Inicio / Estudios Biblicos / Compendio de Teologia Sistematica

Compendio de Teologia Sistematica

Estudios Biblicos

LECCIÓN 1 “EL ESTUDIO DE DIOS O TEOLOGÍA”

Capítulo 1 “El conocimiento de Dios”

“El estudio de Dios” como está consignado en el título de esta primera lección, no comporta de ningún modo un conocimiento absoluto o perfecto de Dios, ¡Esta es en sin duda una tarea imposible para el hombre!; no es la pretensión del autor de esta obra desnudar a Dios de todos sus misterios, reduciéndolo a la tétrica caricatura de un ¡Dios hecho a la imagen del hombre!, a la usanza de muchos teólogos antropomorfistas en boga. (Véase Job 11:7-9; Romanos 11:33-36).

Anuncios

Dios sólo puede ser conocido en la medida en que a Él le ha placido darse a conocer a los hombres (Deuteronomio 29:29); de ahí que el conocimiento de Dios sea tanto revelacional como relacional, es decir, supone una revelación de Dios para el hombre y una relación de Dios con el hombre.

a) Conocimiento revelacional

Se suele distinguir en teología dos tipos de “Revelación”, unarevelación general y otra especial; los nombres -no muy exactos- corresponden a la naturaleza de cada una.

La revelación general es la manera en que Dios se da a conocer a los hombres, tanto a través de sus actos creativos, como de su divina providencia; aquí Dios aparece como ¡Creador y sustentador de todas las cosas! (Romanos 1:19-20)

Anuncios

Por otra parte, es en la revelaciónespecial que Dios -propiamente hablando- se da a conocer a sus criaturas; por medio de la revelación especial,Dios es visto y apreciado en toda su gloria y majestad como el ¡Redentor del universo y el salvador de los hombres! (Juan 1:14-18)

La revelación general y especial no deben ser entendidas en forma antagónicas, sino como lo que son en el fondo; mutuamente complementarias, la revelación general y especial son como dos ejes de un mismo polo o dos aspectos de una sola verdad.

Cabe decir que la revelación general se da por tres vías:

  • i) A través de la ciencia (Salmo 19:1-6)
  • ii) La conciencia (Romanos 2:14,15)
  • iii) Y la providencia (Hechos 14:16,17)

Por otro lado, la revelación especial se encuentra en la Palabra escrita, i.e. la Biblia (2 Timoteo 3:16,17), quien a su vez nos revela a Jesucristo, la Palabra encarnada de Dios. (Hebreos 1:1-3Apocalipsis 19:10)

b) Conocimiento relacional

Anuncios

Juan 17:3, dice: “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado”.

Dios quiere, debe y puede ser conocido en forma personal y experimental; puesto que Dios es un ser en Tres Personas, es natural que procure un conocimiento de esta índole, es más, Dios no es conocido tanto, cuanto más le amamos y obedecemos. (Juan 14:21)

El pasaje arriba citado no dice de Dios “Que conozcan de ti”, sino “Que te conozcan a ti”; no es una misma cosa conocer de Dios, que conocer a Dios, esto último es el fin supremo del hombre, y en palabras de Juan “La vida eterna”.

Todo esto es posible gracias a la revelación de Dios; no se olvide que debido a la aparición del pecado se ha creado una inmensa sima entre el cielo y la tierra (Isaías 59:2), por ello, el hombre de suyo no quiere ni puede conocer a Dios (Romanos 3:11), solamente cuando Dios viene a su encuentro, es decir, ¡Revelándosele!, es que puede ser gustosamente conocido. (Mateo 11:25-27)

Capítulo 2 “Errores respecto al conocimiento de Dios”

Hay muchas aberraciones teológicas y filosóficas que podríamos discutir en este capítulo concerniente al entendimiento de Dios, empero, bastará con reseñar algunas de ellas:

a) El ateísmo y el rechazo de Dios

Tradicionalmente se habla de un ateísmo práctico y de otro teórico, el primero se da en el caso de un individuo que vive moralmente como si Dios no existiera; aunque puede profesar con sus labios, y hasta creer intelectualmente que Dios existe, no obstante, en el plano espiritual su vida está desprovista de la comunión con Dios. (Salmo 14:1; 53:1)

Este es el tipo de ateísmo de todos los tiempos y el que predomina en nuestros días, además, es uno de los principales responsables por el alarmante incremento de una sociedad cada vez más antropocéntrica e irreligiosa.

El ateísmo teórico es la ideología de aquel que no solamente vive apartado de Dios, sino que tácitamente descarta su existencia; es un fenómeno relativamente reciente, aunque se sabe de casos aislado en todos los periodos de la historia.

Es indiscutible por la palabra de Dios, y por el testimonio de la historia profana; que el ser humano no ha tenido ningún inconveniente con la creencia en Dios, de hecho, su problema real consiste básicamente en nociones equivocadas sobre Dios, -como el politeísmo y el henoteísmo del pasado- y no tanto con el moderno ateísmoteórico, “El hombre es por naturaleza un ser religioso”.

En cuanto a la existencia de Dios, esta no se puede probar a base de argumentaciones racionales o filosóficas; los famosos y trillados argumentos teológicos como: el cosmológico, teleológico, ontológico, moral o histórico; únicamente sirven para corroborar la convicción del teísta, pero nunca podrán convencer, y mucho menos convertir, al declaradamente ateo.

Recuérdese lo dicho en el capitulo anterior, a Dios se le conoce porque le plugo revelarse a los hombres, por tal razón, la Biblia no se propone demostrar la existencia de Dios; simplemente la asume y la da por hecho, pero sólo desde el terreno de la fe. (Hebreos 11:6)

b) El agnosticismo y la ignorancia de Dios

El agnóstico se distingue del ateo, porque este no llega al extremo de negar la existencia de Dios, aunque tampoco la sostiene; la posición del agnóstico es la de un típico escéptico, un ambivalente que ni niega ni afirma la realidad de Dios, y que de lo único que puede estar seguro, es que, de tenerse por cierta su existencia; toda posibilidad de conocerlo personalmente queda de plano rechazada.

Acerca Omar Garcia

Revise también

Mensajes Cristianos. Discipulado Nº 8 Una siega sorprendente

Discipulado Nº 8. Una siega sorprendente

Mensajes Cristianos... Dios hace que seamos grandes para Él, y crezcamos en todas las áreas, para que veamos su gloria en nuestras vidas. Debemos tomar...

Un comentario

  1. Alberto Rocha Gonzaga

    Dios le bendiga por esta enseñanza sencilla y explicita siga escribiendo a muchos nos hace falta. BENDICIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *