Inicio / Estudios Biblicos / El valor del hombre

El valor del hombre

Estudios Biblicos

Comenzamos a estudiar lo que verdaderamente tiene valor para Dios y lo que debe ser también valioso e importante para nosotros. En primer lugar he escogido EL VALOR DEL HOMBRE.

La Biblia nos dice en Mateo 10:29-31¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre. 30 Pues aun vuestros cabellos están todos contados. 31 Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajarillos”.

En este versículo encontramos a Jesús diciéndonos que valemos mucho para Dios. Pero ¿por qué valemos? ¿nos merecemos realmente el que Dios nos mire y se preocupe de nosotros? Creo que somos objetivos y realistas, nuestra respuesta debe ser NO LO MERECEMOS. Porque analizándolo bien ¿Quiénes somos nosotros para tener valor delante de Dios? ¿Será que nuestro cuerpo vale algo?

EL VALOR DE NUESTRO CUERPO.

Estuve averiguando al respecto de cuanto puede valer el cuerpo humano y fue curioso lo que encontré.

Un grupo de especialistas emplearon grandes recursos humanos y financieros calculando la composición de, una vez desgranado, nuestro cuerpo humano. Y llegaron a la conclusión de que si, calculamos el valor monetario de los elementos que componen nuestro cuerpo en un promedio, llegamos a sumar la nada despreciable cifra de… ¡2,90 euros!

Este valor, no obstante, está sujeto a cambios debido a las variaciones de las materias en el mercado. Y como estos estudios fueron desarrollados por expertos de Estados Unidos y Japón, no estaría de más asesorarse del cambio de valores de Nueva York y el índice Nikkei si estamos pensando en vender nuestro cuerpo y pellejo.

El Departamento Estadounidense de Química y Suelos utilizó para realizar dichos cálculos, las tasas en dólares de los siguientes elementos que forman el cuerpo humano:

Oxígeno–64.5%
Carbono–19,37%
Hidrógeno–10,0%
Nitrógeno–3,2%
Calcio–1,38%
Fósforo–0,64%
Potasio–0,22%
Sulfuro–0,25%
Sodio–0,15%
Cloro–0,18%
Magnesio–0,05%
Hierro–0,0004%
Yodo – 0,00004%

También, se sabe que nuestros cuerpos contienen restos de Cobre, Zinc, Molibdeno, Flúor, Manganeso, Cobalto, Litio, Arsénico, Estroncio o Aluminio. Pues bien, todos los elementos que se han enumerado, no suman ni un euro…

Nuestra mayor valía en este cálculo reside en nuestra piel, en la que los japoneses destinaron mucho tiempo y dinero en investigar. Para poder evaluar la cantidad de piel que posee el cuerpo humano, el Instituto Imperial del Estado de Nutrición de Tokyo (NIHN), desnudó a un paciente y le aplicó un papel fino y fuerte, que fue pegado por toda la superficie de su cuerpo.

Cuando el papel se secó, fue retirado y cortado con cuidado en pequeños trozos, lo cuales fueron contabilizados minuciosamente para hallar las medidas de la persona. Cortada y secada, una persona es la afortunada poseedora de unos 1,3 hasta 1,6 metros cuadrados de piel, dependiendo de la altura, peso y tamaño de los pechos del sujeto.

Si nos basamos en el valor de la piel por el precio de venta del cuero, que anda sobre los 1,58 euros el metro cuadrado, el valor de la piel de una persona es de 2,22 euros aproximadamente. Una fortuna, vamos…

EL VALOR DEL ESPÍRITU HUMANO.

Ya vimos que el cuerpo humano no vale na´(como dirían en mi pueblo), pero el hombre no solo es cuerpo; esta compuesto de cuerpo, alma y espíritu y es su espíritu lo que se ha considerado como la persona real, como el verdadero núcleo del ser humano, el lugar esencial de nuestra existencia.

Cada ser humano tiene un espíritu y es fundamentalmente diferente a los animales mientras que los animales fueron creados “según su especie,” el hombre fue creado “a imagen y semejanza de Dios.” Los animales no poseen naturaleza moral ni religiosa; el hombre sí. Por lo tanto, el hombre es capaz de pensar, sentir, amar, diseñar, crear y disfrutar de música, humor y arte. Y es por el espíritu humano que tenemos “libre albedrío” que ninguna otra criatura en la tierra posee.

Génesis 1:26-27 “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. 27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”.

EL HOMBRE TIENE VALOR PORQUE EL ES LA IMAGEN DE DIOS EN LA TIERRA.

La imagen de Dios.

¿En qué consiste la imagen de Dios estampada por Él en el ser humano en el momento de su creación?

John MacArthur dice que la palabra hebrea  que se usa en Génesis 1:27 para “Imagen” “esselem”, que lleva implícita la idea de “tallar” y se deriva de una raíz que alude a un grabado. Es la misma palabra que se emplea para hablar de las imágenes de confección humana (Éxodo 20:4). Casi parece trasmitir la idea de que el hombre fue labrado conforme a la figura de Dios, como si Dios fuese en esencia el molde o patrón que define la personalidad humana.

“Semejanza” es la traducción “dedemuth”, que implica “ser similar a” o “ser como.” El uso de los dos términos es un claro ejemplo del paralelismo hebreo en el que una palabra explica la otra. Las dos puestas juntas significan “una imagen que es parecida o que es semejante”.

La Biblia es única en su uso de esta palabra: en el mundo antiguo los dioses estaban hechos a la imagen de los seres humanos, mientras que en la Biblia los seres humanos fueron hechos a la imagen de Dios.

El hombre, entonces, fue creado a imagen de Dios, para que él o ella puedan representar a Dios, como un embajador de un país extranjero. Como embajador representa la autoridad de su país, por lo que el hombre debe representar la autoridad de Dios.

Como embajador se ocupa de promover los mejores intereses de su país, por lo que el hombre debe tratar de avanzar en el programa de Dios para este mundo. Como representantes de Dios, debemos apoyar y defender lo que Dios defiende, y debemos promover lo que Dios promueve. Como representantes de Dios, no debemos hacer lo que nos gusta, sino lo que Dios desea.

IMAGEN DE DIOS PARA GOBERNAR.

En la creación, Dios mandó a Su imagen visualizarse en sí al tomar dominio o gobierno en Su nombre.

Volvamos de nuevo a Génesis 1:26 “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra”.

IMAGEN DE DIOS PARA PROCLAMAR.

En la redención, Él ha mandado a Su imagen declarar un mensaje en Su nombre.

Mateo 28:19  “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20  enseñándoles que guarden todas las cosas que os mandado; y él aquí está con todos los días, hasta el fin del mundo. Amén”.

IMAGEN DE DIOS PARA REPRESENTARLO ANTE EL MUNDO.

Los creyentes de hoy son embajadores de Dios, representantes del rey que llaman al mundo a rendirse antes que el Rey regrese.

2 Corintios 5:20Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en el nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios”.

Con tristeza tengo que decir que el pecado hizo que perdiéramos esta imagen preciosa de nuestro creador y ahora necesitamos restaurar esa imagen. ¿Cómo lo hacemos? Cumpliendo con el propósito que Dios quiere para nuestras vidas:

Para los hombres, es necesario recuperar la autoridad que como sacerdotes espirituales del hogar han perdido. Muchos hombres cristianos han dejado de ejercer el liderazgo espiritual y son las mujeres la que lo hacen y esto deforma la imagen que Dios puso en ellos.

Necesitas guiar a tus hijos y a tu esposa en los caminos del Señor; si aún no lo haces, es tiempo que retomes tu rol de autoridad y gobierno y comiences a hacer devocionales con tu familia, donde tu seas el lleves la palabra, el que ore y el que sea ejemplo en lo espiritual.

Necesitamos cumplir con el propósito de Dios de ser sus mensajeros, proclamando el mensaje de salvación. Este es un ministerio que Dios nos ha otorgado a todos, el ministerio de la reconciliación (Leer 2 Corintios 5:18-19), ministerio que anhelan los ángeles (Leer 1 Pedro 1:12). Recuerdo de un coro muy antiguo que dice:

  • Llamado soy de Dios, mis manos listas están
  • A construir con Él un mundo fraternal.
  • Los ángeles no son llamados a cambiar
  • Un mundo de dolor, por un mundo de paz.
  • Me ha tocado a mi hacerlo realidad
  • ¡Ayúdame Señor a hacer tu voluntad!.

Este ministerio precioso, al Señor le ha placido dártelo a ti y a mi, así que ¿por qué no lo cumples y haces que esa imagen distorsionada en el pecador, sea restaurada porque acepta a Cristo en su corazón?

Si los hombres toman su lugar de autoridad espiritual en sus hogares, si proclamamos su mensaje, evangelizando y hablando de Jesús por doquier; nos convertiremos en embajadores de Cristo y haremos que el hombre cobre verdadero valor; porque recobrará la imagen de un Dios Puro y Santo.

1 Pedro 1:16 “Porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo”.

© Moreiba Cabrera. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Estudios Biblicos

Acerca Moreiba Cabrera

Bendiciones a todos. Soy Moreiba Cabrera, pastora de la iglesia Nueva Vida de Madrid.

Revise también

Estudios Biblicos.. La piedad es compasion

Un hombre ejemplar

Estudios Biblicos. ¿Qué concepto tenía Dios de Job? Lo más importante es el Concepto de Dios. No el concepto de la sociedad o de sus amigos. El concepto de Dios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *