Inicio / Estudios Biblicos / ¿Tiene la lluvia padre? Job 38.28

¿Tiene la lluvia padre? Job 38.28

Estudios Biblicos… Predicas Cristianas

Quiero que leamos Isaías 55 (todo el capitulo) para que Dios pueda enseñarnos a nuestro corazón. El titulo dice misericordia gratuita para todos, esto nos da la idea de que todo lo siguiente que podamos leer esta centrado en este punto: su misericordia.

Es una gracia, algo especial que Dios nos regala sin que tengamos que pagar por ello ¡pudimos acercarnos a Dios! ¡Que regalo mas inmerecido que este! Porque Jesús pago el precio por nosotros. Es realmente maravillosa la gracia de Dios, acercarnos al creador del cielo y la tierra, siendo tan pequeños…

Este capitulo comienza con una invitación: a todos los sedientos a venir a las aguas y a los que no tienen dinero a comprar y comer. Es una puerta que se abre de par en par y te invita a saciarte.

Hoy podemos comer en la mesa del Rey, por gracia, en su amor.

Continúa con una pregunta que viene directamente del celo del corazón de Dios ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan y vuestro trabajo en lo que no sacia? Jesús desea darnos aquello que sacia, su plenitud, pero muchas veces usamos nuestros recursos y esfuerzos para lo que no nos podrá llenar.

Continua… oídme atentamente y se deleitara vuestra alma con grosura. Escuchemos a Dios, prestemos atención a lo que nos esta ofreciendo, las riquezas insondables de la plenitud de Cristo, Jesús, (Dios en nuestra vidas) nos lo ofrece, es lo único en lo que nuestra alma encontrara deleite. Inclinad vuestro oído (no te conformes con lo que Dios ya te hablo, busca mas) y venid a mi y vivirá vuestra alma (estamos muertos en delitos y pecados, acerquémonos a el y viviremos por el) y hare con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David. Dios esta hablando, en ese tiempo, en que aun tocaba esperar al Mesías, que la promesa a David estaba firme, y hoy podemos disfrutar de ese pacto eterno.

(Versículo 4) He aquí yo lo di por testigo a los pueblo, por jefe (o sea Señor, Rey) y por maestro a las naciones. El nos dio a Cristo, lo envió, dice que gente que no le conoció (como nosotros que no le conocíamos) correrán a el por causa de Jehová su Dios que le ha honrado.

Hoy por gracia de Dios podemos correr a el, hoy el puede ser hallado, podemos buscar a Dios, podemos dejar nuestros caminos y nuestros pensamientos y volvernos a el. Sus caminos son más altos (según Job 26 solo contemplamos los bordes) pero Jesús descendió del cielo para traernos los caminos de Dios, para darnos a conocer sus pensamientos. Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra y la hace germinar y producir y da semilla al que siembra y pan al que come así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mi vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para lo que la envié.

Esto quiere revelarnos a Cristo; en Juan 1.1 dice que Jesús es el verbo (la palabra en griego es logos, que significa palabra. Jesús es esta lluvia que desciende del cielo, Juan 3.13. En 2 de Samuel 23.4 dice que el ungido de Dios (el cristo) va a ser como lluvia que hará brotar la tierra.

El es el que hizo germinar y producir (el vino para que la tierra infértil pueda dar fruto, el fruto de su aflicción –Isaías 53–  nosotros somos su fruto, podemos ser como el trigo o la cizaña, el hizo que de nuestros corazones donde no había nada bueno brotara lo que viene directamente de el. El dio semilla al que siembra y pan al que come. El nos dio su palabra para que la sembremos en los corazones de otros (Lucas 8.11 parábola del sembrador). Nos dio ese pan para el que come… el dijo yo os daré mi carne que es verdadera comida.

Tambien en 2 de Corintios 9.10 Pablo les estaba enseñando a los corintios que Dios siempre suple para nuestras necesidades y refiriéndose a Dios dice el que da semilla al que siembra y pan al que come.

La lluvia en este versículo de Isaías y en otras partes más que luego hablaremos representan a Jesús.

La palabra hebrea que se emplea para escribir lluvia significa “fuente de bendición que solo proviene de Dios.” Te invito a leer estos versículos proféticos en los que habla del Mesías, y que algunas veces en versículos anteriores profetizando sobre Cristo, se refieren a el como lluvia:

  • Salmo 84:6
  • Salmo 72:6
  • Ezequiel 34:23-26 (hijo de David, lluvia)
  • Éxodo 16:4 (llover pan del cielo, Jesús)
  • Levítico 26:4
  • Deuteronomio 11:11-14
  • Deuteronomio 28:12
  • Isaías 45:8
  • Joel 2:23
  • Oseas 6:3 (vendrá a nosotros como la lluvia).

Quiero que leamos algunos versículos de Oseas, primero 5:17 dice: “andaré y volveré a mi lugar, hasta que reconozcan su pecado y busquen mi rostro. En su angustia me buscaran.”

Aquí Jesús siendo Dios esta diciendo dejare mi lugar y iré allí (Jesús vino cumplió su obra aquí en la tierra y volvió a su lugar, a la diestra del padre). Pero volverá a venir otra vez (porque dice hasta que reconozcan su pecado) y continua en el versículo 6:1-3 que dice así: como el alba esta dispuesta su salida, y vendrá a nosotros como la lluvia, como la lluvia tardía y temprana a la tierra. Así como esta decretado el alba, así de firme es su venida, vendrá.

Sabes, antes del pecado un vapor regaba la faz de la tierra, la lluvia vino por el pecado para destrucción en los días de Noe. Jesús vino por muchos pecado para salvación.

En Job 38:13 Dios nos dice que hay tres razones por las cuales el envía la lluvia:

  • Por azote; o sea por juicio, por castigo como en los días de Noe.
  • Por causa de su tierra; como luego de la sequía en los tiempos de Elías.
  • Otras veces por misericordia.

Jesús vino por las tres razones. Por azote (roca de tropiezo para algunos, y en su segunda venida 0 para juzgar a las naciones) por causa de su tierra (en Juan 1:1 dice que a lo suyo vino, el vino por su tierra, por lo que le pertenecía) y por misericordia. Jesús vino por gracia de Dios para tener misericordia.

Al pensar en la misericordia de Jesús recuerdo los días de Noé. ¡Imagínalo! Dios dijo de Noé porque solo a ti he visto Justo delante de mi en esta generación. Dios no vio a su familia justa, sino a el, pero su familia, o sea esposa e hijos, fueron salvos por ser su familia.

Acerca Central de Sermones

www.CentralDeSermones.Com está dedicado a llevar el evangelio de Jesucristo y la Palabra de Dios al mundo. Índice de predicas cristianas, sermones, predicaciones, mensajes cristianos, estudios biblicos, bosquejos y otros recursos cristianos basados en la biblia que le ayudaran a evangelizar y en su crecimiento espiritual. Los mensajes cristianos, predicaciones, sermones, estudios biblicos, y otros recursos cristianos en nuestro índice fueron publicados por fieles creyentes en Jesucristo, de diferentes denominaciones quienes han deseado compartir sus predicas cristianas, sermones, estudios biblicos, bosquejos, y mensajes cristianos.

Revise también

Predicas Cristianas - Dadme un hombre

Portaos varonilmente

Estudios Biblicos - Tu iglesia te necesita. Ya basta de hombres que no quieran estar al frente de la iglesia. El enemigo nos está ganando. El reto es Portaos varonilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *