Inicio / Estudios Biblicos / Conociendo al Espíritu Santo

Conociendo al Espíritu Santo

Predicas Cristianas

Introducción:

En los tiempos en que vivimos, la iglesia habla mucho del Espíritu Santo, se enseña la doctrina del Espíritu Santo, hablamos acerca de ser llenos con el Espíritu del caminar y del vivir en el Espíritu, hablamos de su obra de regeneración en el hombre.

Pero ¿conocemos en verdad al Espíritu Santo? ¿Quién es el Espíritu Santo? El Espíritu Santo es más que una simple fuerza externa  o un fantasma como muchos han dicho. El Espíritu Santo es Dios.

¿Quién es el Espíritu Santo?

Lucas 24:49 “He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto”.

La promesa del Padre: el Espíritu Santo prometido

He a aquí, yo enviare la promesa de mi padre sobre vosotros.  Jesús se refería al Espíritu Santo, cuyo derramamiento se había prometido en Joel 2:28.  El pasaje que uso Pedro en el pentecostés.  Ya el Señor sabía que sus últimos días de estar aquí en la tierra se estaban acercando, sabía que sus discípulos se iban a enfrentar con la oposición del mundo que no había creído en Jesús.

Mateo 10:16 “He aquí, yo os envío como a ovejas en medio de lobos; sed, pues, prudentes como serpientes, y sencillos como palomas“.  El rechazo hacia Jesús se reflejaría en sus seguidores.

Pero Jesús no los dejaría solos. Juan 14:16 “Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, coloca al espíritu en la misma categoría que Jesús, para que esté con vosotros para siempre“; expresa la idea de acompañar, ayudar, interceder, consolar estar al lado de alguien cuando se encontrare solo y esto fue lo que significo el Espíritu Santo para los primeros creyentes. He aquí la promesa.

El Espíritu Santo es una persona:

Muchos dicen hablar del Espíritu Santo y conocerlo pero es más que solo saber que él fue enviado por el padre, la Biblia nos enseña que el Espíritu Santo es una persona. Jesús nunca se refirió a “eso” cuando hablaba del espíritu santo.  En Juan 15 y 16 se refirió al espíritu como “Él” porque no es una fuerza o un objeto sino un apersona.  La Biblia le asigna actos propios de alguien que no se reduce a ser una fuerza, sino un apersona real.

El Espíritu Santo habla.

Apocalipsis 2:7 “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios“.

Hechos 13:2 “Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado“.

El Espíritu Santo intercede.

Romanos 8:26 “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles“.

El Espíritu Santo testifica

Juan 15:26 “Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí“.

El Espíritu Santo dirige

Hechos 8:29 “Y el Espíritu dijo a Felipe: Acércate y júntate a ese carro.

El Espíritu Santo ordena

Hechos 16:6 “Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió“.

El Espíritu Santo guía

Juan 16:13 “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir“.

Al Espíritu Santo se le puede mentir

Hechos 5:3 “Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad?

Hechos 5:4 “Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios“.

El Espíritu Santo puede ser afrentado (ofendido)

Hebreos 10:29 ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?

El Espíritu Santo puede ser blasfemado

Mateo 12:31-32. Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada. A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero.

El Espíritu Santo se le puede contristar

Efesios 4:30 “Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención“.

Conclusión

Cada una de las emociones y de los hechos que hemos señalado son propios de una persona. El Espíritu Santo no es una fuerza impersonal, como lo es la gravedad o el magnetismo. Es una persona, con todos los atributos de la personalidad. Pero no es solamente una persona, también es divino.

© Juan Carlos Jimenez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicaciones Cristianas

Acerca la grancomicion

sin entradas

Revise también

Estudios Biblicos - Yo si puedo

Yo si puedo

Estudios Biblicos - La fe no se demuestra con teorías, sino con práctica, con resultados concretos (Santiago 2:26), con acciones que logran impacto, con la conquista de nuevas bendiciones y la expansión constante de lo que hacemos.

2 comentarios

  1. Constanza Hernandez

    Que conferencia tan ungida en los 17 años no habla escuchado una iluminación tan clara del Espíritu Santo. Gracias Pastor, Dios lo bendice.

  2. EL ETERNO TE BENDIGA Y TE GUIE LUCAS 24:39 SI HABLAMOS DE ESPÍRITU ESO ES…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *