Inicio / Estudios Biblicos / ¿Cómo se dará..?

¿Cómo se dará..?

Estudios Biblicos… Predicaciones Cristianas

¿CÓMO SE DARÁ LA RESURRECCIÓN Y LA TRANSFORMACIÓN DE LA IGLESIA EN EL ARREBATAMIENTO?

Para dar respuesta a esta interrogante en forma acertada, debemos estudiar y analizar muy detenidamente el destino de los que han muerto en la diferentes dispensaciones. ¿Dónde están los que murieron y los que mueren en este tiempo? Esta interrogante para ser respondida nos lleva hacer un estudio de la doctrina de los infiernos. Pasemos analizar dicha doctrina.

Según la Sagradas Escrituras hay tres tipos de infiernos, que son: El hades que es el mismo seol, (Apocalipsis 20:11:15); el tartarus donde están los ángeles caídos, lo que se conoce como prisiones de oscuridad, o prisiones eternas (Judas: Verso 6; 2ª Pedro 2:4); y el lago de fuego llamado geena el valle del hinom (Mateo 5:22, Marcos 9:43). De estos tres infiernos estudiaremos el Hades o el Seol.

En sus idiomas originales, la Biblia usa más de setenta veces el término hebreo seol y su equivalente griego hades, los cuales tienen relación con la muerte. En algunas Biblias se traducen “sepulcro”, “infierno”, “hoyo” y así por el estilo. Pero en realidad el lugar geográfico del hades o seol es el centro de la tierra, (Número 16:31-33; Efesios 4:9-10)

Según la historia que Jesús narra del rico y Lázaro, el hades en su significado final es un lugar que se compone de dos departamento, uno llamado la parte inferior, y la otra la parte superior. En la parte inferior es donde está el rico, y la parte superior es donde esta lázaro llamado también el seno de Abraham (Lucas 16:19-31)

Debemos aclarar, que cuando se produce la muerte en el ser humano, su lugar de destino temporal es el hades igual llamado seol. Nadie va al cielo al morir, solo Jesús ha ido al cielo en forma estacionaria, Jesús dijo: “…Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo, el hijo del hombre…” (Juan 3:13). El apóstol Pablo fue en forma temporal.

La Escrituras registran que el hades es un lugar donde van los muertos que partieron sin tener relación con Dios, y los que murieron teniendo afinidad con Dios (Hechos 24:15; Apocalipsis 20:13). Los perdidos están en la parte inferior del Hades, y los salvos en la parte superior.

“…Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno…” Lucas 16:19-23.

De este lugar hizo referencia el apóstol Pablo cuando trató el tema de la muerte de Cristo, quien muriendo en una condición de pecado por causa de que Dios lo hizo pecado, fue a la parte más baja de la tierra, esto es, la parte inferior del hades, es decir el lugar de tormento. Analicemos el pasaje.

“…Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo…” (Efesios 4:9-10)

El caso registrado en el evangelio de Lucas capítulo 23 verso 43 del acontecimiento que se dió en la cruz, cuando Jesús le dijo al ladrón “…De cierto te digo, hoy estarás conmigo en el paraíso…” Da a entender a primera vista que al morir Jesús y el ladrón se trasladaron al paraíso al instante. Eso no lo registran las escrituras, lo que sí dice la biblia es que al morir Jesús descendió a las partes más bajas de la tierra.

El problema de lo que registra el evangelio de Lucas esta, en que colocaron la coma antes del término “hoy” cuando debería ir después de dicho término. Una coma mal colocada en una oración distorsiona por completo el sentido de dicha oración, no dándose el significado de lo que se quiso decir.

Si colocamos la coma después del “hoy” en la oración, el hoy es aplicable a que en este momento te lo estoy diciendo, y no que hoy estarás conmigo en el paraíso.

La oración debería leerse como sigue: “De cierto te digo hoy, estarás conmigo en el paraíso”, al leerlo bajo este sentido, la promesa que Jesús le da al ladrón, es algo que se dará en el futuro en la resurrección de los muertos, cuando seamos trasladados al paraíso al tercer cielo para que se cumpla el programa de Dios con la iglesia en relación a Cristo.

Por otra parte, hay una posición teológica que alega, que al Jesús resucitar traslado el seno de Abraham al cielo llamándose en la actualidad el paraíso. Esto es una posición que pierde fuerza en el campo de la teología.

Cuando las Escrituras dicen que Jesús “llevo cautiva la cautividad” no se está refiriendo a dicho traslado, el sentido de lo que se quiso decir con esta expresión es que Jesús con su muerte y resurrección, cautivo lo que tenía cautivo al hombre, esto es la muerte y el pecado.

Jesús, por el cumplimiento de la ley, fue justificado en el espíritu del estado de pecado que Dios había colocado en Él, impartiéndole Dios la vida resucitando de los muertos venciendo la muerte.

Estos dos fenómenos que entraron en el hombre en el huerto del edén (El pecado y la Muerte) fueron vencidos por Jesús en el cumplimiento de la ley, cautivando lo que tenía cautivando al hombre, dándole libertad impartiendo a todos los que creen en su nombre la justicia y la vida de Dios.

A esto es lo que se refiere el pasaje cuando dice que Jesús “…llevo cautiva la cautividad…” Hay que tomar en cuenta que en el seno de Abraham nadie estaba ni esta cautivo en el sentido de estar en una prisión..

Mi pregunta es: ¿Si al morir vamos al cielo, a la presencia de Dios, a quien viene a buscar Cristo en la resurrección de los muertos cuando se dé el programa del arrebatamiento de la iglesia?

La biblia dice que en la resurrección final el hades entregara los muertos, (Apocalipsis 20:13) por igual en el arrebatamiento de la iglesia los muertos que están en el programa de la resurrección se levantaran del Hades.

Tome en cuenta estas verdades paralelas, el cielo no ha sido habitado todavía, como tampoco el lago de fuego. Nadie tiene derecho a estos lugares si no ha sido juzgado. De paso le digo una gran verdad, el cielo no es un lugar donde la iglesia pasará la eternidad, los redimidos por Cristo pasarán la eternidad en la tierra nueva donde se posará la nueva Jerusalén, y he aquí la morada de Dios y los hombres. Este es el programa final de Dios con los hombres morar con ellos por la eternidad.

Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron…” Apocalipsis 21:1-4.

© José N. Briceño Aldana

Acerca José N. Briceño Aldana

Director presidente del ministerio de la formación y la evangelización "Jesús Soberano Señor".

Revise también

Predicas Cristianas - Dadme un hombre

Portaos varonilmente

Estudios Biblicos - Tu iglesia te necesita. Ya basta de hombres que no quieran estar al frente de la iglesia. El enemigo nos está ganando. El reto es Portaos varonilmente.

2 comentarios

  1. Creo que esta un poco errado el hermano con este sermón tiene que leer Apocalipsis 6;9,10,11.. En donde estan las almas hay varón en el? Hades? no están en ese lugar varón.

  2. Esta completamente errado hermano, esa es la teoria de los testigos de jehova, revise el material que muestra y los antiguos estudios de la muerte del cristiano de este blod lo confirman, triste que este en esta pagina, confunde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *