Inicio / Estudios Biblicos / Política y Ocultismo: Cuando los gobernantes atan a sus naciones

Política y Ocultismo: Cuando los gobernantes atan a sus naciones

Estudios Biblicos – Predicas Cristianas

Descubra, con fundamento bíblico, de qué manera perjudica a una Nación, provincia o ciudad, los pactos y ceremonias ocultistas realizadas por sus gobernantes.

El hombre se quita cuidadosamente el traje sastre, desanuda la corbata, la dobla cuidadosamente y coloca sobre una mesa de madera rústica. En la distancia se escucha el canto de los pájaros y un fuerte olor a incienso invade la estancia. Un murmullo de voces acompasa el ambiente mientras que un flash, de una cámara fotográfica, ilumina el espacio en una fracción de segundos que parecen una eternidad.

Un día cualquiera, en un lugar distante, muy alto en las montañas por donde sale el sol en las mañanas todavía adormilado, anunciando el nuevo día.

Anuncios

No es que nuestro personaje—muy importante como lo denota su vestido de marca, traído de Francia—se vaya a preparar para un descanso ni que se apreste a presidir una reunión con su equipo de asesores de alta gerencia. No. Es un ritual indígena al que se somete el protagonista (póngale el nombre que quiera y ubíquelo geográficamente donde le parezca más conveniente).

El chamán, con aire de solemnidad, se acerca para ofrecerle una pócima. El mandatario la bebe lentamente, percibiendo el amargo de las yerbas y, muy lejano en su percepción gustativa, el dulce de alguna planta amalgamada para hacer más fácil el consumo.

–Ahora repita conmigo…—le dice el sacerdote que preside aquella celebración con tintes indígenas y ocultistas.

Ambos, Presidente y oficiante, elevan su voz con frases que para algunos de los asistentes resultan incomprensibles, pero que revisten un profundo significado para los participantes asiduos.

Anuncios

En aquél momento, que resulta excéntrico para los políticos, curioso para los periodistas, muy noble para lectores y televidentes, pero trascendente para los chamanes y sacerdotes aborígenes, el mandatario somete su gobierno a la guía espiritual de dioses ancestrales… Y de paso, como cabeza de gobierno, entrega su territorio al dominio del mundo de las tinieblas…

¿Le resulta sorprendente? Pues todavía no ha leído lo suficiente para darse cuenta que este fenómeno está cobrando fuerza en América, como desde la antigüedad fue una práctica común entre reyes, monarcas y presidentes de países Europeos, orientales y asiáticos.

Presidentes latinoamericanos ligados a ceremonias rituales

Uno de los casos más recientes de mandatarios involucrados en ritos ceremoniales, es el de Juan Manuel Santos, Presidente de Colombia. El 7 de agosto de 2010, horas antes de posesionarse como debía—de acuerdo con la Constitución Política de Colombia—ante el Congreso de la República, recibió un bastón de mando de manos de las autoridades espirituales de los pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, en el norte del país.

La ceremonia se cumplió en Seyzhua, sitio sagrado de algunas comunidades indígenas. El ritual fue privado y estuvo a cargo de “mamos” (sacerdotes) de las etnias arhuaca, kogui y wiwa, que comparten junto a la kankuama la cadena montañosa con picos nevados de casi 6.000 metros sobre el nivel del mar, lo que la hace única en el mundo.

Anuncios

El mandatario recibió también dos “aseguranzas”, hilos de algodón que le fueron amarrados en las muñecas. Cumplía así una promesa que les hizo a los cabildos en caso de ganar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, en las que resultó electo con una de las votaciones más altas en la historia colombiana.

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, vistió traje típico –con gorro de cuatro puntas (chucú), poncho y un bastón de mando–durante la ceremonia ancestral que se realizó en Tiwanaku, el 21 de enero de 2010. Las prendas permanecieron durante dos noches en el templete de Kalasasaya, procurando que recibiera las fuerzas espirituales andinas. Los colores utilizados estaban orientados a deidades indígenas. El ritual estuvo a cargo del Consejo de Amautas.

Durante una reafirmación de su gobierno al frente del Ecuador ante deidades indígenas, el Presidente Rafael Correa participó en una ceremonia –el 9 de agosto de 2010—en la taitas y mamas le pidieron a la pachamama que encendiera en ”nuestros pueblos las llamas del amor y hagan lo mejor por nuestros pueblos”. Le acompañaron Evo Morales y la premio Nobel de la paz, Rigoberta Menchú, quienes recibieron también las bendiciones del ritual de limpieza realizado por los líderes indígenas.

Durante el ritual, Correa recibió un poncho de color rojo que representa la tierra ecuatoriana, un bastón de mando y un medallón con el escudo de la cruz de los pueblos indígenas, para que lo proteja en el camino.

El día que un gobernante la abrió las puertas a Satanás

Un caso patético de la crisis que produce el atar un país al mundo de las tinieblas, lo ofrece el ex sacerdote católico de la comunidad saleasiana, Jean Bertrand Aristide, quien ascendió al poder el l 7 de febrero de 2001–rompiendo una larga cadena de gobiernos dictatoriales– y fue derrocado el 29 de Febrero de 2004.

Si tenía tanta aprobación entre las clases populares, ¿qué llevó a su caída? El polémico mandatario emitió en el 2003 una resolución mediante la cual dio vía libre para que el vudú fuera inscrito en el Ministerio de Cultos, como práctica cultural aceptada. ¡Imagínese, le dio visto bueno y aprobación gubernamental a la adoración a Satanás!

Como se recordará el Vudú se compone de ritos en que se invocan espíritus e involucran sacrificios de animales, entonación de coros y adoración a santos católicos que los adeptos nombran con deidades africanas.

Anuncios

Más del 50 e los haitianos—es decir alrededor de 4 millones de personas—practican el Vudú. A cambio de un sacrificio y un pago económico, se pueden obtener “milagros” de los demonios. En particular acuden a un panteón de 401 espíritus que denominan de “Lwa”. De acuerdo con la tradición, el alma o espíritu de una persona reside en un mundo subterráneo acuoso con el “Príncipe de la muerte” antes de reencarnar, mientras que los zombies quedan atrapados en un lugar indeterminado y no pueden corporizarse en otra vida. El santuario principal, en Haití, queda en el pueblo rural de Daborne

Haití es el país más pobre del Caribe y arrastra una profunda crisis en todos los órdenes: político, económicos, históricos, sociales, intelectuales y hasta científicos. Este país que se encuentra en la isla La Española, comparte territorio con República Dominicana. Lo sorprendente es que los dominicanos no han sufrido históricamente las mismas consecuencias que los haitianos a pesar de estar en la misma zona y verse, por supuesto, afectados por la falla geológica de Enriquillo, que es sismológicamente activa.

Su ruina y tragedia, sin duda están ligadas a las prácticas ocultistas que los caracterizan. Es así como literalmente Puerto Príncipe se vio sacudido en sus cimientos el 18 de octubre de 1751 y el 3 de junio de 1770. Posteriormente, en 1887, 1904 y 1946 la nación se ha visto estremecida por terremotos por encima de los 5 grados en la escala de Richter. ¿La causa? Su devoción al ocultismo, con la anuencia de quienes por siglos han ejercido el poder.

Países enteros sometidos a las tinieblas

Acerca Fernando Alexis Jiménez

Fernando Alexis Jiménez es periodista, profesión que ha ejercido por más de treinta años en radio y prensa de su país. Cursó su formación eclesial en el Seminario Bíblico Alianza de Colombia, en donde recibió la Licenciatura en Teología. Ha realizado otros estudios, a nivel superior, relacionados con la Comunicación Social y Ciencias Religiosas. Junto con su esposa, Lucero, son fundadores de la Iglesia Misión Edificando Familias Sólidas (Colombia).

Revise también

Nuestra relación con Dios y nuestras madres y esposas

Valores que fortalecen la Familia

Estudios Biblicos... La familia cristiana.. Somos una sociedad carente de valores morales y espirituales. Y  los  valores  son inculcados primeramente en..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *