Principales discursos de Jesús.. Parte I

Estudios Biblicos

Estudio Bíblico Texto Bíblico:Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a Él sus discípulos. Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo… Mateo 5:1-2

Introducción

Las predicaciones de Jesucristo durante su ministerio en la tierra no las conocemos todas, en el libro de Juan encontramos un versículo donde se nos indica que muchas cosas más hizo el Señor, pero no están escritas o no cabrían en los libros. Pero los pasajes bíblicos que conocemos son suficientes para mostrarnos el poder y amor de Dios sobre la humanidad entera. 

Principalmente en el libro de Mateo encontramos cinco grandes discursos del Señor. No son los únicos, pero son los que tienen mayor relevancia en la escritura y son los más conocidos por todos. Estas palabras que han llegado a nosotros gracias a la palabra inspirada por Dios es la que nos alimenta el espíritu y nos permite conocer de mejor manera el corazón del Señor y su voluntad para nosotros. 

Anuncios

Dice su palabra que “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” (2 Timoteo 3:16-17). Es importante para nuestra vida el conocer la palabra de Dios, el alimentarnos de ella para que crezcamos espiritualmente hasta llegar a la estatura de ese hombre de Dios perfecto y preparado para hacer su obra.

1) El sermón del monte (Mateo 5-7)

Este es el discurso más largo y el más famoso de Jesús. En el primero de los evangelios se presenta este discurso que abarca muchos temas de la nueva vida que Dios desea en el ser humano y mucho se puede decir sobre el.

Aquí la motivación de Jesús para dar estas enseñanzas fue la multitud que se había reunido para escucharlo. Él había comenzado a predicar (Marcos 1:14-15) y a sanar a los enfermos (Mateo 4:23), su fama se había extendido, por eso la gente comenzó a seguirle pues predicaba con autoridad. 

Ahora Jesús se encuentra ante una multitud y decide dar un mensaje para todos para que comprendan que Dios busca los corazones, que Dios quiere una nueva vida, que hay un camino diferente para hacer las cosas, el camino de Dios.

Anuncios

a) Las bienaventuranzas (Mateo 5:1-12)

Las bienaventuranzas son una serie de nueve declaraciones de Jesús que nos enseñan que Dios nos bendice cuando le obedecemos. De estas nueve bienaventuranzas en el libro de Mateo se repiten cuatro en el libro de Lucas (Lucas 6:20-22) pero en el libro de Lucas encontramos que después de estas bienaventuranzas o bendiciones de Dios hay una serie de cuatro advertencias, o ayes, que Jesús nos da si no consideramos a Dios en nuestra vida.

Jesús conoce a cada persona, seguramente en esa ocasión la mayoría de personas que escuchaban el mensaje eran enfermos, pobres y necesitados. Al escuchar estas palabras debieron haberse llenado de gozo al saber que lo que habían aprendido de los religiosos, lo difícil que hacían acercarse a Dios no era como habían aprendido, sino que había un mejor camino, que era posible para ellos acercarse a Dios y recibir de Él las bendiciones.

b) Metáforas de la sal y la luz (Mateo 5:13-16)

En los siguientes cuatro versículos luego de las bienaventuranzas encontramos dos comparaciones que el Señor hace de sus seguidores. El Señor nos compara con la sal, pues esta es usada para sazonar las comidas, y sin ella no tendrían el sabor que se busca. Pero las palabras de Jesús fueron que la sal es útil, pero si pierde su sabor no sirve para nada. Es por eso que debemos ser útiles en su obra, para sazonar este mundo, no debemos perder ese talento que nos ha sido dado por el Señor.

También nos compara el Señor con la luz, que debe alumbrar a los demás. Jesús quiere que seamos sus testigos fieles, pero el propósito de alumbrar a los demás se deja ver en el versículo dieciséis “para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”. El fin entonces de ser sal y ser luz es buscar la gloria de Dios.

c) Jesús y la ley (Mateo 5:17-48)

Algunos conocen este pasaje como la antítesis de la ley, pero Jesús indicó que no vino para abrogar la ley, sino para cumplirla (Mateo 5:17) pero deja ver que existe una justicia mayor que la religión como la conocían en aquel tiempo (versículo 20). Jesús lo que hace es expandir esta ley, completando lo que fue dicho por los antepasados. 

Anuncios

Estos temas en los que Jesús profundiza se encuentran en los siguientes versículos:

i) Jesús y la ira (Mateo 5:21-26)

Jesús va más allá que el cumplimiento literal de normas impuestas. Por ejemplo en el mandamiento de no matarás, Jesús indica que tan solo con enojarse contra el hermano es culpable de juicio. Jesús busca entonces que seamos perfectos en toda nuestra manera de vivir, que obedezcamos con el corazón y no siguiendo una serie de rituales por obligación.

ii) Jesús y el adulterio (Mateo 5:27-30)

De la misma manera que con la ira, Jesús expande el mandamiento y condena no solo el acto mismo del adulterio, sino que los pensamientos de pecado en cada uno. Nuevamente busca el Señor que seamos perfectos ante Dios.

Acerca Mauricio Alvarez

Siervo de Jesucristo desde 1,999, amante de la palabra de Dios. El Señor me ha concedido servir con jóvenes y posteriormente con Escuela Dominical. Predicador de un Dios vivo a quien damos toda la gloria.

También Revise

Bosquejos Biblicos.. Los veinticuatro ancianos

Estudio del libro de Apocalipsis, Parte VII

En esta parte del estudio, nos vamos a enfocar específicamente en la iglesia de Éfeso. Ésta presenta cualidades muy similares a la iglesia de este tiempo..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.