¿Jesucristo es Dios?

Filipenses 2:5-6:

 RVR1960: “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse”.  

Anuncios

TNM: “Mantengan en ustedes esta actitud mental que también hubo en Cristo Jesús, quien, aunque existía en la forma de Dios, no dio consideración a una usurpación, a saber, que debiera ser igual a Dios”.

La TNM dice que Dios no consideró que debía ser igual a dios. Pero eso no es lo que dice el texto originalmente. Este dice que Jesús no “estimó”, es decir, no se aferró a su deidad, sino que se humilló. Una apunta a que no quería ser dios, y la otra, a que se humilló. ¡Son cosas diametralmente diferentes!

De modo que, la TNM no es una traducción para nada confiable. Es una traducción sin base idiomática ni teológica. ¡No es sincera!

IV. Jesús mismo dijo que era Dios

Habiendo demostrado lo fraudulento de su traducción, pasemos ahora, a hablar de lo que dice la Escritura. Comencemos por lo que Jesús mismo dijo de sí. En varias ocasiones, el Señor Jesús dijo que era Dios.

Anuncios

En una ocasión, los judíos discutieron con Jesús porque había sanado a un que no podía caminar. Eso hizo que las autoridades judías se molestaran porque había hecho estas cosas en el día de reposo (Juan 5:16). Entonces, Jesús les respondió que su Padre trabaja, y Él seguía trabajando (vers. 17). Luego, sigue una explicación muy interesante del apóstol Juan sobre este suceso:

Juan 5:18

Por esto los judíos aun más procuraban matarle, porque no sólo quebrantaba el día de reposo, sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios”.   

Juan es claro. Decir que Dios era su Padre era igual a decir que era Dios.

Juan 10:30

Anuncios

“Yo y el Padre uno somos”.

Según los Testigos de Jehová esta unidad es solamente en propósito, o quizá en familiaridad, pero no en esencia divina. Sin embargo, los judíos no lo entendieron así:

Le respondieron los judíos, diciendo: Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces Dios” (vers. 33).

Nuevamente, es interesante la forma en que los judíos interpretaron estas palabras. Ellos entendieron esto como una blasfemia. Porque al decir que era uno con el Padre, estaba diciendo que Él era Dios mismo. Lo interesante es que Jesús no refuta esta interpretación. Él nunca dice: “Yo no soy Dios, no se confundan”. Más bien, a través del capítulo reafirma su relación divina con el Padre.

V. Los apóstoles enseñaron que era Dios

Los apóstoles también le atribuyeron la divinidad al Hijo.

El apóstol Juan.

Ya vimos cómo el apóstol Juan nos habló varias veces de esto en su evangelio. Otro pasaje muy bien conocido es Juan 1:1, donde claramente se dice que Cristo es Dios. El apóstol Juan intenta por toda su carta demostrar su deidad.

Acerca Pastor Hernández

José R. Hernández; educación cristiana: Maestría en Teología. El Pastor Hernández y su esposa son ciudadanos de los Estados Unidos de América.

También Revise

Estudio Biblico | La humanidad | Central de Sermones

La humanidad

Estudios Biblicos. Al estar cerca de Dios y obedecer, nuestra vida cobra sentido, tiene un propósito y la voluntad de Dios para nuestra vida es manifiesta. 

2 comentarios

  1. ¿De dónde proviene el título hijo de Dios, que tanto argumentan los testigos de Jehová?

  2. blank

    Realmente no entiendo el problema de los testigos de Jehová. Sé que Jesús es Señor y Salvador.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.