Inicio / Estudios Biblicos / Dios quiere que su pueblo sea santo

Dios quiere que su pueblo sea santo

Estudios Biblicos | Predicas Cristianas

DIOS QUIERE QUE SU PUEBLO SEA SANTO.

 Nuestro tema de estudio en esta oportunidad es sobre la santidad. ¿Qué significa este término?.

Anuncios


SIGNIFICADO DE LA PALABRA SANTIDAD.

Santidad viene del Hebreo: Kadósh ó Kadásh. Significa: Pureza, sagrado, consagrado, limpio, dedicado, sin mancha, sin tacha, preparar, cortar, separar, apartar, irreprensible, irreprochable, intachable, santo, libre de mezclas.

La santidad lleva al creyente a separarse o apartarse de todas las cosas y prácticas que no tienen el sello de la naturaleza y aprobación de Dios.

La santidad conduce a crecer en una vida consagrada o dedicada a tener cada vez más, un nivel mayor de unión con todo aquello que es:…verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si alguna alabanza…Filipenses 4:8

La santidad propicia e incrementa a vivir una vida sin tacha, irreprensible, irreprochable e intachable. Nada de lo que piensa, habla o hace, es motivo de reprensión. El nivel de santidad en un creyente, se manifiesta en la medida que sus pensamientos, imaginaciones, expresiones, conducta, actitudes y acciones, no son objeto de censura. Cuando la santidad se incrementa en la vida del creyente, éste busca cada día separarse y morir a toda porción de su vieja naturaleza con tal de que las manchas de su naturaleza pecaminosa vaya siendo transformada a la Imagen del la santidad del Señor Jesucristo.

Anuncios


Un detalle notable que llama la atención, es que una palabra Hebrea cercana a las palabras Hebreas que se usan para santidad:

Kadósh y Kadásh, es: Kadésh.Significa: Idolatría licenciosa; prostitución idolátrica, sodomita.

Esto enseña que la distancia entre santidad y una persona sodomita, prostituta e idolátrica, es relativamente cercana. Esto enseña que se debe ser cuidadoso de estar parados en el camino de progreso en la santidad, de otra manera se corre el riesgo de vivir en cierto nivel de idolatría o prostitución espiritual.

Sin duda, tenemos que crecer en la obtención de la Hermosura de la santidad de Dios; la que adorna y decora para convertirnos en “bellas personas” “personas deseables”; en las personas que los propios familiares desean estar todo el tiempo cerca. Esto es de gran estima delante de Dios.

Anuncios


LA SANTIDAD EN EL ANTIGUO TESTAMENTO.

Éxodo 19:6. “Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel”.

Levítico 11:44 “…yo soy Jehová vuestro Dios, vosotros por tanto os santificaréisy seréis santos, porque yo soy santo…”

Estas fueron dos, de las muchas ocasiones en que Dios, ordenó al pueblo de Israel a que se santificara. Además pidió que las gentes que ministraran, y las cosas que se usaran para el servicio de las cosas sagradas fueran santificadas.Esto era:

1.   Los sacerdotes Éxodo 19:22;

2.   Sus vestiduras Levítico 8:30;

3.   El Tabernáculo Éxodo 29:44;

4.   Los utensilios del Tabernáculo Éxodo 40:9;

5.   El sumo sacerdote llevaba una plancha de oro fino en la frente, y la plancha llevaba un sello que decía “Santidad a Jehová”.

Anuncios


Entonces, todas las cosas debían llevar la marca o el sello de la santidad de Dios. Esto era vital para poder acercarse a la presencia de Dios, y en algunos casos el sacerdote moría a causa de no tener la debida preparación de santificación o limpieza.

Otro Principio Bíblico a considerar: El sacerdote ordinario del Antiguo Testamento, hoy es un tipo o figura del creyente en el Señor Jesucristo, porque cuando hemos nacido otra vez del Espíritu y la Palabra de Dios, tenemos acceso a los privilegios del sacerdote.

Si un hombre nacía en la familia Aarónica y sin embargo tenía algún defecto físico, no podía servir o ministrar delante del Señor. Su nacimiento lo autorizaba a comer del Pan Santo, pero sus defectos le impedían tener el privilegio de ministrar en las cosas santas del Señor. Esta es una verdad preciosa pero cargada de solemne advertencia para aquellos que tienen oídos espirituales para oír. Los defectos y las fallas físicas eran un tipo y figura de los defectos del alma y del espíritu del hombre.

Alguien pudiera argumentar que Cristo murió para que podamos tener libre acceso hasta la misma Presencia de Dios, y que para esto el velo del Templo se rasgó y ya no hubiera ningún obstáculo para llegar a la presencia de Dios. Es verdad, Cristo murió y el velo se rasgó para dejar libre el camino al Padre; sin embargo, nuestros defectos espirituales impiden el tener libre acceso a la Presencia de Dios.

Si de verdad tuviéramos la experiencia de entrar al Lugar Santísimo de una manera regular, nuestra vida cambiaría radicalmente, de tal manera que lo único que desearíamos, sería vivir con un alto grado de santidad, de rectitud, limpieza, honestidad, amor, gozo, bondad, misericordia, etc. Nuestros pensamientos, razonamientos, actitudes, reacciones, palabras y acciones serían cada vez mas ¡Semejantes a las de Jesucristo!, ¡Seríamos cada día más como Jesús!.

Entrar al Lugar Santísimo, implica tener y experimentar un increíble gozo y paz, amor y bondad aunque nos hallemos en medio de las más severas pruebas, maltratos y sufrimientos. ¿Vamos a vivir una vida de éxtasis, deleite y embeleso de amor por Jesús?… Entonces es necesario deshacernos de nuestros defectos y fallas espirituales; es necesario rogar a Dios cada día transforme esas imperfecciones por medio de la Sangre de Jesucristo.

Recordemos algunos de “LOS DEFECTOS SACERDOTALES”….

Levítico 21:18-21. “18 Porque ningún varón en el cual haya defecto se acercará; varón ciego, o cojo, o mutilado, o sobrado, 19 o varón que tenga quebradura de pie o rotura de mano, 20 o jorobado, o enano, o que tenga nube en el ojo, o que tenga sarna, o empeine, o testículo magullado. 21 Ningún varón de la descendencia del sacerdote Aarón, en el cual haya defecto, se acercará para ofrecer las ofrendas encendidas para Jehová. Hay defecto en él; no se acercará a ofrecer el pan de su Dios”. 22 Del pan de su Dios, de lo muy santo y de las cosas santificadas, podrá comer. 23 Pero no se acercará tras el velo,  no profane mi santuario, porque yo Jehová soy el que los santifico.

1.   Ciego.Viene del Hebreo: Ivvér que significa: Apagar o tener como una película sobre los ojos.

Esto representa a aquellos que son ciegos espirituales. ¿Quiénes son?

Juan 9:39-41… La ceguera espiritual se manifiesta en afirmar que se ve sin realmente ver

Romanos 2:19-23… Los ciegos espirituales, aconsejan-enseñan pero no hacen lo que aconsejan.

Mateo 15:12-14… Los ciegos espirituales se escandalizan de las palabras de Jesús especialmente las que contradicen las doctrinas de hombres.

Acerca Moreiba Cabrera

Soy Moreiba Cabrera, pastora principal de la iglesia Nueva Vida de Madrid.

Revise también

Sermones Cristianos - Nacer de Nuevo

Nacer de nuevo

Estudios Biblicos. Nicodemo, era un fariseo entendido, que podía desempeñarse como dirigente y maestro en círculos religiosos judíos y que vino a Jesus deseando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *