Sentidos y alimento del espíritu, alma, y cuerpo

Si no se produce la división del alma y el espíritu, los creyentes siguen fuertemente influenciados por el alma, y por ello siempre siguen objetivos entremezclados: algunas veces andando de acuerdo con la vida del espíritu, y otras de acuerdo con la vida natural.

Pero si esta separación se produce, el creyente será capaz de detectar inmediatamente cualquier intento del alma por tomar el control, y podrá rechazarla. Así, el espíritu podrá desarrollar su poder intuitivo de modo más agudo. Sólo después de haber experimentado esta separación pueden los cristianos entrar en posesión de un sentido genuino de pureza.

Los creyentes tienen que ver que todo lo que procede del alma no aprovecha (es carne) y que sólo el espíritu es el que da vida. Juan 6:63. Sólo cuando un hombre vive por el espíritu llega a ser espiritual. Como Dios es espíritu, toda obra de Dios es espiritual; y quienes sirven en ella deben hacerlo en el espíritu. La efectividad del cristiano dependerá de si ha tenido la experiencia de ser sumergido en el Espíritu Santo, tal como fue sumergido en el bautismo de agua.

El espíritu del creyente debe permanecer siempre activo, colaborando con Dios, recibiendo revelación, orando en el espíritu, escudriñando las Escrituras, meditando en las obras de Dios.

Un siervo de Dios tiene que estar ejercitado en reconocer la voz del espíritu y distinguirla de las voces del alma o de los espíritus malignos. Así como conoce el «yo» (alma), debería conocer cómo funciona y qué leyes tiene el espíritu. Así entendería que la vida del espíritu no es ocasional, ni tampoco oscilante (como las mareas del mar), sino estable, apacible y abundante (como un río)

La Biblia dice que él está llamando a la puerta y que si le abrimos, entrará y cenará con nosotros. Tú puedes experimentar ese gran milagro de cenar con Jesucristo durante el resto de tu vida. Esa es la voluntad de Dios, habitar en el corazón de los hombres. ¿Qué es lo que tienes que hacer? NADA, Él ya lo hizo todo, sólo abre la puerta de tu corazón y déjale hacer.

Ahora que conoces el propósito de Dios para tu vida, Él va a estar insistiendo, hasta el último segundo, que permanezcas con vida. Por supuesto Él no te va a obligar. La decisión es tuya. Puedes hacerlo en este momento o cuando quieras, pero asegúrate de que no es demasiado tarde y te pierdas el mejor regalo de toda tu vida.

Si quieres, puedes hablar libremente con Él y decirle algo así: Jesús entra en mi corazón, quiero conocerte y ser tu amigo, obra en mi vida. Perdóname y límpiame por haber vivido de espaldas a Ti Te necesito para poder entender cual es el sentido de mi existencia.

Algunos componentes del Espíritu

COMUNIÓN

Esta es la parte de nuestro espíritu que está unido a Dios.

Es aquí donde se escucha con claridad su voz. Se manifiesta esa intimidad gloriosa en la que podemos sentir esa intimidad con el Espíritu Santo.

Es allí donde vienen muchas visiones y revelaciones del Espíritu de Dios. Y donde Dios se manifiesta en forma visible a aquellos que le aman y han desarrollado esa vida en el espíritu. La comunión es la parte central del cuerpo espiritual y donde se establece el lugar santísimo de nuestro templo. Cuando una persona no ha venido a Cristo esta parte permanece en tinieblas y muerto.

LA INTUICIÓN

Son las antenas que conectan el mundo natural con el espiritual.

Es lo que nos hace sentir en un momento dado la presencia de un demonio o de un ángel o la de un espíritu humano.

A veces sentimos que alguien nos observa o que somos seguidos por alguien, Sabemos que un ser querido que esté distante se encuentra bien o mal, Sentimos con certeza que alguien nos llamará por teléfono con la respuesta a algo que necesitamos.

Podemos sentirlo que pasa a nuestro alrededor con las personas o circunstancias.

Sabemos cuando alguien viene con determinadas intenciones. Tal vez las palabras y hechos son buenos pero algo nos dice alerta.

La intuición también recibe revelación de parte de Dios. Aquí se manifiesta la profecía, sabiduría y ciencia.

LA CONCIENCIA

Esta es la parte donde radica el temor de Dios y la sabiduría de Dios. Es la forma en que nuestro ser puede tener conocimiento del bien y del mal aún sin nunca haber leído la biblia Romanos 2:14‐16

También está ligada al corazón del hombre. Es por eso que los razonamientos del corazón muchas veces difieren de los de la mente cuando esta no ha sido renovada ya que están conformados a este mundo.

Esta parte fue despertada cuando el hombre comió del árbol de la ciencia del bien y del mal.

Cuando el hombre peca continuamente la parte dedeos conectada a su conciencia la cual es el temor de Dios se aparta de él y esto produce un endurecimiento en la conciencia, la conciencia se va haciendo cada vez más insensible a la voluntad de Dios hasta que se cauteriza (es decir se endurece y deja de actuar) 1 Timoteo 4:1‐2,3

Finalmente. Es mi oración que tu ser enteramente: espíritu, alma y cuerpo, sean redimidos y como la escritura dice, el que comenzó la buen obra la perfeccione en ti para tener vida abundante y en el día postrero salir al encuentro con tu lámpara encendida a recibir al Señor en los aires, y así vivir por la eternidad, una vida plena, abundante y feliz.

Dios te bendiga y sea prosperado en todo, Amen.

Acerca Aaron Álvarez Rios

Presidente Internacional del concilio "ICI" Iglesia Cristiana Internacional. graduado como Doctor en divinidades por la Latin University of Teology en el Estado de California. mas informacion visita nuestro sitio web www.ici-world.org

También Revise

Los Cuadros de Jesús - Parte I .. Estudio Biblico

Los Cuadros de Jesús – Parte VIII

Estudios Biblicos. Yo soy el camino; en el anterior capítulo Jesús les habló claramente a sus discípulos de su muerte. Después que les lavó sus pies, una de..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *