Inicio / Estudios Biblicos / El Movimiento Apostólico y Profético

El Movimiento Apostólico y Profético

Estudios Biblicos

Apóstol: Etimológicamente proviene del griego “apostolo o apostello”, y significa “alguien enviado con un mensaje o comisión especial; puede referirse a un embajador o representante de otro”. Es el título con que el NT designa a los doce que Jesús eligió para que le acompañaran más de cerca (Marcos 3:14); (Hechos 1:21) y para confiarles la misión de anunciar al mundo el reino de Dios (Mateo 10:2-7); (Marcos 3:14-19); (Lucas 6:13-16); (Apocalipsis 21:14).

El apóstol por antonomasia es el propio Cristo en cuanto enviado del Padre para salvar al mundo (Juan 3:17); (Juan 3:34); (Juan 5:36); (1 Juan 4:9), (1 Juan 4:14); (Romanos 8:3); (Gálatas 4:4); (Hebreos 3:11). De manera especial lo hace con Pablo, quien reivindica su condición de apóstol en total igualdad con los doce (Romanos 1:1); (1 Corintios 1:1); (1 Corintios 9:1-5); (1 Corintios 15:8-10); (Gálatas 1:1), (Gálatas 1:16-17); (Gálatas 2:8); (1 Timoteo 2:7). Estos, fueron considerados como los mayores líderes de la Iglesia primitiva y depositarios directos de la tradición cristiana.

El NT concede también el título de apóstol a otras personas que destacan por su actividad misionera (Romanos 16:7); (2 Corintios 8:23); (Hechos 14:4); y también se les llama apóstoles a otros obreros cristianos, como Bernabé (Hechos 14:14), Andrónico y Junias (Romanos 16:7) reconociendo su trabajo cristiano, pero sin conceder el mismo grado de autoridad apostólica.

Profeta: Es básicamente un vocero de Dios, que comunica a los hombres la Palabra de Dios, que ha recibido directamente de El. Cuando un profeta habla en calidad de tal, es inspirado por el Espíritu Santo (2 Pedro 1:19-21) y por tanto libre de todo error. No obstante, el profeta no es una marioneta ni un simple repetidor de lo que ha recibido.

Por el contrario, retiene su propia voluntad, inteligencia y pensamientos mientras comunica fielmente lo que Dios quiere decir. Dios pone palabras en boca de los profetas (Deuteronomio 18:18; Jeremías 1:9). Un profeta es un siervo de Dios (Zacarías 1:6) y Su mensajero (2 Crónicas 36:15). La autoridad de profeta es verificada y transformada en palabra escrita principalmente en el antiguo testamento.

Análisis

El Movimiento Apostólico y Profético MAP, llamado también Nueva Reforma, Nueva Generación Apostólica, Movimiento de Restauración o los Cinco Ministerios, tiene su origen en iglesias de líneas pentecostales y carismáticas. Comienza a tomar forma a fines de los años ochenta y logra su consolidación en los últimos 10 años. Surge de la confusión de la interpretación de Efesios 2:20 “edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo” y Efesios 4:11Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros” la interpretación del MAP, es que en el tiempo presente la iglesia necesita, para estar completa y ser plenamente edificada, la vigencia plena y la autoridad como tal de los cinco ministerios indicados.

Esto, implica la necesaria presencia de apóstoles y profetas en la iglesia de hoy, con la plena y absoluta vigencia de la autoridad canónica de apóstol y profeta. Por esto, reclaman que sus enseñanzas y/o profecías tienen el mismo derecho de autoridad divina que las atribuidas a los apóstoles y profetas en el canon bíblico comúnmente aceptado.

Para esto, las iglesias de este MAP han procedido a constituir autoridades de tipo vertical, bajo el nombre de apóstoles y profetas. Quienes ejercen autoridad directa sobre sus grupos asociados y adicionalmente se consideran como autoridad apostólica y profética sobre toda la cristiandad de la zona, región o país. Incluso de aquellos que no reconocen su autoridad.

El MAP no reconoce barreras denominacionales, y proclama la unidad de todos los creyentes bajo la autoridad de apóstoles y profetas, sin barreras denominacionales ni doctrinarias.

Su sistema de gobierno es del tipo episcopal, vertical descendente. No reconocen autoridad congregacional, parlamentaria ni la democratización de las iglesias. Los recursos económicos son administrados solo bajo el criterio de los líderes apostólicos.

Se reconocen los siguientes órdenes:

Apóstoles Verticales: son Apóstoles eclesiales (autoridad sobre numero de iglesias), Apóstoles funcionales (ministerios en esferas especificas), Apóstoles de equipo (ministran en conjunto con otros apóstoles) Apóstoles congregacionales (pastores que pastorean iglesias grandes)

Apóstoles Horizontales: Apóstoles convergentes (llamado de autoridad conjunto en campo específicos por ej. temas de familias) Apóstoles embajadores (ministerio itinerante de catalización) Apóstoles movilizados (autoridad para poner a trabajar cierto segmento del cuerpo de cristo, como educación, misiones y otros) Apóstoles Territoriales (autoridad sobre cierto segmento del cuerpo en la esfera de una ciudad o estado, ej apóstol de asuntos juveniles de sud América)

Apóstoles de mercado rol no definido aun, pero que sus orientaciones estarían vinculadas a interactuar con la sociedad en la canalización y búsqueda de recursos financieros y políticos.

Entre sus enseñanzas, destacan el énfasis en la instauración del Reino de Dios, aquí y ahora, pero no mediante intervención divina de Cristo en su venida, sino mediante la ocupación de espacios de poder social. Esto debe ser concretado por selectos y preparados grupos de creyentes, en los ámbitos político, financiero, empresarial, dirigencial y todos aquellos en que hay ejercicio de autoridad. Al tomar estos los espacios de autoridad, en detrimento de no creyentes, se estaría manifestando el reino de Dios en la tierra.

También, el MAP elimina o reduce a la mínima expresión la posición dispensacionalista premilenial, olvidando las doctrinas escatológicas como el arrebatamiento, la gran tribulación, las bodas del cordero, la segunda venida de Cristo, y el milenio. Respecto a esta última, asume una posición amilenial muy similar a la que tradicionalmente ha sostenido la iglesia católica.

Como reclaman para si autoridad apostólica y profética, con derecho de canonicidad, indican que sus enseñanzas pueden complementar lo indicado en Las Escrituras, y en alguno casos traer a la iglesia una nueva revelación para corregir la peregrinación de la iglesia.

John Eckhardt líder del MAP indica en el libro Movimiento apostólico, pagina 45, lo siguiente: “Ellos (apóstoles y profetas) frecuentemente son los primeros en predicar ciertas revelaciones que Dios esta entregando a la Iglesia” y agrega “Un Apóstol puede venir y establecer una nueva revelación” (Pág. 46).

Lo que aquí se esta señalando es que los nuevos “apóstoles y profetas” tiene autoridad para establecer principios doctrinales, del mismo valor que los apóstoles y profetas bíblicos, por ser ellos depositarios de supuestas revelaciones divinas, aun cuando estén fuera de lo establecido por La Palabra de Dios. Esto, es un precedente peligroso, que puede abrir la puerta a muchos errores doctrinales tal como en otros momentos de la historia a sucedido.

Algunos de sus pensamientos:

Uno de los mas connotados lideres de este movimiento de apóstoles y profetas (Peter Wagner) plantea: “Creo que el gobierno de la iglesia finalmente ha llegado al lugar que las escrituras afirman en Efesios 2 donde habla del fundamento de la iglesia que son los apóstoles y profetas, previo a la década de los 80s y 90s estos fueron prácticamente ignorados pero ahora por haberlo reconocido es la mayor razón por la cual estamos entrando en un nuevo nivel de oración, de guerra espiritual, de sanidad, milagros y liberación. Esta es una nueva era…”

Acerca Joel Gallardo

Me gusta predicar y enseñar la sana doctrina y estoy totalmente en contra de toda reforma apostolica y doctrinas de la prosperidad.

Revise también

Estudios Biblicos - Yo si puedo

Yo si puedo

Estudios Biblicos - La fe no se demuestra con teorías, sino con práctica, con resultados concretos (Santiago 2:26), con acciones que logran impacto, con la conquista de nuevas bendiciones y la expansión constante de lo que hacemos.

Un comentario

  1. Dagoberto Redondo Arce

    Lo primordial es la sana doctrina y no debemos dejarnos llevar por falsas enseñanzas que hoy día se levantan y adjudicándose posiciones y tomándose atribuciones que no les corresponde como un nivel superior. Creo que esas personas las engañan porque no leen la Biblia, ÚNICA AUTORIDAD ABSOLUTA y John Eckhardt líder del MAP está totalmente errado y sus seguidores también.- Sigamos nosotros adelante predicando la sana doctrina. Bendiciones.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *