Inicio / Estudios Biblicos / Las llaves del Reino – La Autoridad – Parte II

Las llaves del Reino – La Autoridad – Parte II

Estudios Biblicos

Autoridad. La posición más poderosa en la tierra es estar bajo autoridad. Deténgase de andar buscando:

  • Títulos.
  • Que los demás vean.

La posición más poderosa sobre la tierra es la que las mayorías de las personas aborrecen “SUJECIÓN”. La autoridad es el lugar más seguro donde pueden estar todas las cosas creadas. Cuando usted descubre la autoridad encuentra la llave a la verdadera libertad.

La tendencia de los países latinos es revelarse contra la autoridad, eso nos han enseñado y ese es uno de los motivos más relevantes por lo cual nos cuesta someternos a los pastores, lideres, apóstoles y demás. La mayoría de las personas le temen a la autoridad debido a las experiencias de nuestros pasados, con nuestros padres o parejas.

Anuncios

Cuando usted no se sujeta a la autoridad se convierte en una persona peligrosa.

Cualquier persona que no está siendo dirigida por una autoridad no debe ser seguida por nadie. Muchos ministros(as) están cayendo en desgracia por la sencilla razón de que nadie puede corregirlos, reprenderlo, disciplinarlo, lo único que hacen es destruirse ellos y a los que les siguen.

¿Cómo respondería usted si quien está en autoridad sobre usted tuviera que intervenirlo? Cuando no te sometes a la autoridad, Dios expone a todos la rebelión que hay en tu corazón. 

LOS TRES SÍMBOLOS DE UN REINO

  • Una corona = Poder
  • Incensario = Influencia
  • Cetro = Autoridad

Usted puede tener poder e influencia pero aun no tener autoridad. Usted puede predicar bien, hacer milagros y aun no tener autoridad. 

Anuncios

Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.” Mateo 7:22

Lo que Jesús le quiso decir es: tenías poder e influencia pero nunca fuiste autorizado por mí. ¿Cuantos ministros hay en estos tiempos que predican con poder, hacen milagros y manifiestan prodigios pero tienen la casa vuelta un infierno? Esto anula el derecho de usar el poder.

Hubo un hombre que Jesús conocía y este era poderoso, este hombre causo la mayor impresión sobre Jesús que cualquier otro ser humano y no era un hombre judío. ¿Qué paso tan importante para que Jesús sea tan impresionado? (Mateo 8). Era tan impresionante que Jesús dice: no he visto a nadie en ningún lugar de Israel con este tipo de fe.

Ahora espere un momento; por lo general le llamamos fe al hablar palabra de promesas, pero Cristo no le llamo a eso fe, ¿Qué es la fe para Jesús?

Veamos el relato y entenderemos:

Un centurión romano (pagano) vino donde Jesús y le dijo: maestro – mi Señor, mi siervo está en casa y está enfermo y yo le he estado mirando a usted y note que usted sana a las personas, echa fuera demonios, limpia leprosos, sana paralíticos, da vista a los ciegos. Pero déjeme decirle que no fueron los milagros lo que me impresionaron, lo que me impresiono es que usted me recuerda a mí.

Anuncios

Él le dijo esto: Usted no necesita llegar a mi casa, porque usted tiene algo más poderoso que el caminar. Cuando una persona tiene que esforzase mucho es porque no tiene autoridad. Use aquello que es más poderoso, SOLO DE LA PALABRA, le dijo el Centurión.

Luego dijo la clave: porque yo soy un hombre… que esta bajo autoridad.

  • Su poder no viene porque usted este EN
  • Su poder viene porque usted este BAJO

El centurión sabía que la autoridad no era en él, sino a través de él, delegada por alguien mayor a él. Al centurión lo que le impresiono de Jesús es que él era un hombre que estaba bajo autoridad. Le sorprendió que Jesús no ostentaba de lo que era. Cuando Él dijo yo soy el Cristo, luego enfatizaba “No se lo digan a nadie”.

  • Cuando usted diga, yo soy el pastor – le corrijo usted es el subpastor.
  • Cuando usted diga, esta es mi iglesia – Él te corregirá, “Yo te di el ministerio” “Esta es mi iglesia” “Yo soy quien levantare mi iglesia” (Usted solamente es gerente).

La autoridad en usted es lo que las personas obedecerán

Los discípulos se sujetaban a Jesús no por los milagros, sino por sus palabras, porque están impregnadas de autoridad, no impositivas sino porque el obedecía y quien le decía que piense, hable y diga lo respaldaría (Dios).

Jesús no vino aquí a inventar, sino más bien trajo todas las instrucciones y el plan de aquel que le había enviado. Él no vino a exhibir que tenía autoridad, sino que estaba bajo autoridad. Cuando usted está bajo autoridad sus siervos no son las personas que le siguen, sino las palabras que usted emite. Cuando estas bajo autoridad, tus palabras bastaran.

  • ¿Estás trabajando duro en el ministerio y no funcionas?
  • ¿Las personas no te siguen?
  • ¿Los demás no te obedecen?
  • ¿Piensas que por tener un nombre en la iglesia las personas se someterán?

Así no funciona.

Las personas se someterán a usted a la medida que usted se sujete a su autoridad. Entienda, las personas no se someten a usted, sino a la autoridad que hay SOBRE usted. Esto no se trata de su persona sino debajo de quien estas.

Muchas personas se van del ministerio, a hacer cosas sin esperar que su autoridad los envíe. Y caminan directo al fracaso. Son traicionados, mofados y destruidos por aquellos que supuestamente están bajo su autoridad. Eso es la fe para Jesus. La fe solo es posible donde la autoridad está presente

Verdades:

  • Los dones sin sumisión, destruyen.
  • Usted nunca podrá conceder autoridad en otro si primero usted mismo no está bajo autoridad.
  • Usted no le puede ordenar nada a ninguna persona si usted no se somete a nadie.

Marcos 3:15y que tuviesen autoridad para sanar enfermedades y para echar fuera demonios.

¿Por qué echaban fuera demonios?

  • Por su oración.
  • Por lo lindo que hablaban.
  • Por su hermosa apariencia.

El mundo y la tierra se sujetaran a usted, cuando usted se someta a la autoridad. Los discípulos no tenían nada para moverse de manera sobrenatural. Ellos actuaban en aquello por lo cual fueron autorizado, por lo tanto quien lo hacía realmente era aquel quien los autorizo.

Conclusión

Hay personas que piensan que por venir a la iglesia y participar de algunas cosas están facultados de ir y hacerlo por su propia cuenta. ¡CUIDADO! Eso es un principio del diablo y un reino no se divide a sí mismo.

No importa cuántas:

  • Técnicas tengas.
  • Teorías tengas.
  • Títulos tengas.
  • Que hables bonito.
  • Tengas buena palabra.

Si inventas sin estar autorizado tendrás problemas. Los demonios cuando te miran, primero investigan a quien te sujetas.

© Francisco Carbonell. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Estudios Biblicos

Acerca Francisco Carbonell

Representante del Reino de Dios en la tierra. Iglesia Buenas Nuevas, Barahona, Inc. República Dominicana

Revise también

Nuestra posición en Edén

Nuestra posición en Edén

Estudios Biblicos... Dios creo al hombre en la eternidad para un propósito eterno, lo primero que Dios creo fue el cielo, segundo la tierra y tercero al...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *