Inicio / Estudios Biblicos / Estudio Biblico.. Tipos de virtudes cristianas

Estudio Biblico.. Tipos de virtudes cristianas

Estudios Biblico.. Estudio Biblico

DISCIPULADO Nº 10.

Después de dar un recorrido largo por Grecia, Roma y Asia Menor, buscando el significado de Virtud, me quedé con un concepto que creo que abarca de manera clara lo que significa Virtud: Es la capacidad para obrar con efectividad y excelencia, teniendo las herramientas necesarias para alcanzar el éxito.

Dios nos llamó a una vida victoriosa, pero como humanos, tenemos tantos errores y defectos, que éstos nos desvían del camino del éxito; para poder encaminarnos debidamente, necesitamos con urgencia vivir en santidad, Dios quiere que seamos santos como Él es santo (1 Pedro 1:16), pero no podemos hacerlo con nuestro propio esfuerzo, necesitamos de su gracia y de su favor sobre nosotros para seguir adelante y lograr el triunfo.

Para que logremos esa victoria nos otorga virtudes y esas virtudes son hábitos buenos que nos llevan a hacer el bien y nos ayudan para vivir cerca de Dios y cumplir con nuestra misión aquí en la Tierra. ¿Cuál es esa misión? Que con nuestras vidas virtuosas seamos luz para aquellos que andan en tinieblas.

1 Pedro 2:9. “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido; para que anunciéis las virtudes de Aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable”.

Las virtudes están orientadas a cumplir el plan de Dios. Su fin es hacer siempre el bien, independientemente de las circunstancias. Nos hacen crecer como personas, nos perfeccionan, nos santifican y edifican la sociedad por ser algo habitual y permanente.

Veamos a continuación los Tipos de virtudes.

En el tiempo de la iglesia medieval se enunció que existían siete virtudes cardinales son: Fe, esperanza, amor, justicia, prudencia, templanza y fortaleza. Se les llama “cardinales” porque “Cardine” en latín, significa “el eje de la puerta” y en este caso, todas las demás virtudes se agrupan en torno a estas virtudes.

Estas virtudes son de dos clases.

Las primeras tres son las llamadas “teologales”: Fe, Esperanza y Amor. Las otras cuatro son: “naturales” o “morales”: Justicia, prudencia, templanza y fortaleza y tienen su origen en el pensamiento filosófico de la Grecia antigua.

Esta clasificación cuádruple de virtudes fue sostenida por Platón a fin de que correspondiesen a la constitución natural del alma. La prudencia correspondía al intelecto, la templanza a los sentimientos, y la fortaleza a la voluntad. La justicia era una virtud social que regulaba las otras.

I. VIRTUDES TEOLOGALES.

Son aquellas virtudes que se reciben directamente de Dios por su acción sobrenatural en el alma. Estas son: Fe, Esperanza y Amor.

Éstas tres virtudes fueron las que el Apóstol Pablo mencionó en:

  • 1 Corintios 13:13. “Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor”.
  • 1 Tesalonicenses 1:3. “Acordándonos sin cesar delante del Dios y Padre nuestro de la obra de vuestra fe, del trabajo de vuestro amor y de vuestra constancia en la esperanza en nuestro Señor Jesucristo.
  • Gálatas 5:5–6. 5 Pues nosotros por el Espíritu aguardamos por fe la esperanza de la justicia; 6 porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor.
  • Colosenses 1:4–5. 4 habiendo oído de vuestra fe en Cristo Jesús, y del amor que tenéis a todos los santos, 5 a causa de la esperanza que os está guardada en los cielos, de la cual ya habéis oído por la palabra verdadera del evangelio

Dios nos dio estas virtudes para que seamos capaces de actuar como hijos de Dios, y así contrarrestar los impulsos naturales inclinados al egoísmo, comodidad, placer.

Estas virtudes son dones de Dios, no conquista ni fruto del hombre. No obstante, requieren nuestra colaboración libre y consciente para que se perfeccionen y crezcan. No son virtudes teóricas, sino un modo de ser y de vivir.

1. LA VIRTUD TEOLOGAL DE LA FE.

Es un don, una luz divina por la cual somos capaces de reconocer a Dios, ver su mano en cuanto nos sucede y ver las cosas como Él las ve. Por tanto, la fe no es un conocimiento teórico, abstracto, de doctrinas que debo aprender. La fe es la luz para poder entender las cosas de Dios.

2. LA VIRTUD TEOLOGAL DE LA ESPERANZA.

¿Cómo debe reaccionar un cristiano ante el mal, los problemas, las dificultades de la vida? Hay quienes caen en el desaliento y piensan que no hay nada que hacer, que todo es inútil. Hay otros que dicen que nuestra esperanza es ingenuidad e idealismo. Hay quien nos dice que la esperanza es algo egoísta.

¿Por qué no es propio de un cristiano el desaliento y la desesperación? ¿En verdad Dios actúa en nuestras vidas? ¿Cuál debe ser la mayor aspiración de un cristiano?

El fundamento de esta virtud es que Vivo confiado en esta esperanza porque creo en Cristo que es Dios omnipotente y bondadoso y no puede fallar a sus promesas.

3. LA VIRTUD TEOLOGAL DEL AMOR.

La fe y la esperanza no tienen ningún sentido si no desembocan en el amor sobrenatural. Por la fe tenemos el conocimiento de Dios, por la esperanza confiamos en el cumplimiento de las promesas de Cristo y por amor obramos de acuerdo a las enseñanzas del Evangelio.

Es la virtud por la que podemos amar a Dios y a nuestros hermanos por Dios. Dios nos hace partícipes de su propio ser que es Amor.

II. VIRTUDES HUMANAS. LLAMADAS TAMBIÉN MORALES.

Una virtud es un buen hábito. Una persona virtuosa es una persona buena, habitualmente buena, tiene costumbres buenas, se porta bien.

Acerca Moreiba Cabrera

Bendiciones a todos. Soy Moreiba Cabrera, pastora de la iglesia Nueva Vida de Madrid.

Revise también

Sermones Cristianos - La mente, gran campo de batalla

Dominando nuestra mente

Estudios Biblicos... Dios quiere que tengamos dominio propio en nuestra manera de pensar. Es vital que aprendamos a controlarnos a nosotros mismos; poder controlar nuestros..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *