Inicio / Estudios Biblicos / Compendio de Teologia Sistematica

Compendio de Teologia Sistematica

Estudios Biblicos

LECCIÓN 1 “EL ESTUDIO DE DIOS O TEOLOGÍA”

Capítulo 1 “El conocimiento de Dios”

“El estudio de Dios” como está consignado en el título de esta primera lección, no comporta de ningún modo un conocimiento absoluto o perfecto de Dios, ¡Esta es en sin duda una tarea imposible para el hombre!; no es la pretensión del autor de esta obra desnudar a Dios de todos sus misterios, reduciéndolo a la tétrica caricatura de un ¡Dios hecho a la imagen del hombre!, a la usanza de muchos teólogos antropomorfistas en boga. (Véase Job 11:7-9; Romanos 11:33-36).

Dios sólo puede ser conocido en la medida en que a Él le ha placido darse a conocer a los hombres (Deuteronomio 29:29); de ahí que el conocimiento de Dios sea tanto revelacional como relacional, es decir, supone una revelación de Dios para el hombre y una relación de Dios con el hombre.

a) Conocimiento revelacional

Se suele distinguir en teología dos tipos de “Revelación”, unarevelación general y otra especial; los nombres -no muy exactos- corresponden a la naturaleza de cada una.

La revelación general es la manera en que Dios se da a conocer a los hombres, tanto a través de sus actos creativos, como de su divina providencia; aquí Dios aparece como ¡Creador y sustentador de todas las cosas! (Romanos 1:19-20)

Por otra parte, es en la revelaciónespecial que Dios -propiamente hablando- se da a conocer a sus criaturas; por medio de la revelación especial,Dios es visto y apreciado en toda su gloria y majestad como el ¡Redentor del universo y el salvador de los hombres! (Juan 1:14-18)

La revelación general y especial no deben ser entendidas en forma antagónicas, sino como lo que son en el fondo; mutuamente complementarias, la revelación general y especial son como dos ejes de un mismo polo o dos aspectos de una sola verdad.

Cabe decir que la revelación general se da por tres vías:

  • i) A través de la ciencia (Salmo 19:1-6)
  • ii) La conciencia (Romanos 2:14,15)
  • iii) Y la providencia (Hechos 14:16,17)

Por otro lado, la revelación especial se encuentra en la Palabra escrita, i.e. la Biblia (2 Timoteo 3:16,17), quien a su vez nos revela a Jesucristo, la Palabra encarnada de Dios. (Hebreos 1:1-3Apocalipsis 19:10)

b) Conocimiento relacional

Juan 17:3, dice: “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado”.

Dios quiere, debe y puede ser conocido en forma personal y experimental; puesto que Dios es un ser en Tres Personas, es natural que procure un conocimiento de esta índole, es más, Dios no es conocido tanto, cuanto más le amamos y obedecemos. (Juan 14:21)

El pasaje arriba citado no dice de Dios “Que conozcan de ti”, sino “Que te conozcan a ti”; no es una misma cosa conocer de Dios, que conocer a Dios, esto último es el fin supremo del hombre, y en palabras de Juan “La vida eterna”.

Todo esto es posible gracias a la revelación de Dios; no se olvide que debido a la aparición del pecado se ha creado una inmensa sima entre el cielo y la tierra (Isaías 59:2), por ello, el hombre de suyo no quiere ni puede conocer a Dios (Romanos 3:11), solamente cuando Dios viene a su encuentro, es decir, ¡Revelándosele!, es que puede ser gustosamente conocido. (Mateo 11:25-27)

Capítulo 2 “Errores respecto al conocimiento de Dios”

Hay muchas aberraciones teológicas y filosóficas que podríamos discutir en este capítulo concerniente al entendimiento de Dios, empero, bastará con reseñar algunas de ellas:

a) El ateísmo y el rechazo de Dios

Tradicionalmente se habla de un ateísmo práctico y de otro teórico, el primero se da en el caso de un individuo que vive moralmente como si Dios no existiera; aunque puede profesar con sus labios, y hasta creer intelectualmente que Dios existe, no obstante, en el plano espiritual su vida está desprovista de la comunión con Dios. (Salmo 14:1; 53:1)

Este es el tipo de ateísmo de todos los tiempos y el que predomina en nuestros días, además, es uno de los principales responsables por el alarmante incremento de una sociedad cada vez más antropocéntrica e irreligiosa.

El ateísmo teórico es la ideología de aquel que no solamente vive apartado de Dios, sino que tácitamente descarta su existencia; es un fenómeno relativamente reciente, aunque se sabe de casos aislado en todos los periodos de la historia.

Es indiscutible por la palabra de Dios, y por el testimonio de la historia profana; que el ser humano no ha tenido ningún inconveniente con la creencia en Dios, de hecho, su problema real consiste básicamente en nociones equivocadas sobre Dios, -como el politeísmo y el henoteísmo del pasado- y no tanto con el moderno ateísmoteórico, “El hombre es por naturaleza un ser religioso”.

En cuanto a la existencia de Dios, esta no se puede probar a base de argumentaciones racionales o filosóficas; los famosos y trillados argumentos teológicos como: el cosmológico, teleológico, ontológico, moral o histórico; únicamente sirven para corroborar la convicción del teísta, pero nunca podrán convencer, y mucho menos convertir, al declaradamente ateo.

Recuérdese lo dicho en el capitulo anterior, a Dios se le conoce porque le plugo revelarse a los hombres, por tal razón, la Biblia no se propone demostrar la existencia de Dios; simplemente la asume y la da por hecho, pero sólo desde el terreno de la fe. (Hebreos 11:6)

b) El agnosticismo y la ignorancia de Dios

El agnóstico se distingue del ateo, porque este no llega al extremo de negar la existencia de Dios, aunque tampoco la sostiene; la posición del agnóstico es la de un típico escéptico, un ambivalente que ni niega ni afirma la realidad de Dios, y que de lo único que puede estar seguro, es que, de tenerse por cierta su existencia; toda posibilidad de conocerlo personalmente queda de plano rechazada.

Acerca Omar Garcia

Revise también

Predicas Cristianas... Conociendo al Espíritu Santo

Conociendo al Espíritu Santo

Estudios Biblicos... ¿Quién es el espíritu Santo? La Biblia aplica caracteres y cualidades de un apersona al Espíritu Santo, y esa persona esta con nosotros hoy...

Un comentario

  1. Alberto Rocha Gonzaga

    Dios le bendiga por esta enseñanza sencilla y explicita siga escribiendo a muchos nos hace falta. BENDICIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *