Inicio / Estudios Biblicos / ¿Porque ya no te congregas?

¿Porque ya no te congregas?

Estudios Biblicos

¿Por qué ha dejado de congregarse?

Hebreos 10:25

Cuando  los ancianos, predicadores o maestros nos hablan de la importancia de congregarnos, hay  diferentes reacciones en los  miembros de la iglesia. Hay quienes están  de acuerdo  y asisten fielmente a la iglesia.

También hay quienes piensan que  ellos  no  necesitan ir  a la  iglesia  para  adorar  a Dios porque  Dios está  en todas  partes,  y por  tanto  ellos  puede  leer y orar en su casa.  Quienes no les parece  que sea necesario y por tanto,  brillan por su ausencia. Estos son los pensamientos de algunos que no están  de acuerdo:

Anuncios

Otros piensan que ir a la iglesia  con regularidad es señal  de fanatismo, por tanto no asisten. Y aun otros  piensan que  como  todo  en  exceso  es  malo,  por  tanto,  asistir mucho  a la iglesia  también debe ser malo.

Lamentablemente hay  muchos hermanos que tienen  en poco congregarse con la iglesia  y por tanto,  se quedan  en sus casas,  en sus trabajos o se van a pasear.

Este problema no es algo nuevo.  También había  algunos de los cristianos en el primer siglo que hacían  lo mismo, por lo cual, el escritor a los hebreos  escribió estas  palabras:  “No dejando  de congregarnos  como algunos  tienen por costumbre.

Puesto  que  es  un  problema de  muchas congregaciones desde hace  muchos  años, me ha  parecido bien   tratar   este  estudio:  “No dejando de congregarnos.”

El problema más grande que afronta la Iglesia en estos tiempos es el decaimiento espiritual, pereza, frialdad, adormecimiento espiritual, y todo esto combinado trae consigo la falta de asistencia a la Iglesia, y esto creo que no es un tema que no se ha hablado pues se repite siempre, no solo en mi Iglesia sino en todas partes.

Anuncios

Surgirá algunas preguntas: ¿Para qué uno tiene que ir a la Iglesia, si la Iglesia no salva, el Pastor no salva, los hermanos creyentes no salvan, para qué voy entonces?

Escuche bien: el no asistir a reuniones cristianas (cultos) es perder el estímulo y la ayuda de otros cristianos.

Nos reunimos para anunciar nuestra fe y fortalecernos los unos a los otros en el Señor. He visto y sentido que uno recibe mayor afecto en la Iglesia que en los de su propia familia (escuche decir. “Ustedes si se quieren”) los hermanos en Cristo  me han demostrado más amor sincero que mi propia familia, entonces porque no amarlos.

Al acercarnos al fin de los tiempos y al estar próximo el “día” en que Cristo volverá, afrontaremos problemas espirituales, tribulaciones e incluso persecución. He aprendido que en la Iglesia encontramos fortaleza espiritual de hermanos que en vez de castigarte o diciplinarte mas bien te aconsejan y te devuelven el ánimo de seguir avanzando, pues ni en el mundo ni en tu familia encontrarás este estímulo a seguir, más bien lo que nos dicen es que nos salgamos de la Iglesia.

Fíjese que las  fuerzas anticristianas crecerán en intensidad, pues en estos últimos tiempos Satanás y sus demonios se han tornado más agresivos, descarados y evidentes, y por eso necesitamos la ayuda de verdaderos hermanos en la fe llenos del Espíritu Santo para que nos ayuden a crecer.

Las dificultades nunca debieran ser excusas para no congregarnos es mi sentir, cuando estábamos en el mundo no nos importaba si lloviera o hiciera sol después que tuviéramos gozando la vida, pero para las cosas del Señor somos flojos: si está nublado ya estamos pensando en no ir, y muchas veces deseamos que llueva para no ir a la Iglesia.

Anuncios

Si está haciendo sol no quisiéramos ir a reuniones o actividades en la Iglesia, pero cuando estábamos en el mundo nadie nos ganaba en estar paseando todo el día. En cambio, a medida que surjan las dificultades, debemos hacer mayor esfuerzo por ser fieles en la asistencia a la Iglesia.

Mire  querido hermano. Dios no pasará por alto ningún trabajo hecho por nosotros que no sea recompensado Hebreos 6:10 Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún.  

Fíjese en esta promesa todo trabajo, sacrificio hecho con “Amor”para Dios será recompensado, y sabe hermano que ir a la iglesia es un sacrificio, usted está dejando de hacer otras cosas y le está dedicando un tiempo a Dios.

Lo que es congregarse.

Es reunirse como iglesia.

1  Corintios  11:18  “Pues  en  primer  lugar, cuando os reunís  como iglesia…

¿Cual es el objetivo suyo de ir a la Iglesia? Quizás para ver quien es el que no va o si, para ver  algún hermano o hermana que le gusta, o porque el pastor tiene buen aspecto y le gusta como viste. Su objetivo determina su crecimiento espiritual.

Si usted acude a la Iglesia con razones necias y caprichos nunca crecerá espiritualmente y siempre sera uno mas de los calienta bancas. Pero si su objetivo es aprender, llenarse de la palabra de Dios pues así como fue no regresará a su casa sino que Dios le daré más de lo que vino a buscar.

Es estar congregados en el nombre de Cristo.

Mateo  18:20Porque   donde   están   dos   o  tres   congregados  en  mi nombre, allí estoy yo en medio  de ellos”.

Me encanta esta promesa, no es el gentío que atrae a Dios pues no son las mega Iglesia las más ungida, puesto que  una Iglesia fuerte no la componen las paredes, ni la baldosas, ni púlpitos extravagantes, una Iglesia fuerte se compone de creyentes firmes en la fe, llenos del Espíritu Santo, prefiero cinco personas llenas del Espíritu Santo que mil personas muertas espiritualmente.

Reunirse Es perseverar.

Hechos  2:41-42Así que,  los que recibieron su  palabra fueron  bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas. 42  Y perseveraban en la doctrina  de   los   apóstoles,     en   la   comunión  unos   con   otros, en   el partimiento del pan y en las oraciones.

Acerca Juan Carlos Jimenez

Mi mayor deseo es predicar la sana doctrina, presentar a Jesucristo como único medio de salvación, nuestra doctrina es, Jesús Salva, Jesús Sana, Jesús Bautiza, Jesús viene pronto. no hay otro medio (Hech 4:12) . soy un siervo de Jesucristo, no me atribuyo nombres solo siervo de Jesucristo.

Revise también

Nuestra relación con Dios y nuestras madres y esposas

Valores que fortalecen la Familia

Estudios Biblicos... La familia cristiana.. Somos una sociedad carente de valores morales y espirituales. Y  los  valores  son inculcados primeramente en..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *