Inicio / Estudios Biblicos / Fe poderosa – Estudio Bíblico

Fe poderosa – Estudio Bíblico

Es crucial ver que Pablo no predica sanidad sino que predica a Cristo, al mismo Jesús como el cumplimiento de las profecías del Rey-Salvador. Pablo ve fe en el cojo, pero no fe para sanidad sino fe en Cristo, en Jesús el Señor. Este hombre ha empezado a creer en lo que Pablo dice acerca del Señor Jesús. Cuando Pablo reconoce la presencia de la fe, le dice a gran voz: «Levántate derecho sobre tus pies».

Recuerde las señales y prodigios prometidos y dados por el Señor Jesús, como testimonio del mensaje que los apóstoles predicaban (Marcos 16.15–20). Este milagro ocurre como una señal, como testimonio de la verdad de la presentación que Pablo dio de Jesucristo. Vea también que la sanidad ocurrió a alguien con fe.

La aparición de la fe en este hombre coincide con oír el mensaje de Jesucristo. Es la proclama del mensaje del Señor Jesús que despierta la fe, y es el obrar del Espíritu Santo que posibilita la existencia de la fe en un hombre que nunca antes ha tenido fuerza en sus pies.

Anuncios

Lección 3 – La decisión de fe

LA DECISIÓN DE CREER

Existen varios incidentes de la vida del Señor Jesús que ilustran la importancia de elegir bien. Leamos Marcos 4.35–41. Partiendo de esta historia de la tormenta, conteste las siguientes preguntas:

1. ¿Qué dijo Jesús a los discípulos para iniciarlos en la travesía?…………….. Pasemos al otro lado. 2. ¿Qué hacía Jesús cuando llegó la tormenta?………………….. Jesús dormía. 3. ¿Qué le sugiere esto a usted?………….. Que el Señor está al mando y control de todas las cosas, por lo tanto podemos confiar y tener paz aún en las tormentas de nuestras vidas. 4. ¿Cómo confrontó Jesús a la tormenta?………… Con la autoridad y poder de su palabra. 5. Los discípulos escucharon a Jesús hablar a la tormenta. ¿Qué oyeron cuando se dirigió a ellos?………………………. Una reprensión por falta de fe.

Anuncios

Es notable ver que Jesús reprendió tanto a la tormenta como a los discípulos. Aunque calmó la tormenta externa, Él esperaba que ellos confrontaran la tormenta interna. Si leemos los relatos de los evangelios, nos sorprenderá ver cuán a menudo Jesús ejerce control sobre los eventos climatológicos y sobre los espíritus demoníacos; sin embargo, casi nunca lo veremos ejerciendo control sobre los discípulos. Sólo Él podía reprender a la tormenta en el mar de Galilea. Sólo ellos podían reprender a la tormenta de temor y dudas que estaban sintiendo. Cuando Él pregunta: «¿Cómo no tenéis fe?» Estaba sugiriendo que era posible tener fe; que se necesitaba una decisión. Ellos podrían haber elegido creer en vez de ceder a las dudas y temores.

Hoy día eso es también valedero para nosotros. En su sabiduría, Dios nos ha hecho responsables a usted y a mí de los asuntos de fe. Sólo nosotros podemos controlar nuestras dudas y temores. Si Jesús dice: «No temáis», ¡para nosotros debe ser posible recibir el dominio sobre el temor!

RIQUEZA LITERARIA

Romanos 8.15: «Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor,!». Phobia, phobos,; alarma o consternación, tener temor, en exceso, terror, de donde se deriva phebomai (estar atemorizado).

Pablo asocia este terror con el espíritu de esclavitud y dice que no hemos recibido ese espíritu. Hemos recibido el Espíritu Santo operante que es llamado el «espíritu de adopción». El nos llevará a clamar: « ¡Abba, Padre!», un término amoroso utilizado por los que se saben incluidos en la familia de Dios.

Anuncios

2ª Timoteo 1.7: «Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio», Cuando Pablo confronta la timidez de Timoteo, le recuerda lo que el Espíritu Santo le ha dado.

A partir de 2a Timoteo 1.7, ¿cuáles son los tres elementos que Pablo le dice a Timoteo que ha recibido de Dios?

1. Espíritu de Poder

2. Espíritu de Amor

3. Espíritu de Templanza

En la lección anterior vimos que la fe es un don del Espíritu Santo. Cuando consideramos la fe como una decisión, ¡ya nunca más estamos solos! El Espíritu de Dios labra en nosotros el conocimiento de que cada uno es hijo del Padre. Así, el Espíritu Santo busca darnos poder, amor y dominio propio.

RIQUEZA LITERARIA

2ª Timoteo 1.7: «Dominio propio», sophronismos; disciplina, autocontrol, sanidad mental.

Mientras que la palabra cobardía significa temer a perder la confianza, el dominio propio se refiere a la habilidad de estar bajo control durante circunstancias difíciles, pensar acertadamente bajo presión. Lo malo es que existe el espíritu de temor. Ese espíritu estaba operando en Timoteo, y va a tratar de aperar en nosotros también. Lo bueno es que el Espíritu Santo al mismo tiempo está obrando para poner a nuestra disposición el dominio propio que necesitamos.

Nosotros podemos decidirnos a creer. También podemos elegir el pánico, dejando lugar a las dudas y a los temores. Pero la decisión es nuestra. Usando la metáfora de la historia de Marcos 4, si el Señor Jesús dice: «Pasemos al otro lado», se puede asumir correctamente que usted y yo también llegaremos a la meta.

La pregunta entonces se vuelve: « ¿Qué le ha dicho a usted el Señor?» O tal vez debamos preguntar: « ¿Qué pasajes de las Escrituras entiende usted que se pueden aplicar a su situación actual?»

Si algunos aspectos de la fe están supeditados a la decisión personal, y si la elección es entre lo que usted sabe que el Señor ha dicho y lo que su circunstancia actual (el enemigo de su alma) dicta, entonces se vuelve sumamente importante saber lo que el Señor está diciendo.

RIQUEZA LITERARIA

Romanos 10.17: «Así que la fe es por el oír, y el oír, por la Palabra de Dios». Nota: «En los medios normales de operación divina las personas no llegan a tener una fe de salvación, a menas que lean la Biblia o que alguien les explique el evangelio contenido en ella. El Espíritu utiliza la Palabra de Dios para conseguir una reacción de fe en nuestro interior, y nos inclinamos en la confiabilidad de la Palabra de Dios para nuestra fe de salvación.

EL ESPÍRITU Y LA PALABRA

Cuando la fe es asunto de elección, podemos estar seguros de que el Espíritu de Dios habla la palabra sobre la cual nosotros podemos basar nuestra decisión de creer. Usando de nuevo la historia de la tormenta en Marcos 4, notemos que los discípulos tenían la palabra de Jesús («pasemos al otro lado»), así como su presencia (estaba con ellos en el bote). Haciendo la comparación, responda a la siguiente pregunta: ¿Está Jesús con usted? Escriba sus pensamientos al respecto al leer estas promesas.

¡Él está contigo! Amado con lo que te ha dicho, usted debe tomar buenas decisiones, decisiones en fe. Seamos diligentes en tratar con nuestras dudas y temores. No olvidemos: Jesús reprenderá la tormenta de afuera. Sólo nosotros podemos reprender la tormenta interna. No es correcto ni verdadero decir: «No tengo temor». Pero sí está bien decir: «No temeré». No está bien decir: «No tengo dudas». Pero sí es bueno decir: «No permitiré que las dudas se adueñen de mí».

Sondeo A Profundidad

Es cierto que en años recientes se ha enseñada un estilo de fe que tiene más de la Nueva Era que de la Biblia. ¿Cuáles son las diferencias?

Acerca Ricardo Ulloa Vargas

Revise también

Mensajes Cristianos. Discipulado Nº 8 Una siega sorprendente

Discipulado Nº 8. Una siega sorprendente

Mensajes Cristianos... Dios hace que seamos grandes para Él, y crezcamos en todas las áreas, para que veamos su gloria en nuestras vidas. Debemos tomar...

6 comentarios

  1. Excelente trabajo, me ha servido de mucha ayuda, Dios le siga Bendiciendo y llenando cada día más de
    Sabiduría y conocimientos…..

  2. Gracias por este estudio. Realmente me ayuda a aumentar mi fe en Dios pues como esta escrito la fe viene por oir la palabra de de Dios, pero en este caso la estoy leyendo y equivale a oir.

  3. Gracias por el estudio bíblico es de gran edificacion muchas bendiciones.

  4. Es un estudio biblico muy claro de entender y muy provechoso para aplicar en nuestras vidas diarias.
    Agradezco a Dios y los que han sido puente en este estudio. Bendiciones.

  5. ruth bastos valerio

    me edifico mucho esta enseñanza ha sido de bendicion para mi

  6. Ha sido de mucha bendicion, por favor sigan adelante subiendo enseñanzas como este. Dios les bendiga mucho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *