Inicio / Estudios Biblicos / Día de reposo – Parte 3

Día de reposo – Parte 3

Estudios Biblicos

Como les dije la semana pasada, existen muchos que dicen que Pablo enseño que Jesucristo había abolido la ley, incluyendo los Diez Mandamientos, pero a esos que piensan de esta manera siento informarles que este no fue el caso.

Digo esto porque en su advertencia acerca de las falsas doctrina a Timoteo, en 1 Timoteo 1:8-11 encontramos que Pablo le dijo:

“…Pero sabemos que la ley es buena, si uno la usa legítimamente; 9 conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, 10 para los fornicarios, para los sodomitas, para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y para cuanto se oponga a la sana doctrina, 11 según el glorioso evangelio del Dios bendito, que a mí me ha sido encomendado…”

Como podemos ver, Pablo comienza diciendo que la ley es buena, y a continuación hace una lista de algunos de los Diez Mandamientos.  Pero si la ley de Dios fue abolida, entonces ¿por qué nombro claramente algunos de los Diez Mandamientos?

No hay duda alguna de que algunas de las cosas que Pablo escribió son difíciles de entender, y es por eso que Pedro escribió:

“…Y tened entendido que la paciencia de nuestro Señor es para salvación; como también nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le ha sido dada, os ha escrito, 16 casi en todas sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas; entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras Escrituras, para su propia perdición…”  2 Pedro 3: 15-16.

Sin embargo, existen numerosas escrituras que pueden ser fácilmente comprensibles, donde Pablo enseñó a la iglesia cristiana primitiva, y nos enseña hoy que los Diez Mandamientos no fueron abolidos y han de mantenerse [23].

Las enseñanzas de Pablo en ocasiones son difíciles de entender, y pueden ser fácilmente manipuladas y torcidas como advirtió el apóstol Pedro.

Ya hemos visto el ejemplo de la epístola a la iglesia en Colosas, y aprendimos que la iglesia guardaba el Sabbat, ya que Pablo era un estricto seguidor de la ley, y nunca hubiese enseñado nada contrario a guardar los Diez Mandamientos.

Sin embrago, los falsos maestros que estaban infiltrándose en la iglesia, criticaban a las personas, con la intención de destruir y/o dividir la iglesia.

Otros versículos que con frecuencia son usados por los que se oponen a la observancia del Sabbat, y que tratan de convencer a las personas que no hay que guardar el Sabbat es Romanos 14:5-6. Leámoslos ahora para ver que dicen:

“…Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente. 6 El que hace caso del día, lo hace para el Señor; y el que no hace caso del día, para el Señor no lo hace. El que come, para el Señor come, porque da gracias a Dios; y el que no come, para el Señor no come, y da gracias a Dios…”

A primera vista estos versículos aparentan claramente indicar en que no existe diferencia alguna entre los días, y que las personas pueden guardar el día que deseen para el Señor, mientras tanto lo haga con buena intención.

Pero la razón por la que muchos interpretan estos versículos de esta manera es porque los han tomado fuera de contexto.  Digo esto porque cuando leemos los versículos en contexto (verss. 1-6), se hace muy evidente que aquí Pablo no está hablando ni implicando nada acerca del Sabbat.

Cuando leemos estos versículos en contexto, se hace muy evidente que aquí Pablo está hablando de la dieta, y del ayuno.  En mi investigación yo no he encontrado ningún versículo en la epístola a los Romanos que hable del día de reposo o del Sabbat.

Así que leyendo estos versículos en contexto podemos correctamente concluir que cuando Pablo aquí menciona “días”, él no está hablando acerca del Sabbat, o de guardar cualquier día para el Señor que mejor nos convenga.

Para que puedan entender mejor lo que les estoy diciendo, debemos conocer algunas tradiciones judías que existieron en ese entonces, y que aún permanecen. En ese entonces (y aun hoy) existían muchos judíos que eran/son vegetarianos.

Es por eso que en el versículo dos vemos que Pablo dijo: “…Porque uno cree que se ha de comer de todo; otro, que es débil, come legumbres…”

Otra tradición judía de ese entonces (y aun hoy), es que ellos ayunaban/ayunan dos veces por semana, lunes y jueves [24].  Esto es algo que queda bien grabado en Lucas 18:11-12 cuando leemos: “…El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; 12 ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano…”

Habiendo leído los versículos en contexto, y teniendo un muy breve conocimiento de las tradiciones judías, podemos claramente ver que Pablo no está hablando del día de reposo, ni tampoco de que el día de adoración oficial (Sabbat) era cualquier día.

Lo que Pablo aquí enseño es que no se criticaran en cuanto al día de ayuno que guardaban y/o a lo que comían, sino más bien que se fijaran en Dios por encima de todas las cosas.

JESUCRISTO Y LOS DIEZ MANDAMIENTOS

Algunas personas están renuentes a guardar el Sabbat como el día de reposo, e insisten que el Sabbat no es para los cristianos.  En casi todo caso tratan de afirmar su posición doctrinal diciendo que Jesucristo nunca dijo que lo guardaran, y usan Mateo 19:16-19 como la base de su doctrina.

Así que leamos ahora estos dos breves versículos y meditemos no solo en lo que contienen, sino también en lo que no contienen, para determinar si lo que muchos afirman es verdad.

“…Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna? 17 El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Más si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos. 18 Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio. 19 Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo.…”

Sin duda alguna, Jesucristo aquí no menciono el Sabbat, pero lo que sí dijo y está claramente escrito es: “…guarda los mandamientos…” Y en los versículos paralelos a estos (Marcos 10.17-31; Lucas 18.18-30), encontramos que Jesús tampoco menciono el Sabbat, pero que dijo: “…Los mandamientos sabes…”

Una cosa que era común, y que debe ser común para todo cristiano fiel, es el conocimiento de los Diez Mandamientos.

Todos los judíos de antigüedad y hoy en día conocían los mandamientos de Dios, y todos perseveran en cumplirlos.  Y esto es algo que todo cristiano fiel debe y tiene que hacer; tenemos que perseverar en guardar la palabra de Dios.

Acerca Jose Hernandez

Obispo José R. Hernández; educación cristiana: Maestría en Teología. El Obispo Hernández y su esposa nacieron en Cuba, y son ciudadanos de los Estados Unidos de América. El Obispo Hernández y su esposa conocieron a Jesucristo en el año 1994, se integraron a una iglesia cristiana, y fueron bautizados. En el año 1999 fundaron el ministerio El Nuevo Pacto e iniciaron la obra del Señor.

Revise también

Mensajes Cristianos - La iglesia en crisis

El cristiano y sus problemas – Parte 1

Estudios Biblicos.. El creyente afronta problemas que hacen que su vida espiritual baje. Estudiemos la Biblia para que no seamos engañados y para que veamos la Biblia como Dios desea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *