Inicio / Estudios Biblicos / Crecimiento – Parte I – Estudios Biblicos

Crecimiento – Parte I – Estudios Biblicos

La tarea de edificar la iglesia

Estudio Nº 3

Anuncios

PROPÓSITOS:

1. Que el líder tenga un propósito y un plan de trabajo.
2. Que el líder reconozca y utilice los recursos humanos que tiene a su disposición para la obra de Dios.

TEXTO CENTRAL: Nehemías 3:1-32

INTRODUCCIÓN:

Anuncios

Nehemías hubiera logrado muy poco si no contara con la dedicación de parte de un pueblo dispuesto a reconstruir el muro. Con la clase de humildad que es característica de un líder piadoso, Nehemías dio todo el mérito al pueblo cuando escribió: “Edificamos, pues, el muro… porque el pueblo tuvo ánimo para trabajar” (Neh. 4:6).

Al estudiar este capítulo descubriremos principios que se aplican a todas las tareas humanas, especialmente a la labor de edificar la iglesia.

I. El propósito del trabajo

A. Nehemías estaba preocupado solo acerca de una cosa: La gloria de Dios «Edifiquemos el muro de Jerusalén, y no estemos más en oprobio» (Neh. 1:3; 2:17).

La reconstrucción de los muros y la instalación de las puertas también significaba protección y seguridad para el pueblo. Jerusalén estaba rodeada de enemigos y no tenía sentido que los residentes mejoraran sus propiedades cuando nada los protegía de la invasión y el saqueo.

Anuncios

B. Ilustración: «Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús» (2 Co. 4:5). El propósito de todo ministerio es la gloria de Dios y no el engrandecimiento de los líderes u organizaciones religiosas.

C. Aplicación: Las palabras de Cristo en su oración sacerdotal deberían ser la fuerza motivadora de todo ministerio cristiano (Jn. 17:4). Dios tiene una tarea especial para cada uno de sus hijos (Ef. 2:10), y le glorificamos al llevarla a cabo de una manera humilde y fiel.

II. El plan del trabajo

A. Nehemías era un líder que planeaba el trabajo y llevaba a cabo lo planeado. El pueblo terminó esta difícil tarea porque obedeció al mismo líder, mantuvo los ojos fijos en la misma meta y trabajó como un solo hombre para la gloria de Dios. Ni el enemigo fuera de la ciudad ni las dificultades dentro de la misma distrajeron a Nehemías de la tarea que Dios le había dado (Fil. 3:13).

B. Ilustración:

1. La palabra edificaron se usa varias veces en Nehemías 3 y significa “restaurar”.

Para la reconstrucción de los muros usaron las mismas piedras y las sacaron de entre los escombros.

2. La palabra restaurar se usa más de treinta veces; y significa “fortalecer y afirmar”.

Nehemías no estaba interesado en un “arreglo rápido”, ni en una pared blanqueada que pronto se desmoronaría. Estaban edificando para la gloria de Dios y por lo tanto, lo hicieron todo lo mejor que pudieron.

C. Aplicación: Cuando hagamos la obra de Dios debemos hacerlo para su Gloria, es decir, de la mejor manera. Pero no es suficiente con hacer solamente la obra de Dios, debemos también asegurarnos que quedará protegido del enemigo. “Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo”
(2 Jn. 8).

III. Las personas en el trabajo

A. En Nehemías 3 se ve reflejada a la iglesia. Las circunstancias cambian, pero la naturaleza humana permanece.

1. Dios usa toda clase de personas. El capítulo menciona sacerdotes y gobernadores, hombres y mujeres, artesanos profesionales e incluso personas que vivían fuera de la ciudad . Había lugar para todos y una tarea para cada uno.

2. Los líderes deben dar ejemplo (Neh. 3:1). Porque la gloria de Dios estaba involucrada en el proyecto, los sacerdotes y levitas estaban dispuestos a trabajar.

Que el sumo sacerdote Eliasib usara sus manos consagradas para el trabajo manual muestra que él consideraba la edificación del muro como un ministerio para el Señor.

3. Algunos no van a trabajar (Neh. 3:5). Tecoa era un pueblo a unos dieciocho kilómetros de Jerusalén, y algunos de sus habitantes subieron a la ciudad para ayudar en el trabajo. ¡Qué contraste entre estas personas y sus líderes! Los de Tecoa ayudaron en dos lugares (vs. 5, 27), mientras que sus nobles u hombres importantes no quisieron doblar el espinazo y trabajar en ningún lugar.

4. Algunos trabajan más que otros (Neh. 3:11, 19, 21, 24, 27, 30). La mayoría de los obreros se contentan con dejar las herramientas cuando acaban la tarea, pero esta gente pidió que les asignara otros trabajos.

5. Algunos hacen la tarea cerca de casa (Neh. 3:10, 23, 28-30). Al menos seis diferentes obreros, además de un número desconocido de sacerdotes, restauraron las porciones de muro que estaban más cerca de sus casas.

6. Algunos trabajan con más entusiasmo que otros (Neh. 3:20). Baruc es el único que trabajó «con todo fervor». La palabra hebrea para «fervor» significa «arder o brillar» y sugiere que Baruc quemó mucha energía.

B. Aplicación:

En este capítulo aprendemos lo siguiente:

1. No es suficiente con decir que hemos hecho tanto como otros; debemos hacer tanto como podamos durante todo el tiempo que Dios nos permite hacerlo (Mt. 5:47).

2. Un proverbio chino dice: “Es mejor ser amable en casa que quemar incienso en un lugar lejano”. Pablo escribió: “aprendan éstos primero a ser piadosos para con su propia familia” (1 Ti. 5:4).

3. Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas (Ec. 9:10). Los obreros perezosos no solo se roban a sí mismos, sino también a sus compañeros de trabajo. “También el que es negligente en su trabajo es hermano del hombre disipador”(Pr. 18:9).

CONCLUSIÓN:

Un humorista dijo una vez: “Me gusta el trabajo, me fascina. Me puedo sentar y pasarme horas mirándolo”. En lo que se refiere a la obra del Señor, no hay lugar para los espectadores o consejeros y críticos autonombrados; pero siempre hay lugar para trabajadores.

Al estudiar este capítulo, hemos descubierto principios que se aplican a todas las tareas humanas, especialmente a la labor de edificar la iglesia.

Cuestionario Nº 3

1. ¿Qué factor importante contribuyó a la terminación del muro?

2. ¿Cuál fue el propósito principal para la reconstrucción del muro? (Neh. 1:3; 2:17)

3. ¿Cuál es el propósito de todo ministerio cristiano? (Jn. 17:4; 2 Cor. 4:5)

4. Usando la ilustración de la reconstrucción de los muros podemos decir que cuando ministramos a personas:

a. Estamos edificando____
b. Estamos restaurando____

5. Cita los diferentes grupos de personas que trabajaron para la reconstrucción del muro (Neh. 3).

a. ________ b. ________
c. ________ d. ________
e. ________ f. ________

6. En Nehemías cap. 3 hemos aprendido que Dios usa:

a. Solamente a personas capacitadas y con talentos.
b. A toda clase de personas dispuestas a ser usadas por él.
c. A personas que tienen tiempo para servirle a él.

7. ¿Quién fue la única persona que trabajó con fervor? ¿Cuáles son las razones por las que pocas personas pongan todo sí para el trabajo? (Neh. 3:20)

8. Examínate y responde, ¿con qué grupos de personas te has identificado como integrante de tú célula?

Acerca Leandro Berardinetti

Revise también

Mensajes Cristianos.. Discipulado Nº 6. Tiempo de siega

Discipulado Nº 6. Tiempo de siega

Mensajes Cristianos... Estamos viviendo los últimos tiempos y es por eso la urgencia que Dios nos pone a todos para que prediquemos la palabra a tiempo y fuera de tiempo..

2 comentarios

  1. Claudio Zárate Palomino

    Es gratísimo encontrar un estudio muy centrado, pues ayuda a crecer en el servicio del Señor. Gracias siervos del Señor por compartir este estudio.

  2. GRACIAS CLAUDIO… LA GLORIA A DIOS….. CUALQUIER COSA A SU SERVICIO.. BENDICIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *