Inicio / Estudios Biblicos / La Trinidad

La Trinidad

Un Estudio Panoramico Sobre la Trinidad

INTRODUCCION

Reflexionar respecto al mayor Misterio de la Fe Cristiana presupone una ardua labor que exige del meditabundo el máximo de concentración posible; pero si a esto agregamos el cometido de ponerlo por Escrito en forma ordenada y sistematizada, la empresa se torna aun más compleja.

Partiendo de lo antedicho, advierto con entera franqueza al lector ávido por conocer a profundidad esta cautivante materia; que no espere de mi más de lo que puedo ofrecer, tanto como le plugo a DIOS revelarme.

No es mi pretensión alimentar la vacua curiosidad de los aficionados a la novedad, o de persuadir al obtuso detractor, por el contrario; este humilde ensayo tiene como finalidad reforzar al Cristiano ya convencido de la veracidad de esta preclara Enseñanza Bíblica.

Resulta oportuno aprovechar este espacio para reconocer los valiosos aportes de dos grandes Maestros de la Palabra de DIOS, ambos gustan de su Presencia; quienes por medio de sus Escritos han enriquecido mi vida, estos son el Ex Sacerdote Católico y brillante Teólogo Protestante Francisco Lacueva, y el distinguido Apologista Pablo Santomauro, será para mí un singular parabién conocerles Personalmente allá en los Cielos.

Teniendo presente las sugestiones antes expuestas, avancemos en nuestro Estudio sin mayor dilación:

I. DEFINIENDO EL DOGMA TRINITARIO

Trinidad es el vocablo Teológico unánimemente utilizado por el Cristianismo Ortodoxo, para hacer referencia al concepto Escritural de un único DIOS eternamente subsistente en Tres Personas distintas; el PADRE, el HIJO y el ESPÍRITU SANTO.

Si bien la palabra Trinidad no aparece en la Biblia no obstante; la Doctrina como tal está directamente enraizada en la Palabra de DIOS, y en la firme convicción de la Iglesia de CRISTO desde sus mismos inicios.

Al parecer fue Teófilo de Antioquia, Apologista del segundo siglo el primero en utilizar el término Trinidad, aunque fue Tertuliano de Cartago su mayor promotor y quien en cierta medida sentó las bases en el futuro desarrollo Teológico del Dogma.

II. LA TRINIDAD EN LA BIBLIA

A) LA TRIUNIDAD EN EL ANTIGUO TESTAMENTO:

(La Doctrina implícita)

IS: 11:1,2Estos versos de un palmario talante Mesiánico presentan a las Tres Personas Divinas:

(1) El vástago o renuevo es JESUCRISTO en su papel Redentor.

(2) JEHOVA-PADRE

(3)  El ESPIRITU SANTO o ESPIRITU de JEHOVA-PADRE

IS: 42:1 En este pasaje cuyo cumplimiento histórico se halla en MT: 3:16,17, nuevamente encontramos la Trinidad:

(1) El Siervo de DIOS hace alusión a JESUCRISTO

(2) El PADRE quien pronuncia estas sentencias

(3) Y el ESPÍRITU SANTO con el que es investido el Mesías

 IS: 59:19-21 Aquí también tenemos en escena a la Trina Deidad:

(1) JEHOVÁ-PADRE

(2) El Redentor no es otro que JESÚS antes de su Encarnación

(3) Y finalmente el ESPÍRITU SANTO que es puesto sobre el Ungido de JEHOVÁ-PADRE

Cabe en este momento zanjar algunas cuestiones aparentemente insalvables sobre la Verdad de la Trinidad en conexión con los Escritos Veterotestamentarios, y particularmente con la Fe Judía:

 ¿Por qué DIOS no se reveló como un Ser Trino en el Antiguo Testamento?

Empecemos aseverando en primer lugar, que DIOS efectivamente se muestra como un DIOS Pluripersonal en muchos pasajes e incidentes del Antiguo Testamento; empero no de un modo tan manifiesto como sí es el caso de las Escrituras Novotestamentarias.

La razón es obvia, por un lado el Pueblo Judío de extracción Pagana y con una flagrante inclinación a la Adoración Politeísta, mas las circunstancias agravantes del influjo pernicioso de las Naciones circunvecinas; postergaron su pleno descubrimiento hasta la aparición de nuestro Señor JESUCRISTO.

Por otro lado es de conocimiento general que la revelación Bíblica sigue un orden ascendente, de menos a más; principio directriz que alcanza su clímax con CRISTO JESÚS.

 ¿Contradice la Enseñanza de la Trinidad el estricto Monoteísmo Bíblico?

Se nos ha acusado a quienes sostenemos la Doctrina de la Trinidad de creer en la existencia de más de un DIOS, tachándonos infundadamente de Triteísta; pero esto no puede estar más lejos de la verdad, y deriva en ultimo termino en una burda y bastarda falacia por las razones siguientes:

i. La Trinidad no consiste en la creencia de Tres DIOSES; sino de uno sólo.

ii. Las Tres Personas de la Deidad no son Seres separados e independientes; sino Tres Personas Co-Eternas, Co-Esenciales y Con-Substanciales.

iii. El Monoteísmo Bíblico no es sinónimo de Monismo o Uni-Personalismo; sino de una Unidad compuesta como veremos posteriormente.

B) LA TRIUNIDAD EN EL NUEVO TESTAMENTO:

(La Doctrina explícita)

MATEO: 3:16,17 Donde están en acción las Tres Personas de manera simultánea no sucesiva o sea; a un mismo tiempo

MT: 28:19 Texto clave por cierto para destacar la Pluralidad dentro de la Unidad, tómese nota de la repetición de la Conjunción <<Y>> como de <<DEL>> que es una contracción del Articulo Determinante <<EL>> lo que denota a todas luces la real distinción de Personas; “PADRE-HIJO-ESPÍRITU SANTO”, y la Unidad de Esencia, “Nombre”

JN: 14:16 Obsérvese el Adjetivo “Otro” del Griego ¡Allos!

 Veamos a continuación más evidencias Bíblicas desde otros ángulos menos conocidos sobre el Dogma Trinitario:

C) PASAJES QUE REVELAN UNA UNIDAD COMPUESTA EN DIOS:

DT: 6:4<< ¡Shemá Yisrael Adonai Elohim, Adonai Ejad! >>

Esta cita constituye el núcleo de la Fe Judía, y es uno de los Artículos innegociables para todo Israelí observante de la Ley Mosaica, no obstante; para sorpresa de muchos antagonistas de la Trinidad el pasaje revela más de lo deseado.

Es tal la grandilocuencia del texto, que el mismo erudito Judío Maimónides en sus celebres Trece Artículos; comentando sobre esta porción sustituye deshonestamente ¡Ejad! por ¡Yajid!, en clara violación del sentido de las Sagradas Escrituras.

Y es que el termino Hebreo ¡Ejad! que nuestras versiones traducen por “Uno o Único”, deriva del Verbo ¡Ajad! que significa ¡Unir!; denotando así la Unidad compacta que existe en la Deidad.

JN: 10:30 Aquí se destaca la igualdad Esencial de JESUCRISTO con el PADRE; a la vez que se descubre sus mutuas distinciones Personales.

En el Griego el Adjetivo ¡Uno! Corresponde al Numeral Neutro “Hen”, y el Verbo “Somos” al Plural “Esmen”; enfatizando de este modo la Unidad de JESUS con el PADRE como un solo DIOS; pero la disparidad como dos Personas diferentes.

D) TEXTOS CON SUSTANTIVOS, PRONOMBRES Y VERBOS EN PLURAL:

GN: 1:26El Verbo ¡Hagamos! Está en la primera Persona del Plural, lo mismo que la repetición del Pronombre posesivo ¡Nuestra!

GN: 3:22 El Pronombre Personal ¡Nosotros! Está en la primera Persona del Plural

GN: 11:7 Los Verbos ¡Descendamos! Y ¡Confundamos! Están en la primera Persona del Plural

IS: 6:8 El Pronombre Personal ¡Nosotros! Está en la primera Persona del Plural

E) EL MISTERIOSO ÁNGEL DE JEHOVÁ:

Acerca Omar Garcia

Revise también

Predicas Cristianas - Dadme un hombre

Portaos varonilmente

Estudios Biblicos - Tu iglesia te necesita. Ya basta de hombres que no quieran estar al frente de la iglesia. El enemigo nos está ganando. El reto es Portaos varonilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *