La destrucción de la gran ramera

La ciudad es una ávida consumidora de bienes, todo tipo de mercancías lujosas son citadas en el texto. La Gran Ramera es una importante cliente de todo tipo de bienes materiales.

Esclavos y almas de hombres

El texto también cita esclavos y almas de hombres. Arabia Saudita siempre ha estado llena de esclavos, y en el islam existe una gran tradición de esclavitud. Las naciones musulmanas actuaron como principales promotores de la esclavitud capturando y vendiendo esclavos a las potencias occidentales.

Anuncios

En el islam nunca se ha visto mal la esclavitud y pese a que la mayoría de países la han prohibido, en sus textos sagrados es algo totalmente legítimo. Arabia Saudita tiene millones de trabajadores extranjeros en condiciones de semiesclavitud con condiciones de trabajo terribles sometidos a múltiples abusos. Entre ellos esclavitud sexual

Cuando el texto nos habla de “almas de hombres”, nos recuerda el carácter religioso de la ciudad tanto dentro de ella como por las exportaciones de esta religión hacia todo el mundo, logrando que millones de personas estén en un estado de locura y fanatismo.

El islam es la principal exportación

El islam es la principal exportación de esta ciudad, que acaba enloqueciendo a muchos hombres y les lleva a odiar sin límites a Israel de manera que son capaces de cometer actos terribles con tal de destruir a esta nación.

Debido a que el humo de su incendio es visible desde el mar deducimos que la ciudad es portuaria o bien está cerca del mar. La Meca está a unos 65 km de la costa, la destrucción terrible causada por un artefacto nuclear con su gigantesco hongo de polvo, sin duda sería visible a más de 100 km. En Jeremías 49:21 podemos entender que la ramera está muy próxima al Mar Rojo lo que aporta un encaje geográfico perfecto a todo esto.

Anuncios

Echar polvo sobre la cabeza es una costumbre hoy en día de un pueblo específico del mundo: Los pueblos árabes. La costumbre denota un profundo dolor por algo que ha sucedido muy trágico, de forma que el que lo hace desear estar muerto. No es una costumbre occidental en absoluto, sino oriental.

La caída de la Gran Ramera (Apocalipsis 18:20-24)

La visión de una piedra de molino cayendo en el mar ilustra la violencia de la caída de la Gran Ramera. Esta misma expresión es usada en Lucas 17:2 cuando se habla de aquellos que hacen tropezar a los niños. Este otro texto dice que de los que son como niños es el reino de Dios y nadie que no se haga como un niño puede entrar en el reino. Los cristianos son como niños en esta ilustración y la venganza de Dios por hacerles daño es terrible.

Dios cumple su propia palabra de Romanos 12:19 al hacer justicia a los santos y a los profetas, no debemos vengarnos por nada, sino es Dios quien toma venganza a su debido momento.

Dios toma la persecución de su pueblo como una ofensa personal. De la misma forma que un buen padre toma como ofensa que alguien persiga y atormente a sus hijos. Dios mismo nos defiende y toma venganza por nosotros.

En cuanto a las hechicerías que el texto menciona, debemos entender que el islam en su conjunto es todo un sistema de ocultismo.

Anuncios

Los acontecimientos descritos en estos capítulos están próximos a ocurrir, los cristianos cada vez vamos a tener que tratar más textos escatológicos. En nuestras manos está advertir con ellos a aquellos que no conocen de Dios y difundir estos conocimientos dentro de las iglesias.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Estudios Biblicos

Acerca Pastor Hernández

José R. Hernández; educación cristiana: Maestría en Teología. El Pastor Hernández y su esposa son ciudadanos de los Estados Unidos de América.

También Revise

Estudios Biblicos - ¿Es la consciencia un guía seguro?

¿Es la consciencia un guía seguro?

Estudios Biblicos - La consciencia es como el tablero de control de nuestra vida. Nos indica si llevamos nuestra vida a demasiada velocidad; nos dice si...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *