Inicio / Estudios Biblicos / La Rebeldia – 2ª Parte

La Rebeldia – 2ª Parte

Estudios Biblicos…. Estudio Biblico

LA REBELDÍA – SEGUNDA PARTE

TIPOS DE REBELDÍA.

Hay que distinguir 4 tipos de rebeldía en la juventud:

Anuncios

1. La rebeldía regresiva: Nace del miedo a actuar y se traduce en una actitud de reclusión en sí mismo. El adolescente adopta una postura de protesta muda y pasiva contra todo. He tenido adolescentes en mi despacho en consejería mudos, sin querer hablar y cuesta mucho poderles sacar de ese silencio.

2. La rebeldía agresiva: Es la que se expresa de forma violenta. Es propia del débil, de quien no pudiendo soportar las dificultades que se presentan en la vida diaria, intenta aliviar su problema haciendo sufrir a los demás.

3. La rebeldía transgresiva: Consiste en ir contra las normas de la sociedad, bien por egoísmo y utilidad propia, o bien por el simple placer de no cumplirlas.

4. La rebeldía progresiva: Es signo del adolescente que sabe soportar el paso de la realidad, pero no el de la injusticia, acepta las reglas, pero las discute y critica para mejorarlas.

Anuncios

La rebeldía crece si el afán de independencia y autoafirmación del adolescente tropieza con actitudes proteccionistas, autoritarias, o abandonados por parte de los padres.

Las 4 formas descritas son rebeldías negativas que tienen su origen en la inseguridad e inmadurez del adolescente.

En la educación del adolescente, necesitamos ayudarlo a controlar sus emociones y que pueda encauzar sus inquietudes hacia la persona adecuada, y sobre todo, de la manera adecuada.

Veamos a continuación algunas ideas útiles que nos ayudarán en el MANEJO DE LA REBELDÍA EN LA ADOLESCENCIA Y LA JUVENTUD.

Como el origen del problema es emocional, el manejo también debe tratarse en esa área. Para ello hay que actuar en tres líneas:

  • Dejar de usar el temor, la culpa y la desvalorización como instrumentos para controlar y motivar a los jóvenes y niños.
  • Desarrollar las emociones naturales
  • Poner límites justos, adecuados y convenientes.

Veamos:

Anuncios

1. Desarrollar las emociones naturales de los niños y jóvenes, en especial el gusto y alegría de vivir, con esto se evitarán las conductas autodestructivas como el alcohol, las drogas, las actitudes temerarias.

2. Enseñarles a diferenciar el miedo del temor. Se les enseña a confiar en el miedo para tomar las decisiones que los protejan, pues este solo aparece en situaciones de peligro real y no fantasioso como lo hacen los temores. Se les apoya para que ellos los superen.

3. En la tristeza se les apoya y se les consuela en situaciones dolorosas evitando las actitudes “sufridas” que se usan para manipular y causar lástima.

4. En cuanto al coraje, se les enseña a enojarse por hechos que valgan la pena, evitando que se molesten por todo. Si se enojan, que usen su energía para decir no, no me gusta, no lo permito y evitarlo, recurriendo a la autoridad en caso necesario. Lo que no se les puede permitir es desquitarse. Pero el padre mismo no debe tener conductas de desquite.

5. Los límites. Los instrumentos para poner límites a las conductas de rebeldía son la autoridad, el amor y el perdón. Los padres deben saber qué cosas se pueden permitir y qué otras no se pueden permitir a los hijos. En ese sentido eviten enojarse por todo. Hay conductas de los hijos por las que si vale la pena enojarse y, dentro de esas conductas, se pueden distinguir tres grupos:

  • Conductas que se pueden tolerar
  • Conductas que se pueden convenir y
  • Conductas que no se le puede permitir, ya que si se les permite todos tendrán problemas.

Una vez que se definen las conductas y actitudes que no se pueden permitir, se establecerá, si es necesario, y casi siempre lo es, una sanción a que se hacen acreedores si fallan en la conducta no permitida.

Ya establecidas las sanciones y que todos las conozcan, lo justo es aplicarlas, lo injusto sería no aplicarlas porque se caería en la impunidad.

El amor es la razón más poderosa para poner límites.

Cuando hablamos de rebeldía en los jóvenes, esto nos parece hasta normal que ocurra, pero será normal que haya ¿rebeldía en los cristianos?

Anuncios

IV. REBELDÍA EN LOS CRISTIANOS.

Un Estudio Exhaustivo acerca del Sometimiento Espiritual a las autoridades.

Romanos 13:1-2Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay por Dios han sido establecidas. 13:2 De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para si mismos

1. El Sometimiento.

El sometimiento a las autoridades superiores en todos los órdenes, es de suma importancia para vivir una vida organizada y en armonía tanto en el ámbito familiar, como en la sociedad y en la iglesia. El vocablo griego para sumisión indica obediencia, acatamiento, respeto, sometimiento, subordinación voluntaria a la autoridad superior.

Acerca Moreiba Cabrera

Soy Moreiba Cabrera, pastora principal de la iglesia Nueva Vida de Madrid.

Revise también

Nuestra relación con Dios y nuestras madres y esposas

Valores que fortalecen la Familia

Estudios Biblicos... La familia cristiana.. Somos una sociedad carente de valores morales y espirituales. Y  los  valores  son inculcados primeramente en..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *