Inicio / Estudios Biblicos / El poder del compromiso – Parte VIII

El poder del compromiso – Parte VIII

Estudios Biblicos… Predicas Cristianas

Compromiso: un pacto con los creyentes

Texto: Éxodo 19:5-6

Introducción:

Anuncios


Nosotros los líderes hemos enseñado a la iglesia a vivir en una democracia y no en un Reino, el Reino de Dios es diferente a una democracia, porque en la democracia solo le enseñamos al pueblo sus derechos pero no le enseñamos sus responsabilidades, la gente está siempre buscando derechos pero no han hecho sus responsabilidades, cuando usted haya cumplido con sus responsabilidades entonces podrá reclamar sus derechos.

Hemos enseñado al pueblo la independencia, independencia del compromiso, en otras palabras haz lo que te dé la gana, cásate, ten una casa, ve a la iglesia, pero no ponemos el compromiso con eso, por eso es que los matrimonios fracasan, por eso es que las iglesias no tienen obreros, porque enseñamos el compromiso independiente de todo, no puedes enseñar el compromiso independiente de todo lo demás, el compromiso lo es todo.

Dios nos ha enseñado la interdependencia es decir que estamos ligados y todo lo que hacemos envuelve compromiso, entonces no le saquemos el compromiso para una cosa y compromiso para otra cosa, la gente quiere todo independiente del compromiso, Dios nunca llamó a ser independientes sino interdependientes, cuando usted viene a ser independiente de la fuente de la que salió y no la honra, su provisión se va a secar.

Usted solo puede tener a lo que se compromete, lo que usted honra usted se compromete a eso, usted Puede medir su eficacia por su nivel de compromiso. Cuando usted no está comprometido a algo, el trabajo que haga es terrible, mire si usted es un hombre de negocios y tiene a alguien que no está comprometido, mide el trabajo que hace si es malo, quiere decir que esa persona no está comprometida.

Porque cuando una persona está comprometida hará cosas con todas sus fuerzas, corazón y mente, cuando uno tiene corazón de padre muchas veces se compromete en las personas que no están comprometidas, son las que más le sacan la energía, su tiempo y al final del día terminan hablando mal de usted. ¿Cuál es la lección? Comprometámonos más con aquellos que están comprometidos.

Anuncios


Dios es así, el nivel de compromiso que usted tenga con Dios es el nivel de compromiso que Dios tiene con usted, el nivel de compromiso que usted tiene con Dios no es más ni menos que lo que usted se merece, es el nivel de compromiso que usted tiene, muchos de ustedes claman por más y dicen: ¿Porque Dios no ha abierto esta puerta? Dios te dice: Estas comprometido conmigo el 20 % y yo estoy comprometido el 20%. Estas comprometido al 50 % yo me comprometo el 50%.

¿Como Dios se relaciona con Su pueblo?

La Biblia dice que la única forma de tener una relación perdurable, constante y permanente debe ser fundamentada en un pacto de compromiso, entre un hombre y una mujer, entre una relación, ¿cómo nos relacionamos con el pueblo de Dios? De la misma manera que nos relacionamos con Dios, ¿y como nos relacionamos con Dios? Por un pacto hecho con sacrificio. De esa misma forma nos relacionamos con Su pueblo.

¿Cómo entró en pacto Dios con Israel? (Éxodo 19:5-6) Recuerde que este era un pueblo desconocido, Israel es uno de los pueblos más chicos del mundo y ¿como Dios entró en relación con ellos? La relación de Dios con Israel está basada en guardar Su pacto, esto fue lo que lo llevó a una relación con Dios.

Anuncios


Ese pacto que hicieron con Dios, y ahora Dios le llama gente santa, ellos no era pueblo pero cuando hicieron un pacto con Dios pasan ahora ser pueblo, ¿cómo entró en relación con Dios? Por un pacto, por el compromiso, en otras palabras, Dios les dijo: Si quieren una relación cercana conmigo yo quiero compromiso, yo quiero pacto, es la única manera.

¿Cómo entramos nosotros con Dios? (1 Pedro 2:9-10. (No eras pueblo….pero ahora eres pueblo de Dios) ¡Soy pueblo de Dios! Usted no pertenece a un santo, no pertenece a un hombre rico, usted pertenece a un Dios Todopoderoso, ¿cómo entró a ese pueblo? ¿Antes no éramos pueblo, que éramos? Extranjeros ¿Pero quién eres ahora? Soy el pueblo de Dios.

Eso quiere decir que ¡Dios es mi Dios, que el Dios de Abraham, el Dios de Jacob, el Dios de Isaac, ¡El es mi Dios! El creador del cielo y la tierra, su Dios hizo los cielos y la tierra, soy el pueblo de Dios, no estoy sin esperanza, no estoy solo, no estoy sin pacto, yo he hecho un pacto, ¡Dios es mi Dios!/// 1) Somos pueblo de Dios y entramos a hacer relación con Dios por medio de un compromiso y un pacto.

(Mateo 26:28) dice que Jesús se entrego y derramo su sangre por muchos, si nosotros hacemos un pacto con Jesús a través de su sangre no podemos evitar la responsabilidad con los creyentes, a través de la sangre de Jesús entramos en pacto con Dios, pero esa es la parte que Cristo hizo ahora usted tiene que responder a la otra parte, la de decir: Yo quiero comprometerme, yo quiero hacer un pacto de servir a Dios.

Que mis hijos, mis nietos y tataranietos sirvan a Dios y no la hechicería, la idolatría, la droga, que no sirvan al sexo ilícito, yo voy a hacer un pacto con Dios, no con gallinas, no con corderos, sino con la sangre de Jesús, entonces entramos al pacto, somos pueblo escogido y santo, ¿qué haces todavía en los boliches, que haces todavía hablando chistes sucios, que haces todavía queriendo el mundo perdido? Tú eres el pueblo santo.

Entramos al pacto a través de la sangre de Jesús, pero tengo que responder a ello, cuando recibes a Jesús

Tu le dices: Tu eres mi Señor, el Señor te dice: Si pero quiero compromiso, quiero que comprometas tu dinero, quiero que comprometas tu corazón, quiero que comprometas tu familia, quiero que comprometas alma, cuerpo y espíritu, cuando lo hagas y respondes, dijo Dios: Vengan, júntese los santos y hagamos un pacto con sacrificio.

No hay pacto sin sacrificio, Cristo es el sacrificio, el derramó su sangre y por medio de El entramos a ese pacto y ahora Dios dice: Hijo ahora has tu parte ¿Cuál es tu parte? Presentar vuestros cuerpos en sacrificio vivo y agradable en el altar, ahí vas a presentar todo aquello que te detiene hacer un pacto con Dios.
2. El pacto, el compromiso, trae unidad con Dios y unidad con el pueblo

El pacto o compromiso te introdujo en una relación con Dios, pero también te introduce en una relación con el pueblo, no existe el estar comprometido con Dios y no estar comprometido con su pueblo, no existe estar comprometido con el pueblo y no estar comprometido con Dios, la primera parte, la sangre, el compromiso, me lleva a hacer pacto con Dios y pacto con el pueblo.

Anuncios


El compromiso final del pacto es la unión, no podemos tener verdadera unión sin compromiso, ¿cuántos de ustedes quieren más unión en la familia, con sus discípulos?

Hoy en día es muy fácil decirle a alguien: Estoy unido contigo, unámonos, vamos a darnos las manos… eso no es unión, la unión quiere decir: Estoy comprometido contigo, me doy a ti.

No puedes estar unido a mí como tu pastor a menos que estés comprometido conmigo, no puedes estar unido a tu esposa o hijos si no estás comprometido con ellos primero, porque el compromiso es la pega que te mantendrá cerca de ellos, algunos dicen: Estoy peleando por la unidad en mi familia ¿Cómo? La única manera que lo tienes que pelear es cuando te comprometes, es cuando usted se da, cuando se entrega, cuando estas disponible a tu familia, entonces podrás decir: Estoy buscando la unidad.

No me digas que estas unido a mi visión, sino estas comprometido a la visión, porque el compromiso es la pega pega (es la plasticola del reino). Cada vez que hay intención de tirar la toalla, cada vez que hay tentación de decir: Ya no quiero más, estoy cansado de los problemas ¿Que es lo que lo mantiene ahí? ¿Que lo mantiene pegado? Es el compromiso, es el pacto.

Si no quieres perder tu matrimonio, si quieres salvar tu matrimonio pégate como la pega pega, porque el compromiso trae unidad, que fácil es decir: Te amo, estoy unido contigo, si tú no estás comprometido con esa persona es puro cuento, si quieres unidad, ¡compromete hijo! Da de ti, siembra, está disponible, si no hay compromiso estás perdiendo tu tiempo ¿Compromiso a qué? Uno al otro.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Sermones Cristianos - Nacer de Nuevo

Nacer de nuevo

Estudios Biblicos. Nicodemo, era un fariseo entendido, que podía desempeñarse como dirigente y maestro en círculos religiosos judíos y que vino a Jesus deseando...

Un comentario

  1. Tremenda enseñanza, vale la pena leer y escuchar los sermones y predicase de este Hombre de Dios y Embajador del cielo en la tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *