Inicio / Estudios Biblicos / Compendio de Teologia Sistematica

Compendio de Teologia Sistematica

(11) Dios es único

Esto se conoce en teología con el nombre de ¡Monoteísmo!, es decir, la doctrina que postula la existencia de un único Dios; esta doctrina es la piedra de toque de tres importantes e históricas religiones; el Judaísmo, el Islamismo y el Cristianismo. El monoteísmo Islámico no viene a consideración, y la razón de ello es sencilla; el Dios que adoran los Musulmanes no es el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, tampoco es el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.

Es en el viejo Testamento donde se pone mayor hincapié a esta doctrina, hasta tal punto, que el ¡Shema! de Deuteronomio 6:4, se convertirá en el principal artículo de fe para los Judíos. En el Nuevo Testamento, una vez que el pueblo hebreo fuera purgado de ideas y prácticas idólatras, -importadas de las naciones circundantes-el énfasis será un poco menor; pero la convicción monoteísta estará igualmente presente en la piedad Judía.

Posible problema

¿Es la doctrina de la Trinidad contraria al monoteísmo?

Solución

¡Por supuesto que no!, ya hemos aseverado que la doctrina de la santísima Trinidad no supone la existencia de tres dioses o tres personas separadas; la convicción trinitaria es por completo monoteísta, es del todo evidente que el Trinitarismo cree y adora a un solo Dios.

(12) Dios es inmutable

Definición

El atributo de la inmutabilidad expresa la incapacidad en Dios de sufrir cualquier cambio ontológico, “Dios no cambia”, es una verdad Bíblica axiomática.

Posible problema

La Biblia habla del arrepentimiento de Dios, ¿No supone esto un cambio en Dios?

Solución

El arrepentimiento en Dios es un cambio relacional y no ontológico; Dios no cambia en su ser esencial, pero sí en su trato con los hombres, además, no es Dios el que se vuelve de sus criaturas, son éstas las que se vuelven de su creador.

(13) Dios es impasible

Definición

La impasibilidad como tal, solamente implica que a Dios no se le puede inflingir a voluntad, dolor o gozo alguno, ya que Dios vive en un estado de dicha permanente; no puede estar a merced de sus ínfimas criaturas, ni de las desafortunadas circunstancias.

Esto no significa que Dios sea incapaz de experimentar emociones, pues de hecho, la Biblia abunda en referencias a las mismas, no obstante, las pasiones de Dios, a diferencia de las del hombre; son en todo sentido perfectas.

Dios ha tenido a bien participar de los sufrimientos del mundo, y ha decidido compartir con los suyos sus penas y alegrías, todo esto, porque Él así lo ha querido, nuestro grande Dios es sin duda altamente compasivo, esto es, padece o sufre con los hijos de Adán.

Posible problema

¿Esto no nos deja con un Dios débil y vulnerable?

Solución

¡Por supuesto que no!, el Dios de los Cristianos no es un Dios indolente como los dioses de la mitología griega, o la Deidad estoica de los seguidores de Zenón; el sufrimiento de nuestro Dios está fundado en el amor por sus criaturas, por ende, sufrir con el sufrimiento de los suyos no es en nada un signo de debilidad, sino por el contrario; de autentica fortaleza, es a no dudarlo el mayor despliegue de poder.
Recojo las profundas palabras del teólogo Alemán Jürgen Moltmann, en su afamado libro “El Dios crucificado”:

¡Se sufre porque se vive, y se vive porque se ama!

En todo caso, como respondía en líneas anteriores, los sufrimientos de Dios son voluntarios, y no impuestos por fuerzas externas.

Capítulo 4 “Los nombres Bíblicos de Dios”

Nombre, en hebreo ¡Shem!, y en griego ¡Onoma!; es más que un título o una designación cualquiera, antiguamente el nombre de algo o alguien estaba íntimamente vinculado con su esencia, personalidad y misión, cuando la Biblia habla del nombre de Dios, señala por metonimia a Dios mismo, o en la posesión de un atributo particularmente exhibido. Cuando estudiamos los nombres de Dios, éstos como sus perfecciones; invitan a un mejor conocimiento y a una mayor reflexión del carácter de Dios.

a) Adonay

Este nombre es el plural de ¡Adon!, y su significado básico es el de amo o Señor, o sea, el soberano de todas las cosas. (Génesis 19:2)

Acerca Omar Garcia

Revise también

Predicas Cristianas... Conociendo al Espíritu Santo

Conociendo al Espíritu Santo

Estudios Biblicos... ¿Quién es el espíritu Santo? La Biblia aplica caracteres y cualidades de un apersona al Espíritu Santo, y esa persona esta con nosotros hoy...

Un comentario

  1. Alberto Rocha Gonzaga

    Dios le bendiga por esta enseñanza sencilla y explicita siga escribiendo a muchos nos hace falta. BENDICIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *