Para seguir a Cristo

Estudios Biblicos Texto Biblico:Entonces también dijo otro: te seguiré, Señor; pero déjame que me despida primero de los que están en mi casa. Y Jesús le dijo: ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de DiosLucas 9:61-62

Introducción

Cuando hemos escuchado acerca de Jesús creemos que lo hemos conocido. Pero aprender historia, escuchar acerca de Él y de la biblia no nos hace conocedores del Señor, es necesario tener una relación personal con Jesús para llegar a conocerle realmente. Muchos pueden decir que conocen al Señor pero nunca tener una relación verdadera con Jesús. 

Es de tener cuidado y considerar lo que una persona necesita para convertirse en un verdadero discípulo de Cristo. Hay que ser cuidadosos y considerar si realmente podemos cumplir con los requerimientos del ministerio, de la vida consagrada a Dios. De algo podemos estar seguros y es que vale la pena, pero no todos tienen la fuerza necesaria para ser un seguidor consagrado.

Durante su ministerio en esta tierra muchos quisieron seguir a Jesús, pero bajo sus condiciones. El Señor aceptó como discípulos suyos a aquellos que realmente estaban dispuestos a dejarlo todo por causa de Él. Muchos se acercaban a Jesús pidiéndole servirle, pero cuando Él les explicaba lo que significaba servirle muchos se retiraron.

1. Consideraciones para seguirle (Lucas 9:57-58)

Muchos se acercaban al Señor pidiéndole sumarse a la causa de Cristo, pidiéndole ser parte de ese grupo de personas que le seguía a todas partes, que siempre estaban con Él. Seguramente cuando Jesús llegaba a un lugar y predicaba el mensaje de Dios muchos se sumaban a estas personas que le seguían. Estos seguidores dejaban su vivienda y andaban con Jesús por todas partes. 

Pero algunos de los que querían seguir al Señor querían, en cierto modo, modificar  ese servicio según ellos consideraban, para de esta forma, servirle con comodidad imponiendo sus reglas. Pero con Dios no hay opción, Él pone las condiciones y nos deja la opción de escoger si lo tomamos o lo dejamos.

a) Palabras apresuradas

En este pasaje de Lucas encontramos a tres personas que quería seguir a Jesús, pero ninguna de ellas lo hizo por las razones correctas ni aceptaron las condiciones del Señor. El primero de ellos realiza una declaración espontánea y declara ante el Señor que le seguirá a donde quiera que Él vaya.

Estas palabras sonaron como declaraciones apresuradas de una persona que solamente fue guiada por emociones, por lo que pudo haber percibido del Señor, fue guiado por sus sentidos. Pero Dios busca aquellas personas que son guiadas por todo su ser, personas que son guiadas por el amor, también por la mente, pero principalmente que son guiadas por su Espíritu.

b. Inseguridad material

La respuesta de Jesús ante este ofrecimiento tampoco se hizo esperar. El Señor le responde que le esperará una vida de austeridad, en cierto modo de soledad, ser un peregrino. El Señor le dio una dosis de realidad a las emociones de este seguidor. En la biblia leemos como personas como Abraham dejaron todo por seguir a Dios. Por supuesto que Dios no los dejó desamparados, pero fue necesario que dieran ese paso de fe para servir a Dios.

También Jesús nos dice cómo son las personas que son guiados por el Espíritu, nos dice que son como el viento, nadie sabe de dónde viene ni a dónde va. Los profetas también eran de esta manera, eran vistos como personas que eran llevados por aquí y por allá según Dios les guiaba.

Así son los seguidores de Jesús, son guiados por el Señor en todas las cosas. Ya no hacen lo que quieren, sino lo que el Señor ordena. Seguir al Dios lleva un sacrificio personal que al final de los tiempos tendrá su recompensa.

2. Jesús es primero (Lucas 9:59-60)

Luego de que el primer seguidor hiciera esta pronta declaración de querer seguir al Señor, el mismo Señor Jesús hace un llamado a otra persona. Este es el llamado a seguirle. Ese mismo llamado nos sigue haciendo el Señor y algunos obedecen sin importar las consecuencias. Algunos siguen resistiendo pues tienen otras cosas que hacer. Pero algunos aceptan el llamado, reconocen que seguir a Dios es mejor que cualquier cosa.

a. El llamado

Jesús dijo que muchos son llamados, pero pocos los escogidos. El Señor nos llama, pero hay quienes ponen algún tipo de excusa antes de servir a Dios. Como este personaje que pide primero enterrar a su padre. Parece una petición justa, pero según los estudiosos, el padre de este joven probablemente no estaba muerto, sino que pedía que primero su padre debía morir y luego seguirle.

No podemos de ningún modo condicionar a Dios. No debemos esperar a que nuestros planes se completen para servirle. Sus planes son perfectos y es mejor seguir con su voluntad que estar en la nuestra. 

b. Pocos obreros

Jesús nos indicó que los campos son muchos, pero los obreros pocos, por lo tanto debemos pedir a Dios Para que envíe obreros. Jesús llamó a este seguidor, pero él tenía cosas que hacer antes de aceptar el llamado. La respuesta de Jesús fue que debería dejar que los muertos espirituales enterraran a los muertos físicos. Pero le mencionó que él debía ir y predicar el reino de Dios.

Acerca Mauricio Alvarez

Siervo de Jesucristo desde 1,999, amante de la palabra de Dios. El Señor me ha concedido servir con jóvenes y posteriormente con Escuela Dominical. Predicador de un Dios vivo a quien damos toda la gloria.

También Revise

Los Cuadros de Jesús - Parte I .. Estudio Biblico

Los Cuadros de Jesús – Parte VI

Jesús, el buen pastor. La metáfora del redil es una de las más hermosas en la literatura bíblica. Desde la misma antigüedad, Dios trató a su pueblo como ovejas

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.