Inicio / Estudios Biblicos / El nombre de Yhwh

El nombre de Yhwh

Estudios Biblicos – Predicas Cristianas

Una distinción principal entre los Nazarenos y el Judaísmo mayoritario del primer siglo, fue en relación con el uso del nombre de YHWH. Mientras que en el Judaísmo mayoritario lo habían limitado y aun, en algunos casos, habían prohibido el uso del nombre de YHWH, los nazarenos eran perseguidos en ocasiones por no participar en esta prohibición.

Prohibición del Nombre

Mientras que el uso del Nombre de YHWH era común en cualquier lugar en los tiempos del Tanaj (los tiempos del Antiguo Testamento), por el siglo primero el Nombre era usado solamente en el Templo. Aun cuando leían las Escrituras, el Judaísmo mayoritario usaba eufemismos o substituciones en lugar de pronunciar el nombre (j.Meg. 71d). Según el Talmud, después del tiempo de Simón el Justo (un contemporáneo de Alejandro el Grande), el sacerdote dejó de usar el Nombre en las bendiciones (b. Yoma 49b). La prohibición sobre el nombre, no obstante, no continuó de esta forma. Más tarde, en la era del Segundo Templo era usado, pero solamente en el Templo según dice la Mishná:

“En el santuario uno dice el Nombre según está escrito pero en la provincias, con un eufemismo” (m.Sotah 7:6; b Sotah 38b; m. Tamid 7:2)

De hecho el nombre era usado en el Templo aun cuando se saludaban, como dice la Mishná:

[hablando sobre el comportamiento en los terrenos del Templo]

“Y ordenaron que un individuo debía saludar a su amigo con el Nombre de Dios, de acuerdo con lo que se dice, “Y, he aquí, Boas vino a Belén; y él dijo a los segadores, ¡’YHWH sea con vosotros’! Y ellos contestaban, ‘YHWH te bendiga'” (Rut 2:4) (m.Ber. 9:5)

El historiador del primer siglo, Josefo, menciona la prohibición sobre el uso del nombre de YHWH. Josefo, escribiendo sobre los acontecimientos de Éxodo 3 dice:

“Con lo cual Dios declaró a él [Moisés] su santo Nombre, que nunca había sido revelado a los hombres antes; referente a lo cual no me es permitido a mí decirlo ya más” (Josefo; Antigüedades 2:12:4)

Esta prohibición de decir el nombre de YHWH parece que era ya universal para el primer siglo. Aun los inconformistas de la comunidad de Qumran (normalmente se cree que son los Esenios) seguían la prohibición. El Manual de Disciplina dice:

“Cualquiera que dice en alto el Más Santo Nombre de Dios, ya sea como maldición, o que se le escapa en un juicio o por cualquier otra razón, o mientras está leyendo un libro, u orando, ha de ser despedido para nunca más volver a la sociedad de los Yahad.” (1QS Col. 6 línea 27b – Col. 7 línea 2a)

Después de la destrucción del Templo en el año 70 E.C., el Judaísmo farisaico prohibió el uso del Nombre de YHWH completamente. La nueva halajá era que el Nombre tenía que “ser escondido” (b.Pes. 50 a) y “ser guardado secreto” (b. Kidd. 71 a).

La práctica de usar eufemismos en lugar del Nombre de YHWH comenzó en una temprana fecha, mucho antes del primer siglo, se ve claramente en fuentes importantes: la Septuaginta, los Salmos y el libro de Daniel.

La Septuaginta es una traducción griega del Tanaj que fue hecha alrededor del año 250 A.E.C. Hay mucho debate en cuanto a si la Septuaginta originalmente contenía el nombre de YHWH, o simplemente los eufemismos para el Nombre. Sin embargo, los traductores de la Septuaginta parafrasearon Levítico 24:16 de manera que quedara claro que la prohibición existía por el tiempo que la Septuaginta fue traducida. El texto hebreo de Levítico 24:16 dice así: “Y el que blasfemare el nombre de YHWH ha de ser muerto” (Levítico 24:16 del hebreo)

Sin embargo, los traductores de la Septuaginta lo parafrasearon así: “Y el que nombre el nombre del Señor, que muera por la muerte” (Levítico 24:16 de la Septuaginta)

Este parafraseo indica claramente que la prohibición sobre el nombre existía en el tiempo en que la Septuaginta fue traducida.

Más evidencia sobre la prohibición del nombre que era tempranamente, se puede encontrar comparando los Salmos 14 y 53. Estos dos salmos son casi idénticos, excepto que YHWH en los versículos 2, 4, 6 y 7 del Salmo 14 ha sido cambiado por ELOHIM (Dios) en el Salmo 53. Esto es una pieza importante de evidencia que nos dice muchas cosas:

La práctica del uso de eufemismos en lugar del nombre de YHWH se remonta a la edición y publicación del Libro de los Salmos.

En el tiempo en que el libro de los Salmos fue editado la práctica de la substitución existía aunque no era universal, ya que el nombre era usado en la mayoría de los Salmos incluyendo el Salmo 53, que era gemelo del Salmo 14.

Una evidencia final de que la prohibición sobre el uso del nombre de YHWH es anterior al primer siglo se encuentra en las secciones en arameo de Daniel. Aunque el nombre aparece en las porciones en hebreo de Daniel, es notable que falta en la porción mayor en arameo. Esto nos dice que, por el tiempo en que Daniel fue escrito, era la costumbre, por lo menos de algunos, de no usar el nombre en otra lengua que no fuera el hebreo.

No solo el Judaísmo mayoritario leía substituciones tales como “Elohim” y “Adonai” cuando llegaban a YHWH leyendo el Tanaj, sino que los escribas antiguos del Tanaj realmente substituyeron en muchos lugares “Adonai” por YHWH en el texto mismo. Éstas, en muchas traducciones, han sido impresas como “Señor”. La lista oficial dada en la Masorá (197:15, Gingsburg edition [Edición de Gingsburg]) contiene los 134 momentos, que son como sigue:

  • Génesis 18:3, 27, 30, 32; 19:18; 20:4
  • Éxodo 4:10, 13; 5:22; 15:17; 34:9 9;
  • Números 14:17;
  • Josué 7:8;
  • Jueces 6:15; 13:8;
  • 1ª Reyes 3:10, 15; 22:6;
  • 2ª Reyes 7:6; 19:23;
  • Isaías 3:17, 18; 4:4; 6:1, 8, 11; 7:14, 20; 8:7; 9:8, 17; 10:12; 11:11; 21:6, 8, 16; 28:2; 29:13; 30:20; 37:24; 38:14, 16; 49:14;
  • Ezequiel 18:25, 29; 21:13; 33:17, 29; Amós 5:16; 7:7, 8; 9:1;
  • Zacarías 9:4;
  • Miqueas 1:2;
  • Mallarías 1:12, 14;
  • Salmo 2:4; 16:2; 22:19, 30; 30:8; 35:3, 17, 22; 37:12; 38:12; 38:9, 15, 22; 39:7; 40:17; 44:23; 51:15; 54:4; 55:9; 57:9; 59:11; 62:12; 66:18; 68:11, 17, 19, 22, 26, 32; 73:20; 77:2, 7; 78:65;79:12; 86:3, 4, 5 8, 9, 12, 15; 89:49, 50; 90:1, 17; 110:5; 130:2, 3, 6;
  • Daniel 1:2; 9:3, 4, 7. 9, 15, 16, 17, 19, 19,19;
  • Lamentaciones 1:14, 15, 15; 2:1, 2, 5, 7, 18, 19, 20; 3:31, 36, 37, 58;
  • Esdras 10:3;
  • Nehemías 1:11; 4:14;
  • Job 28:28.

(NOTA: Donde se repiten los versículos dos veces o más, como “Éxodo 34:9, 9” significa que ha sido cambiado dos veces el mismo versículo)

Acerca Central de Sermones

www.CentralDeSermones.Com está dedicado a llevar el evangelio de Jesucristo y la Palabra de Dios al mundo. Índice de predicas cristianas, sermones, predicaciones, mensajes cristianos, estudios biblicos, bosquejos y otros recursos cristianos basados en la biblia que le ayudaran a evangelizar y en su crecimiento espiritual. Los mensajes cristianos, predicaciones, sermones, estudios biblicos, y otros recursos cristianos en nuestro índice fueron publicados por fieles creyentes en Jesucristo, de diferentes denominaciones quienes han deseado compartir sus predicas cristianas, sermones, estudios biblicos, bosquejos, y mensajes cristianos.

Revise también

Predicas Cristianas - Dadme un hombre

Portaos varonilmente

Estudios Biblicos - Tu iglesia te necesita. Ya basta de hombres que no quieran estar al frente de la iglesia. El enemigo nos está ganando. El reto es Portaos varonilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *