Inicio / Estudios Biblicos / Cuatro principios para enfrentar la adversidad

Cuatro principios para enfrentar la adversidad

Estudios Biblicos – Predicas Cristianas

Se accidentó cuando tenía veinticinco años. Venía del trabajo, una noche, después de cumplir una ardua jornada de trabajo. El cansancio llevó a que se durmiera en plena autopista, y un caminó grande que venía a toda velocidad en sentido contrario, lo arrolló.

Su esposa lo acompañó por más de un mes, en los espacios de tiempo que le permitían las enfermeras de la Unidad de Cuidados Intensivos. Él no renunció jamás a ese anhelo de vivir. Y Dios le dio ese privilegio.

Al principio no quería aceptar la situación de postración. Sencillamente no lo comprendía. Sin embargo, cuando el Señor trajo paz a su corazón, comenzó a ver la vida desde una perspectiva distinta.

Anuncios

Hoy es un consejero matrimonial muy reconocido en su ciudad. La silla de ruedas no ha sido impedimento para traer cambio y transformación a las familias. Sólo el Padre celestial sabe cuántos matrimonios han sido ministrados a través de este hombre, humilde y sencillo, junto con su amada esposa.

Si las circunstancias adversas le hubiese llevado al desánimo, lo más probable es que hoy estaría sumido en el desánimo, la amargura y esa extraña sensación que asalta a millares de personas, de no saber si la vida tiene sentido…

Enfrentando la adversidad

Todos los seres humanos, en mayor o en menor medida, enfrentamos la adversidad. Es un hecho ligado a la cotidianidad de toda persona. No obstante lo que marca la diferencia, es la actitud que asumimos frente a las circunstancias contrarias. Allí está el secreto. Y quien nos ayuda a salir airosos no importa qué momento difícil estemos atravesando, es Dios mismo.

Anuncios

Comparto con usted cuatro recomendaciones si es que está enfrentando condiciones contrarias, que le han llevado a pensar en renunciar:

1. Las circunstancias no gobiernan nuestra vida

Si lo permitimos, la adversidad gobernará nuestro ser y nos robará la paz. Y aun cuando el día sea hermoso, creeremos que está lleno de densos nubarrones. ¿Qué hacer? ¿Dejarnos arrastrarnos por las circunstancias? En absoluto.

El apóstol Pablo recomienda que comprendamos que, no importa la situación que estemos atravesando, reconozcamos que Dios está con nosotros: “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó” (Romanos 8:37).

Sólo quienes reconocen que delante de ellos va Jesucristo como poderoso gigante, pueden cruzar desiertos, sobreponerse a tormentas y limpiar las lágrimas de su rostro sabiendo que los momentos de dolor pasarán, y que Dios guardará sus almas. No permita que las circunstancias gobiernen su vida. Vuelva su mirada a cristo y entréguele el problema que está viviendo.

Anuncios

2. Agradezca a Dios aun cuando arrecien las tormentas

Hay momentos en que las tormentas alrededor nuestro amenazan causar un desastre. Y no comprendemos que está pasando. Incluso, es probable que nos sintamos tentados a renegar. ¿Es así como debemos obrar? De ninguna manera.

La Biblia nos enseña que por encima de las condiciones difíciles, en nuestro corazón debe anidar la gratitud “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús” (1 Tesalonicenses 5:18)

Puede que no suene lógico, pero si agradecemos a Dios, incluso por la angustia, el daño o el dolor que han querido causarnos, Dios se glorificará y cambiará el llanto en alegría. En todo momento debemos depender de Él.

3. Confíe que Dios no lo desamparará

¿Le ha ocurrido que en medio de los momentos difíciles de la vida siente que está solo? No es el único que lo ha percibido así, se lo puedo asegurar. Es probable incluso que se haya preguntado, ¿Dónde está Dios?

El apóstol Pablo conoció esa inclinación muy humana. Fue por ese motivo que escribió: “Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré.”(Hebreos 13:5)

Aun cuando esté caminando por sendero de muerte, no se deje atemorizar. Haga un algo en el camino, sienta esa presencia de Dios, ese Dios de amor que le acompaña y que jamás le deja solo, y avance. Dios hará algo grande en usted, porque confiando en Él, caminará de Su mano poderosa hasta salir del laberinto.

4. Dios transforma la adversidad en bendiciones

Es maravilloso saber que el Dios en el que hemos creído, transforma las dificultades, en enormes bendiciones a favor nuestro. Si confiamos en Él, no ocurrirá nada que no glorifique Su nombre poderoso y nos muestre al mundo como lo que somos: triunfadores.

El apóstol Pablo que enfrentó tantos momentos difíciles, depositó su confianza en el Señor y se levantó airoso siempre, escribió: “Y sabemos que á los que á Dios aman, todas las cosas les ayudan á bien, es á saber, á los que conforme al propósito son llamados.”(Romanos 8:28)

Las condiciones contrarias, que para muchos es motivo de desánimo e incluso, de desesperanza, para los cristianos se constituyen en motivos de bendición. Dios tiene el control de todas las cosas y nos guía por camino seguro, para que sepamos dónde pisar sin que nada nos cause daño…

Es tiempo de confiar en Dios

Es probable que esté atravesando un momento difícil. Sin embargo, pese a que por momentos ha querido renunciar a todo e incluso, ha pensado en quitarse la vida, lo animo para que siga adelante. Vuelva la mirada a Dios. No se arrepentirá. Dios tomará control de la situación que está viviendo y traerá transformación a su existencia, convirtiendo en bendiciones todo brote de adversidad que surja a su paso.

El Dios en el que hemos creído es un Dios de poder, de milagros, de amor y de cuidado, que siempre está a nuestro lado.

¿Ya tiene a Cristo morando en su corazón?¿El reina en su vida? Si no es así, ábrale hoy las puertas de su existencia al amado Señor y Salvador. Puedo asegurarle que su vida jamás será la misma. Emprenderá, con Su divina ayuda, el crecimiento personal y espiritual.

Acerca Fernando Alexis Jiménez

Fernando Alexis Jiménez es periodista, profesión que ha ejercido por más de treinta años en radio y prensa de su país. Cursó su formación eclesial en el Seminario Bíblico Alianza de Colombia, en donde recibió la Licenciatura en Teología. Ha realizado otros estudios, a nivel superior, relacionados con la Comunicación Social y Ciencias Religiosas. Junto con su esposa, Lucero, son fundadores de la Iglesia Misión Edificando Familias Sólidas (Colombia).

Revise también

Mensajes Cristianos.. Discipulado Nº 7. Cosecha abundante

Discipulado Nº 7. Cosecha abundante

Mensajes Cristianos... El Profeta Amós declara algo imposible para las leyes naturales de la siembra y la cosecha. Este pasaje nos enseña que la cosecha será..

4 comentarios

  1. Muy edificante. Es la palabra de Dios puesta en acción. Dios los continue usando.

  2. Ha sido de Bendición a Mi Vida está palabra que trajo el Hermano que Dios te Bendiga Mucho y Grandemente

  3. ALEJANDRO EDUARDO ESCOBAR V.

    Dios bendiga a toda persona q toma la accion de ayudar a expandir el conocimiento de nuestro Padre Eterno y Celestial, La Gran Comision, dada por Jesús a los apostoles, Gracias.

  4. Pastor Dios te bendiga a ti y tu ministerio, d muy bonita la enseñanza y debemos de entender que las adversidades son para crecimiento espiritual.
    Gracias

Responder a Ingrid Rojas Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *