El poder del compromiso – Parte II

Mire lo que sucede, antes se la pasaban hasta las 3 de la mañana bailando en discoteca, tomando alcohol, sirviendo al infierno, fumando marihuana, viendo pornografía y nunca te quejaste de que era mucho, hoy en día estas quejándote de la casa de paz que tienes que hacer todos los jueves, antes el otro dueño no tenia misericordia, te aplastaba te deprimía te enfermaba te metía alcohol, estaba destruyendo a tu familia, pero ahora el otro dueño tuvo misericordia, te amo, te cambió y ¡ahora tú te estás quejando!

3. El es el Señor de mi vida

¿Qué es kurios? El que confiesa que Cristo es el Señor ¿Qué significa? Eso es una frase territorial cuando alguien cree en su corazón que Cristo es el Señor y cree y lo confiesa, en ese momento Jesús toma la llave y dice esta casa es mía, este territorio es mío, este negocio es mío, entrona a Cristo como el Señor de tu negocio ¿Que significa la palabra kurios? No vamos a entender el compromiso si no sabemos cuál es la base.

1° Kurios significa: Dueño, amo, el Señor o el amo es el que posee derecho de propiedad sobre bienes y aun sobre personas que son en este caso sus siervos, todo lo que posee y tiene el siervo, el kurios es el dueño.

2° Autoridad absoluta y soberana, el Señor es aquel que manda las órdenes e instrucciones que deben ser obedecidas, ejemplo padre e hijo, los hijos están para obedecer a sus padres.

3° Dios absoluto, el emperador romano era dios para los romanos, en este caso para nosotros Cristo es nuestro único Dios, cuánta gente dicen que son cristianos y ninguna de esas 3 cosas les aplica, hacen lo que quieren, como quieren, cuando quieren, no se someten a Dios y son individuos que sus cosas que tienen es de ellos no es de Jesús talentos, dones, propiedades; todo lo que tienen es de Dios, Cristo te lo dio.

La base para usted y para mí para consagrarnos a Dios es una, que Cristo es mi Señor, mi kurios que significa: Mi dueño ¿Dueño de qué? De lo que tengo, de lo que soy, de dones, de talentos, tengo lo que tengo porque mi dueño me lo dio, cuando Él se hizo dueño tuyo y mío se hizo responsable de nuestra provisión, porque el ser dueño significa que Él paga nuestras cuentas, el ser dueño significa que Él nos da salud, el ser dueño significa: Tu sirve y yo te doy todo lo que necesites.

¡Jesús es mi dueño, Jesús es mi Señor, Jesús es mi autoridad absoluta! Yo creo a Cristo como mi Salvador… ¿pero no es tu dueño? ¿Qué tal si Dios te dice que el auto que tienes se lo regales a tu padre? No es que Cristo es tu Señor y si Él te pone algo en tu corazón hacer, ¿no es que es tu Señor? No me diga que Cristo es su Señor y todavía está viendo pornografía.

No me diga que Cristo es su Señor y lleva 3 años en la iglesia y nunca ha diezmado y ofrendado, esa cartera no es del Señor Jesús, esa cartera es tuya, este mensaje no es popular, porque la gente quiere todo por nada, vienen a la iglesia y quieren todo por nada, Cristo dice: Quiero compromiso, quiero entrega, quiero servicio, quiero disponibilidad ¿Por qué? Yo soy tu dueño, yo te voy a proveer, yo te voy a abrir una puerta pero dame tu casa, dame tu auto, dame tu corazón, dame tu vida, dame tus hijos, dame tu familia, yo voy a pelear por ti, pero si yo soy tu Señor, no Satanás.

Dios no te dio ese talento para que se lo des al mundo, Dios te dio ese talento para que se lo des a Él porque Él pago por el talento, Satanás no ha pagado nada, lo que ha hecho es enfermarte, destruirte, arruinarte, nunca te ha dado nada, en cambio Jesús te dio vida cuando estabas en depresión, cuando estabas solo, cuando murió alguien de tu familia, cuando todos te habían dejado.

El siempre ha estado contigo… ¿por qué no lo haces tú dueño? ¡Jesús es mi Señor! No me avergüenzo de decirlo, no me avergüenzo de proclamarlo… ¿por qué? Porque Él es el que me paga las cuentas, ¿Que significa doulos-siervo? 1° Significa esclavo, el siervo en realidad es un esclavo de otro hombre, eres la propiedad del Señor, pierdes los derechos y privilegios, pierdes tu libertad, tu voluntad y hasta tu identidad. Yo me voy de esta iglesia porque aquí no me dan mis derechos.

Quiero decirle algo; en el Reino no hay derechos hasta que cumplas tus responsabilidades. Demanda que te cuiden cuando tú cuidas, demanda que te den cuando tú des, demanda recibir cuando tú das a otros para que reciban ¿Cuál es el punto? El siervo es uno que no tiene identidad porque ya la perdió, no tiene derechos, no tiene privilegios ¿Porque los cristianos se ofenden? Porque les tocan sus derechos.

Cuando a un pueblo solo le hablas de derecho lo arruinas, como es posible que tienen derecho a pelear, que tienen derecho a que no lo discriminen pero no le dicen que no maten a un niño, no le dicen que tienen que respetar, no le dicen que su responsabilidad no es matar a los bebes en el vientre, votamos tantos derechos y no le enseñamos responsabilidades, yo quiero derechos, yo quiero derechos pero ¡cumple con tus responsabilidades! Quieres derechos de los políticos pero no cumples tus responsabilidades, pide derechos cuando sirvas.

Hay una generación nueva que Dios está levantando, ¡gente comprometida! Cuando tú cumplas tus responsabilidades entonces levanta tu voz ¿Qué es el siervo? Aquel que no tiene derechos ni privilegios, no tiene identidad porque el dueño tiene su compra, le voy a contar como pasaba esto, si lo aplicamos antes de la Biblia esto funcionaba de esta forma, los romanos tenían unos soldados llamados gladiadores y estos se compraban afuera como esclavos.

Los romanos iban a ferias de esclavos y se los ponían en fila, los iban a comprar al mercado de esclavos, ahora, tú sabías que estabas en el mercado de esclavos, yo estaba en el mercado de esclavos deprimido con 20 años con pensamientos de suicidio, pero vino Jesús y dijo: Yo tengo un propósito con ese, yo voy a cambiar naciones con ese, yo voy a poder liberar con ese, yo voy a pagar un precio, dime cuánto vale; mi sangre lo paga ¡Cristo pago por nosotros!

(1 Corintios 6:19-20) ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

Fuiste comprado a precio de sangre, le costaste caro al Señor, no le costaste una vaca, no le costaste un terreno, no le costaste un pedazo de cielo, ¡le costaste su SANGRE! ¿Cómo que ahora no le vas a servir? ¿Pagó Satanás algo por ti? Pero sí le servías, sí pasabas horas bebiendo alcohol, ibas rumbo al infierno y Satanás nunca pagó nada por ti.

Jesús fue al mercado de esclavos y dijo ¿cuánto vale? Ahora El es tu dueño ¿por qué no te comprometes? Porque no le sirves si ¡Él pagó con esa sangre! La iglesia de Jesús funciona solamente con un 20%. Esos no son vagabundos son los hijos, el 80% son vagabundos que vienen a la iglesia y quieren todos los manjares y todos los privilegios por nada.

¿Qué es lo opuesto de una persona entregada, comprometida, disponible? Lo opuesto es la apatía que es no tener emociones, no tener fuego, dijo Jesús por cuanto no eres ni frio ni caliente te voy a vomitar de mi boca, no se ha escrito ninguna historia de un tibio, pero si se han escrito historias de gente comprometida, yo quiero levantar una generación así; comprometida, entregada a Dios.

Como eres tibio te voy a escupir de mi boca, porque ni estas en la iglesia ni te comprometes ¿Cuál es el punto? Ya es su cuerpo, ya fui comprado, fuimos comprados (1 Pedro 1:18-19) Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación

¿Qué nos dice de todo esto? Es cierto que somos esclavos y siervos pero la Biblia también dice que somos hijos, hay una verdad mayor ¿Cuál es el punto? Si Jesús hizo tanto por ti ¿porque tu mujer tiene que estar ayunando y orando todos los días para que busques a Dios? En un mundo de crisis como el que estamos viviendo tú no puedes sobrevivir siendo un cristiano casual.

Tú tienes que estar entregado a Dios, con espíritu, con alma y cuerpo, cuando te comprometes con la visión, con Dios, tu familia también va a estar comprometida a Dios ¿Sabes por qué? Dios honra tu compromiso ¿Quieres que tu matrimonio funcione? Comprométete con tu mujer, no es a medias, mientras estés a medias siempre va a haber otras opciones, cuando estés comprometido con todo tu corazón vas a ver a Dios pelear por ti.

Somos esclavos, somos hijos pero la Biblia dice también que somos mayordomos, un mayordomo es el que tiene cosas y las administra, este es un principio, esta palabra se deletrea de la siguiente manera: MAYORDOMÍA pero comprometido, cuando no estás comprometido una mala expresión de un ujier te saca de la iglesia, cuando no estás comprometido cualquier cosa te quiebra.

Mayordomía: dice la Biblia que Jesús crecía en gracia, sabiduría y estatura delante de Dios y delante de los hombres, ¿Cristo necesitaba el favor de su Padre? ¿Siendo un hombre sin pecado? Dios nos da mayordomía, esos hijos que tienes no son tuyos, son de Dios, ese negocio es de Dios, Jesús nos sacó de esclavo y nos hizo hijos, Jesús nos dio la potestad de ser hijos, hoy como hijo yo te voy a hacer mayordomo de una familia, de un negocio, de un auto, de un don, de un llamado.

Todo eso no es tuyo, es mío, yo te lo doy porque te amo ¡Te lo doy porque te amo! ¡Todo eso que nos fue dado por GRACIA! Como tu manejes esta gracia, que tan mayordomo seas con mi gracia, ¡así yo te voy a bendecir! Yo te di un talento yo quiero que lo multipliques. Yo te di dinero quiero que lo multipliques. Yo te di familia yo quiero que la cuides y seas un buen mayordomo. Yo voy a volver por ti y te voy a pedir cuentas porque yo tengo la autoridad de venderte, porque yo te compre en el mercado de los esclavos.

Mayordomía es una comodidad muy cara, todo lo que Dios nos da para que manejemos esto, se llama gracia.

El favor que Dios nos dio para la gente, no es para mí es para otros, la llave de la gracia, la mayordomía, un día va a venir el dueño a pedir cuentas, El nos va a juzgar. ¿Y…los miles de pesos que te di para que ayudaras al pobre, al extranjero, para que sembraras en mi Reino? Lo gastaste en deleites, en comida y nunca diste de lo que yo te di en tu mano, siervo infiel, yo no quiero estar ahí.

Cuando Jesús me juzgue, quiero verlo a la cara y decirle: Señor fui un buen mayordomo de lo que me diste y lo que me diste te lo multipliqué ¿Donde está el don que yo te di? Dios no te dio gracia para ti, te dio gracia para otros, y cuando tu le das a otro Él te va a bendecir, que Jesús, el Hijo de Dios, sea el Señor absoluto y autoridad absoluta de tu vida, has un pacto con El, de seguirlo, de honrarlo, de comprometerse, cada uno es mayordomo del don, pero el don no es tuyo ¿Para quién es?

© Daniel Tomas

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

También Revise

Los Cuadros de Jesús - Parte I .. Estudio Biblico

Los Cuadros de Jesús – Parte IX

Jesucristo, el dador del Espíritu Santo. Este es uno de los pasajes proféticos más interesantes que Jesús haya pronunciado. Su ministerio estaba a punto de..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *