Inicio / Estudios Biblicos / El Día de la Premiación Celestial

El Día de la Premiación Celestial

3. El fuego lo manifestará todo (vers. 13)

Cuando estemos en el “tribunal de Cristo” cada uno de nosotros será examinado. Nadie me representará. La “obra de cada uno será manifiesta”, porque lo que se va a revelar si nuestras obras fueron buenas o malas, es el fuego que saldrá de la presencia del Señor.

Anuncios


En esta vida los hombres ven las obras que hacemos. Casi todas ellas son calificadas por la vista. Hay elogios a algunas de las “buenas” cosas que hacemos. Pero cuando estemos en el tribunal de Cristo, allí sabremos cuál fue la real intensión con la que servimos al Señor.

¿Cuáles son las obras que serán manifiestas por el fuego aquel día? Piense un poco en lo que ha hecho con su testimonio y verá lo que el fuego revelará en ese momento. Todo va contar ese día para ser examinado. Allí sabré cómo traté a mis hermanos en la fe.

Cómo utilicé mis dones y habilidades para el Señor. Qué tan fiel fui con mis diezmos y ofrendas para la obra del Señor. ¿Le di siempre lo que le perteneció? En aquel día el fuego probará mi constancia, mi fidelidad y mi entrega al Señor. ¿Amé más al mundo que a mi Señor? La advertencia bíblica a este respecto nos dice: “No améis al mundo ni las cosas que están en el mundo”.

II. EL TRIBUNAL DE CRISTO MOSTRARÁ LA MÁS GRANDE DESILUSIÓN QUE PRODUCEN LAS MALAS OBRAS

1. Hay obras que se quemarán (vers. 15ª)

Anuncios


El presente texto nos indica que el creyente ha sido salvo por Jesús para “buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Efesios 2:10). Y si esas “buenas obras” no pasan la prueba del fuego, entonces pudieran pasar dos cosas: una, que no hubo tales obras o que las obras eran malas. Si esto fuere el caso, entonces esas obras serán quemadas. Esto tiene que ser una gran preocupación para el creyente.

La Biblia nos habla del fuego por lo menos unas quinientas veces, y de esas, el 90% está conectada con la intervención de Dios. Esto pudiera dar lugar a pensar que siempre que escuchamos del fuego bíblico, lo asociamos con el castigo y la destrucción. En este sentido, uno de los textos que más recordamos es cuando nos referimos a Dios como “fuego consumidor” (Hechos 12:29).

A través de estudios biblicos aprendemos que la presencia del fuego como el instrumento para revelar todas las cosas es una prueba que no falla. Lo contrario a los trabajos que permanecerán, como aquellos donde intervienen el oro, plata y las piedras preciosas, son las obras que al final se quemarán. Esta es una dolorosa verdad que presagia una gran tristeza. Qué sorpresa será encontrarme ese día con una gran desilusión.

2. Habrá una pérdida en aquel día (vers. 15b)

Anuncios


Una de las difíciles verdades de este pasaje es que no habrá galardones para algunas personas. Aquel momento será de gran decepción. ¿Puede haber tristeza ese día? La respuesta es sí. El día de aquella premiación habrá gozo y también tristeza. La pérdida de los galardones simplemente se debe a mi falta de fidelidad en la obra del Señor.

No puede esperar un premio quien nunca hizo nada para ganarlo. Hay creyentes demasiados indiferentes para el servicio del Señor. Para algunos, la meta fue conocer a Cristo como su salvador, asistir a la iglesia como un “religioso” más, y así vivir hasta que Cristo regrese. E

n este orden aparecen los que solo levantan su mano, se bautizan y se hacen miembros de la iglesia, pero el resto de sus vidas lo pasan enredados en el mundo. Quien así vive no puede pretender galardones ese día. El texto dice que el tal “sufrirá pérdidas”. Parece cosa extraña que el creyente estando delante del Señor sufra pérdidas. ¿Cómo hacer para no tener esa pérdida de mis galardones cuando esté en el tribunal de Cristo? Jesús nos ha dicho: “Sobre podo has sido fiel, sobre mucho te pondré”. Mi fidelidad determinará lo que recibiré en el tribunal de Cristo.

3. Habrá una salvación por fuego (vers. 15c)

Una mejor traducción de este texto sería: “Salvo, pero no sin fuego”. Lo primero que hay que decir aquí es que en el aspecto espiritual no está en juego la condenación eterna, sino que se trata de la evaluación de nuestro servicio en la obra del Señor. Una traducción contemporánea diría que algunos van a ser salvos “sin pena ni gloria”. Eso nos parece muy extraño del Dios de amor y gracia infinita. En efecto, seré salvo porque mi salvación no depende de mis obras. Pero la entrada al cielo no será según Pedro la describe, como “amplia y generosa”.

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

Revise también

Sermones Cristianos - Nacer de Nuevo

Nacer de nuevo

Estudios Biblicos. Nicodemo, era un fariseo entendido, que podía desempeñarse como dirigente y maestro en círculos religiosos judíos y que vino a Jesus deseando...

2 comentarios

  1. Hermano Julio, Dios me lo siga bendiciendo.

    A pesar de que tambien contribullo en este medio, me complace en el señor al leer estudios biblicos de esta indole.

    Es una bendicion poder contar con obreros de alto rango.. para edificar nuestra vida por medio de la enseñanza.

    Dios es fiel y claro que estaremos alli para recibir nuestro galardon.. es nuestra meta como creyentes. Bendiciones

  2. excelente mensaje hermano, Dios les siga dando sabiduria y discernimiento de su palabra. bendiciones!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *