el impacto de las palabras del nuevo Testamento, el señor era su dueño de aquellos que eran sus siervos y ellos eran literalmente sus esclavos, hay dos palabras, la palabra siervo es la palabra doulos y la palabra señor es la palabra kurios ¿Que significa señor? Porque es tan importante que el creyente entienda que si Cristo es mi Señor entonces no me va a quedar otra que comprometerme con Él.

Ahora si tú no te ves como que Cristo es tu Señor yo te hago una pregunta, yo dudo que usted vaya al cielo, si no hay cambio de dueño otro es tu dueño, en el momento que la gente confiesa públicamente Jesús es el Señor inmediatamente hay otro dueño que viene, ya el dueño de tu casa no es el diablo, ¡El dueño de tu casa es Cristo! ¡El dueño de tu cuerpo es Cristo!

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Nuestra posición en Edén

Nuestra posición en Edén

Estudios Biblicos... Dios creo al hombre en la eternidad para un propósito eterno, lo primero que Dios creo fue el cielo, segundo la tierra y tercero al...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *