Inicio / Estudios Biblicos / El amor es misericordia

El amor es misericordia

Estudios Biblicos

SED MISERICORDIOSOS.

Creo que ha quedado claro que el amor es mas los sacrificios. Dios quiere vernos NO como filántropos, NO como religiosos, NO como unos Legalistas, ni religiosos, ni fariseos; el deseo de Dios para nosotros en este tiempo es que tengamos amor al prójimo. Que seamos…. SI, UNO PARECIDO A CRISTO. Dios desea que seamos un reflejo de Él aquí en la tierra, que seamos amorosos, que es lo mismo que misericordiosos, como Él es misericordioso.

Lucas 6: 36. “Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso

La palabra misericordia viene del latín “misere” que significa “miseria, necesidad”, cor, “Cordis” que significa “corazón” e “ia” que significa “hacia los demás”; juntándolo todo significa “Tener un corazón solidario con aquellos que tienen necesidad”.

Misericordia es la Inclinación o disposición a sentir compasión por los que sufren y ofrecerles ayuda. Es la virtud que lleva a los humanos a compadecerse de los sufrimientos y de las miserias ajenas.

Se manifiesta en amabilidad, asistencia al necesitado, especialmente en el perdón y la reconciliación. Es más que un sentimiento de simpatía, es una práctica. En el cristianismo es uno de los principales atributos divinos.

La misericordia es también un sentimiento de pena o compasión por los que sufren, que impulsa a ayudarles o aliviarles; en determinadas ocasiones, es la virtud que impulsa a ser benévolo en el juicio o castigo.

ILUSTRACIÓN:

Una madre solicitó al gran Napoleón el perdón de su hijo. El emperador le dijo que era el segundo delito que cometía el hombre y que la justicia exigía su ejecución.

-“No pido justicia”, dijo la llorosa madre, “pido misericordia”.

-“Pero señora”, respondió el emperador, -“no merece misericordia alguna”.

-“Su excelencia”, prosiguió la madre, “si se la mereciera, no sería misericordia, y misericordia es todo lo que le pido”.

-“Muy bien“, dijo el emperador, “tendré misericordia”. Y así por el ruego de esta madre, se salvó la vida de ese hijo.

¿Cómo podemos practicar la misericordia en nuestra vida diaria?

LLEVANDO LA PALABRA DE DIOS A LOS QUE NO LA CONOCEN.

Como pastores y como iglesia Nueva Vida Madrid, hemos demostrado siempre que nuestro interés es ser como Cristo fue y vivir como Él vivió. Por eso viajamos por el mundo para ayudar a los necesitados; pero sobre todo para mostrar el amor y la misericordia de Dios a los que no conocen a Jesús.

Creo que lo más misericordioso que podemos hacer por las personas que no conocen a Jesús, es llevarles la verdad de la Palabra de Dios. Porque ella es lumbrera para los que viven en oscuridad; esta luz les alumbrará cuando pasen por momentos de dificultad, les indicará el propósito que Dios tiene para el futuro y les brindará una magnífica esperanza (Leer Salmos 119:105). No hay otra obra de misericordia más importante y por eso creo que debe estar en el primer lugar.

CUANDO HAY HERMANOS EN NECESIDAD.

El Apóstol Pablo nos enseña en Gálatas 6:10Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe”.

Santiago anima a los cristianos verdaderos a tratarse con misericordia y les dice en Santiago 2:13 Porque juicio sin misericordia se hace con aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el juicio”.

El contexto de estas palabras inspiradas nos muestra varias maneras de practicar la misericordia. Por ejemplo:

VISITAR.

Santiago 1:27 leemos que “La religión pura y el pecado delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo”.

DAR DE COMER Y ABRIGO.

Santiago 2:15-17 nos dice: “Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, 16  y algunos de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? 17 Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma”.

La religión verdadera, el cristianismo auténtico, nos enseña a preocuparnos unos por otros y a atender a los más necesitados. No nos permite contentarnos con desearle a nuestro hermano que todo le vaya bien. Es preciso que, movidos por la ternura, la compasión y la misericordia, satisfagamos sus necesidades más apremiantes.

1 Juan 3:17-19. “Pero el que tiene bienes de este mundo y su hermano tiene necesidad, y cierra contra su corazón, ¿cómo es el amor de Dios en él? 18  Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad. 19  Y en esto conocemos que somos de la verdad, y aseguramos nuestros corazones delante de él”.

Podemos hacerlo preparando comidas para los enfermos, echándoles una mano a los hermanos mayores con sus tareas, proporcionando transporte a las reuniones en la iglesia a los que lo precisen, ayudando con generosidad a quienes lo requieran y realizando muchas otras obras de misericordia (Deuteronomio 15:7-11).

7 Cuando haya en medio de ti menesteroso de alguno de tus hermanos en alguna de tus ciudades, en la tierra que Jehová tu Dios te da, no endurecerás tu corazón, ni cerrarás tu mano contra tu hermano pobre, 8 sino abrirás a él tu mano liberalmente, y en efecto le prestarás lo que necesite. 9 Guárdate de tener en tu corazón pensamiento perverso, diciendo: Cerca está el año séptimo, el de la remisión, y mires con malos ojos a tu hermano menesteroso para no darle; porque él podrá clamar contra ti a Jehová, y se te contará por pecado. 10 Sin falta le darás, y no serás de mezquino corazón cuando le des; porque por ello te bendecirá Jehová tu Dios en todos tus hechos, y en todo lo que emprendas. 11 Porque no faltarán menesterosos en medio de la tierra; por eso yo te mando, diciendo: Abrirás tu mano a tu hermano, al pobre y al menesteroso en tu tierra“.

AYUDA ESPIRITUAL.

Nuestra iglesia crece más y más cada día, por eso, si darles apoyo material es importante, lo es aún más ayudarles espiritualmente.

A todos se nos dirige esta exhortación del Apóstol Pablo: 1 Tesalonicenses 5:14También os rogamos, hermanos, que amonestéis a los ociosos, que alentéis a los de poco ánimo, que sostengáis a los débiles, que seáis pacientes para con todos”.

A “las mujeres de edad”, en particular, se las invita a ser “maestras de lo que es bueno” (Tito 2:3).

Tito 2:3-5Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; 4 que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, 5 a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada

LA MISERICORDIA TENEMOS QUE IMITAR.

La misericordia es sólo un bello concepto si no somos capaces de hacer algo práctico y real por alguien. M. Lunn escribió un poema inspirado en Mateo 25:31-46. Mientras lo lee con detenimiento, por favor reflexione que existe mucha gente en necesidad de consolación.

Estuve hambriento
y tú formaste un club de valores humanos
y discutiste mi hambre.
Gracias.
Estuve preso
y tú te escurriste calladamente
a tu capilla en el sótano
a orar por mi libertad.
Estuve desnudo
y en tu mente
debatiste la moralidad de mi
apariencia.
Estuve enfermo
y tú te arrodillaste y agradeciste a Dios
por tu salud.
Estuve sin hogar
y tú me predicaste
del refugio espiritual del
amor de Dios.
Estuve sólo
y tú me dejaste sólo
para ir a orar por mi.
Tú pareces tan santo
tan cerca de Dios.
Pero yo sigo hambriento
y sólo
y con frío.
Entonces, ¿a dónde han ido tus oraciones?
¿Qué han hecho ellas?
¿De qué sirve a un hombre hojear su libro de oraciones cuando el resto del mundo clama por ayuda?

No olvidemos que la misericordia es una gracia que todos debemos imitar.

© Moreiba Cabrera. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Estudios Biblicos

Acerca Moreiba Cabrera

Bendiciones a todos. Soy Moreiba Cabrera, pastora de la iglesia Nueva Vida de Madrid.

Revise también

Predicas Cristianas - Dadme un hombre

Portaos varonilmente

Estudios Biblicos - Tu iglesia te necesita. Ya basta de hombres que no quieran estar al frente de la iglesia. El enemigo nos está ganando. El reto es Portaos varonilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *