La creatividad de Dios

Pero debemos estar conscientes que Dios ha dejado ciertas reglas que no podemos violar al momento de crear algo. Por ejemplo no podemos crear algo que lastime a los demás, pues Dios nos dice no matarás. En su lugar Dios nos dice que debemos tratar a los demás como quisiéramos ser tratados.

Por lo tanto es necesario conocer la palabra de Dios para aprender del poder creativo del Señor, que somos creados a su imagen y tenemos esa capacidad creativa, pero que debemos regirnos por las leyes de Dios al momento de crear algo nuevo.

Dios también nos da talentos para hacer las cosas. Un ejemplo de ellos es lo que dice en Éxodo 31:1-6, aquí nos indica que Dios es quien da esa capacidad, inteligencia, conocimiento para hacer determinadas cosas. Por eso es que hemos conocido a muchas personas que han sido, por ejemplo, buenos para pintar, para crear música, etc. Por esa capacidad que Dios nos ha dado de ser creativos.

4) Cada cosa tiene su propósito

Dios puso a Adán en el huerto de Edén, le dio el Señor toda libertad para cuidarlo, para nombrar las cosas, para cultivar el huerto. Dios nos da libertad para hacer las cosas, para crear, para modificar, para que esa creatividad que tenemos de Dios sea puesta en práctica y podamos dar soluciones, modificar las cosas y verlas a la luz de Dios.

Pero cada cosa tiene un propósito, Dios quería compartir esa creación que había hecho con alguien que pudiera ser un administrador de ella y con alguien que pudiera contemplarla. Dios quería que le dieramos la gloria a Él por todo lo que había hecho.

La creación misma fue el sustento del ser humano, el huerto le permitía a Adán la comida, el agua, el sol y todo lo que necesitaba para poder vivir en medio del huerto. Entonces la creación nos permite continuar con esa vida que Dios nos ha dado.

Por eso debemos crear cosas nuevas, novedosas y diferentes apegados a las leyes de Dios y que cumplan con ese propósito de ayudarnos a vivir de una mejor manera. Si creamos una pieza musical nueva esta debe ser agradable al oído. Si somos farmacéuticos y buscamos nuevas medicinas para las dolencias, estas deben cumplir con la ética divina. Y esos dones que hemos recibido de Dios primeramente debemos darle a Él toda la gloria, deben ser de beneficio para la humanidad y nunca de perjuicio. Cada cosa debe cumplir con su propósito.

Conclusión

Si queremos ser creativos, imaginativos, creadores, debemos acudir a la fuente de todo ello, a Dios. En Él tenemos el ejemplo mayor de creatividad, pues pudo hacer todo lo que conocemos. Y no solo las cosas grandes, sino el detalle más pequeño ha sido pensado por Dios y le dio la forma. Nos sorprendemos con esos detalles tan perfectos que Dios pudo crear. 

Dios nos creó también con esa capacidad de ser creativos y dar forma a las cosas para hacer algo novedoso. Esta capacidad la hemos recibido del Señor y a Él debemos darle toda la gloria. Hemos sido creados entonces para ser creativos. Pero esa creatividad debe estar limitada únicamente por Dios.

Debemos tener esa mente de niño, donde las cosas imposibles son pocas pues nuestros padres nos dan lo que necesitamos. Así debemos ser con Dios, Él es nuestro Padre y nos cuida. Sin embargo Dios no nos dará cosas que hagan daño, que perjudique a otros. Por eso ese poder creativo está limitado por esos valores de Dios. 

No significa esto que el poder de Dios tenga límites, no los tiene, sino que Dios ha establecido leyes eternas que no podemos traspasar o tendremos consecuencias para nosotros. No podemos pecar contra Dios sin tener el castigo que merecemos, entonces todo lo que Dios nos permita crear debe estar acorde a su palabra. 

Demos rienda suelta a nuestra imaginación y en lo que Dios nos permita desarrollarnos hagámoslo dándole a Él toda la gloria. Los límites mentales que hemos recibido del mundo no tienen cabida en la mente de Dios, debemos ser limitados por Dios en lo referente al bien y el mal. En cuanto a poder, Dios no tiene límites, por lo tanto podemos ser grandemente creativos en Él.

© Mauricio Alvarez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Estudios Biblicos

Acerca Mauricio Alvarez

Siervo de Jesucristo desde 1,999, amante de la palabra de Dios. El Señor me ha concedido servir con jóvenes y posteriormente con Escuela Dominical. Predicador de un Dios vivo a quien damos toda la gloria.

También Revise

Estudios Biblicos.. Epístola a los Hebreos

Epístola a los Hebreos – Parte VIII

Estudios Bíblicos. El mediador de un Nuevo Pacto; conclusión a tan fascinante tema, lo comienza acá diciéndonos, que Jesucristo, nuestro gran sumo sacerdote ..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *