La Piedad es Compasión

La verdadera compasión transforma el sentimiento en acción; va de la mano del Amor. Si en ese sentimiento no hay amor, eso no es compasión.

La verdadera compasión nos lleva a identificarnos con el dolor del prójimo, de tal manera que hacemos nuestra su condición o situación; nos colocamos en su lugar. Eso nos motiva y nos provoca a actuar y a hacer lo que nos corresponde.

Dice Santiago 2:15-17 «Si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?«

Juan 3:17-18 «El que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? … No amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad«.

Los siguientes pasajes nos muestran a Jesús sintiendo compasión:

Mateo 14:14Saliendo Jesús, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban enfermos”.

Marcos 6:34Salió Jesús y vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas que no tenían pastor; y comenzó a enseñarles muchas cosas”.

Mateo 15:32, 36-37Llamando a sus discípulos, dijo: Tengo compasión de la gente, porque ya hace tres días que están conmigo, y no tienen qué comer. Y tomando los 7 panes y los peces, dio gracias, los partió y dio a sus discípulos, y los discípulos a la multitud. Y comieron todos y se saciaron…”.

Lucas 7:12-15 “…He aquí que llevaban a enterrar a un difunto, hijo único de su madre, la cual era viuda; y había con ella mucha gente de la ciudad. Y cuando el Señor la vio, se compadeció de ella, y le dijo: No llores. Y acercándose tocó el féretro; y los que lo llevaban se detuvieron. Y dijo: Joven, a tí te digo, levántate. Entonces se incorporó el que había muerto, y comenzó a hablar. Y lo dio a su madre”.

1 Juan 3:16En esto hemos conocido el amor, en que El puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos”.

Aprendamos de Jesús y anhelemos que nuestros corazones no se conformen con sentir compasión sino que ese sentir se convierta en obra… la obra del Amor.

Mateo 25:35-36, 40

«Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; 36 estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí….. Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis...».

TAREA.

Durante esta semana vamos a hacer una cadena de favores mostrando compasión por la gente necesitada.

Cada uno hará un favor de cualquier índole, a 3 personas diferentes. Luego de hacerles el favor, pedirles que sigan con la cadena de favores y que cada uno de ellos a su vez hagan un favor a 3 personas más. La tarea consiste en escribir el nombre de las 3 personas, cual fue el favor para cada una de ellas y contactarlas para saber si siguieron la cadena de favores.

¡¡¡ES TIEMPO DE SER COMPASIVOS COMO JESÚS!!!.

© Moreiba Cabrera

Acerca Moreiba Cabrera

Moreiba Cabrera, Misionera, Pastora principal de la iglesia Nueva Vida de Madrid. Directora de la extensión de Madrid del Centro de Estudios Superiores de Teología de Asambleas de Dios CSTAD.

También Revise

Bosquejos Biblicos - Cuatro clases de hombres

Ninguno se glorie en los hombres

Estudios Biblicos - El encumbramiento desmedido de algunos hermanos por parte de creyentes con tendencia a idolatrar a los hombres ha llevado al surgimiento de...

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.